Estremecedora campaña: «La última foto» de personas que se suicidaron

Inglaterra 21/09/2022.- Se trata de una iniciativa londinense que la argentina Jess Browne impulsó desde Empesares, una organización que busca acompañar a quienes perdieron a seres queridos y promover debates sobre salud mental y prevención de suicidios. Ella la creó luego de que su hijo se quitara la vida.

Empesares “porque mi vida seguía a pesar de mis pesares” señala Jess Browne de 51 años, una argentina radicada en Londres, autora de esta iniciativa que comenzó luego de que su hijo se suicidara a los 28 años el 10 de abril de 2020.

“El suicidio de Nachi me partió el corazón al medio. En 11 meses perdí a mi mamá, a mi hijo mayor y a mi papá”, describe Jess en la web de Empesares. “En mayo del 2021 mi matrimonio terminó. Fueron meses brutales, pero acá estoy. De pie, con momentos de alegría cuando veo lo que está pasando con la historia de Nachi. Estamos logrando abrir una conversación que nadie quiere tener: suicidio, salud mental, duelo”, continúa.

Campaña Ultima foto de Empesares

“No puedo prometer mucho, pero sí nos comprometemos a que acá siempre van a encontrar mi mano tendida y mis letras ordenadas para ojalá ayudarlos a transitar el dolor con dignidad y con la certeza de que siempre hay salida, si pedimos ayuda”, anticipa.
Browne tiene además dos hijos más chicos que Nacho y gracias a ellos y a Empesares sigue adelante, aunque no falten los momentos de tristeza inevitables por haber perdido a su hijo.

Tanto las redes sociales como el blog son espacios donde poner sentimientos, emociones y procesos que pueden resonar en otras personas que atraviesan la misma experiencia. Escribirlos o leerlos puede resultar sanador o al menos puede significar una compañía en esa soledad brutal que impone el suicidio de alguien querido, de un hijo, una hermana, una madre. El dolor es una de las caras de ese tipo de pérdida, pero el enojo, la culpa, también se suman a las emociones en el proceso de duelo.

Campaña Ultima foto de Empesares

Siento que te fallé, estos días no estoy pudiendo con la culpa que me da no haber visto que estabas sufriendo tanto. Reviso cada charla, cada llamado, cada discusión, y no encuentro nada que me haya hecho imaginar tu increíble decisión. Quiero respuestas y como no estás para dármelas, me las invento: ¿Fue por haber tenido papás separados, o esta mamá tan torpe jugando a la casita? Porque quizá fui una irresponsable, queriendo con toda mi alma ser mamá cuando aún no había dejado de ser chiquita (…) ¿Que haya formado otra familia te hizo sentir ajeno y como eras tan noble no me lo dijiste? (…) Si me hubieses avisado, habría arreglado el mundo con tal de frenarte ese maldito día. Porque yo, Nachi, aún en mi peor día, no dudaba que te iba a tener tibio y vivo conmigo hasta el último momento de mi vida”, cuenta otro de los textos de Jess.

Campaña “La última foto”

Una ONG de Londres fue la creadora de la campaña “La última fofo” en la que se ve a quienes decidieron suicidarse con caras felices. Esta iniciativa busca romper con alguno de los mitos sobre el suicidio, hablar de salud mental y concientizar.

 

 

Empesares se sumó a la campaña con un video que incluye todas las “últimas fotos” que les enviaron. “ La idea es mostrar que no siempre es evidente por lo que esta pasando una persona en su vida personal”, detallan desde Empesares.

Suicidios: una cifra alarmante

“Según la Organización Mundial de la Salud, cada año en el mundo se quitan la vida entre 800 mil y un millón de personas”, le dijo a PERFIL Marcos Suffritti, jefe del Servicio de Salud Mental del Hospital Austral. En el último reporte global de la OMS en 2020 se registraron 703 mil casos.

Dos casos de intento de suicido despertaron la alerta: cómo detectar los síntomas y ayudar

Un informe científico publicado en la Revista Argentina de Salud Pública a principios de este año mostró la diferencia de la tasa de mortalidad por suicidio según el sexo: en hombres fue de 12,6 por cada 100 mil habitantes, mientras que entre mujeres bajó a 5,4 cada 100 mil.

Líneas de apoyo y ayuda:

Línea 135. Es el número del Centro de Atención al Suicida (CAS). Atiende 18 horas por día de manera anónima y voluntaria. La línea es gratis llamando desde CABA o Gran Buenos Aires; y los números (011) 52751135 o el 0800 3451435 funcionan para todo el país.

Salud Mental responde CABA. Para residentes de la ciudad de Buenos Aires. Los números son: 4863-8888/48615586/4123-3120 de lunes a viernes de 8 a 20 o los fines de semana 41233100 interno 3484.

SOS un Amigo Anónimo. Lo interesante de esta línea es que funciona de manera anónima por Skype. Todos los días de 10 a 19.

RB/fl

loading...