La oposición y sus raras posturas en el presupuesto.

Rio Grande 26/10/2022.- Anoche finalmente se aprobó el presupuesto nacional, con agregados y cambios, pero el más notorio fue que la oposición logro que los jueces no paguen ganancias, evitando de esta manera un ingreso a las arcas nacionales de 237.850 millones de pesos, una vergüenza. Los mismos que querían borrar de un plumazo la Ley 19640 mantienen los privilegios de una justicia impresentable.

Indignados, bastardeados, burlados y hartos de ver que son todos los mismo, asistimos anoche a un supuesto debate donde en realidad estaban todos de acuerdo, para tratarnos de mantenidos, armadores, y demás destrato por parte de la oposición al gobierno nacional, para que después terminaran evitando que los más de 700 jueces del pais paguen impuesto a las ganancias como si lo pagan millones de personas en todo el pais.

Esto no hace más que confirmar por qué gran parte del pais ya no quiere ni a Macri, ni a Cristina en 2023, porque es claro que no va a haber cambios de ningún tipo, en ningún área, en tanto y en cuanto este tipo de actitudes desaparezcan, en tanto no se recorte el gasto político, y dejemos de mantener con nuestros impuestos a ciertos sectores privilegiados, muy privilegiados que ganan fortunas, ampliando la grieta entre los sectores más vulnerables y los que se la llevan toda sin rendirle cuentas a nadie.

“No vamos a permitir que el Presupuesto sea usado como una herramienta de diciplinamiento del Poder Judicial. Defendemos la legalidad y por eso nos oponemos a que este debate se de en la ley de presupuesto. Lo hacemos con la autoridad moral de haber sancionado, durante el gobierno del Presidente Macri, una ley para que los jueces comiencen a tributar ganancias”, había planteado ayer el PRO al inicio del debate a través de un comunicado.

No hay que agregar mucho más a esto, solo que estos mismos diputados intentaron desde la Coalición Cívica que forma parte del Juntos por el Cambio, drogar el Regimen de Promoción Industrial y Económico con la excusa del gasto de 0,36% del PBI, sin tener en cuenta nada más que lo recaudatorio.

La verdad es indignante, es una tomada de pelo decir que cobrarles a los jueces impuesto a las ganancias es una medida de diciplinamiento, cuando el propio oficialismo ha intentado manejar el Concejo de la Magistratura e imponer una Corte Suprema con 15 jueces.

Esto es otro acuerdo entre gallos y medianoche, más aún cuando en el mismo presupuesto se le va a agregar otro presupuesto a los ciudadanos de a pie para poder subirse a un avión, tanto sea hacia el exterior o en vuelos de cabotaje.

Es tan vergonzoso y descarado como estar en campaña con 42% de pobreza, 5 millones de niños y adolescentes en estado de indigencia y 11 millones de pobres. Todo esto que leemos día tras día no hace más que confirmar porque el malestar social es tan notable, porque ya nadie aguanta más, porque la inflación es de 7% mensual, porque todo aumentó antes de poner en marcha el programa ahora 30, porque un sistema de corrupción que viene desde siempre y porque es un ida y vuelta de favores entre candidatos y aportantes a las campañas desde el regreso de la democracia que cada vez se descuida más.

Es obvio que las cosas no van a cambiar, ni con este gobierno, ni con el que venga, donde los más castigados seguirán siendo que trabajan todos los días y por más que nos prometan el oro y el moro, en mi caso particular, cada vez me cuesta más creer en todos y cada uno de los que se postulan a la presidencia de este pais. Y esta sensación es la de muchos que ven que lo único que no se modifica es el ingreso de los políticos, los jueces, funcionarios, y sectores de privilegio como pasó con el Sindicato de Camioneros, lean el presupuesto.

Finalmente, y no es menor que el oficialismo haya tenido que retirar el articulo mediante el cual pretendía hacerse del manejo total del sistema de retenciones, o de superpoderes para el Ministro de Economía, Sergio Massa lo que hubiera sido también un avance notable sobre el poder judicial que no es lo mismo que pedirles que paguen un impuesto, no es más que eso, pero para algunos todo sirve para mantener el privilegio de permanecer.

De la cantidad de ñoquis confirmados en cajas como Aerolíneas argentinas, ANSES, PAMI, Congreso, Biblioteca del Congreso, Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, municipios del conurbano y así podríamos seguir una semana, señalando por donde se habría podido recortar el gasto sin quitarle 15% a Educación, 135 mil millones o 11,6 % a Niñez y adolescencia, el sector más vulnerable del pais y el más vergonzante, para cualquier argentino que se precie de tal.

Los argentinos están muy hartos de todo esto, y cada vez se nota más, espero que quienes deben tenerlo en cuenta, se den cuenta de esto.

Armando Cabral

loading...