Economía y pandemia, dos problemas sin solución.

Rio Grande 23/10/2020.- La pandemia fue el primer problema a solucionar por el gobierno nacional, evidentemente no lo logró, porque después de 9 meses seguimos encerrados, con más de un millón de contagios y 27 mil muertos, y el segundo la economía, todas las promesas quedaron sin efecto con un dólar que hoy cerró a 194 pesos, un triste récord histórico.

Escuchar hablar a los fanáticos da pena, escuchar hablar a los funcionarios genera pánico, escuchar hablar a los economistas genera incertidumbre. Todas las promesas de campaña del actual gobierno se diluyeron en las dos últimas una semana, donde el dólar pasó de 100 a 194 peso al cierre de hoy.

El aumento fue de más de 144 %, la devaluación llega al 1400 % según el riesgo país, las empresas más importantes comenzaron un éxodo que ya arrastro a más de 15, entre ellas la de mayor capital de Latinoamérica, Mercado Libre, ayer fue Gustavo Grobocopatel quien decidió renunciar a la presidencia de su empresa y radicarse en Uruguay, una empresa radicada en Argentina desde 1910.

La causa del éxodo masivo de empresas, profesionales y vecinos comunes de todos los rincones del país, es el avance sobre la carga fiscal, la inseguridad, falta de reglas jurídicas claras, devaluación del peso, pérdida del salario, desempleo y aumento de la pobreza, esto es gente que paso de clase media a clase media baja y luego a pobre, indigente, cuando no en situación de calle, una realidad incontrastable que está a la vista de todo el mundo y que vemos a diario en las redes sociales cuando una familia vende todo y decide irse de este país a donde sea. Los destinos elegidos, España, Uruguay, Estados Unidos, o países de Medio Oriente.

La región es un caos y eso se refleja en la situación de Venezuela, Bolivia, Chile y la devastadora política económica de Argentina que ha generado números realmente preocupantes, emisión descontrolada de moneda sin respaldo, un billón y medio de pesos,  cierre de importaciones, dificultades para exportar, reservas agotadas del Banco Central,  cepo al dólar, toma de tierras, liberación de ex funcionarios procesados, patrullaje cibernético con un nombre oscuro como NODIO, un sistema de control de los medios de comunicación ideado por el impresentable Parrilli, cadete de Cristina Fernández de Kirchner y que va por lo que los fanáticos llaman medios hegemónicos, como el Grupo Clarín, La Nación, y todos aquellos que no le sean funcionales al gobierno nacional.

Todas medidas de una argentina feudal, medieval, atrasada, sin socios políticos creíbles, que es mirada con desconfianza por el mundo, que no logra inversiones de ningún tipo, que sigue prometiendo cosas que no puede cumplir y autoridades que deben permanecer en silencio porque ya saben que han logrado convertirse en el peor gobierno de los últimos 50 años.

Como si nada de lo dicho fuera suficiente, muchos argentinos están retirando sus ahorros de los bancos porque hay cero credibilidad en cuanto a una devaluación o un corralito al mejor estilo 2001, después que el presidente dijera que no se iban a tocar los depósitos. El que se quema con leche, ve una vaca y sale corriendo, en este caso a los bancos a rescatar ahorros.

La frutilla de la torta el ataque permanente de los socios del gobierno a quienes no profesan sus ideas, provocativos, vulgares, descontrolados, sin límites, un destrato innecesario que llevó a que el presidente caiga en las encuestas de imagen en 17 provincias. La política sanitaria no le va en saga, más de un millón de contagios, más de 27 mil fallecidos, enfermeros reclamando recomposiciones salariales, médicos agotados, falta de testeos, atraso en los resultados y la sospecha de números dibujados que no están diciendo la verdad sobre la situación.

Argentina es un caos, no hay otra palabra para definir una situación donde no hay un solo dato positivos, desde el avasallamiento de derechos, hasta el cierre de la escuela de la Base Esperanza en la Antártida, toma de tierras en distintos puntos del país apoyada por el gobierno, una justicia adicta y cada vez menos derechos para los ciudadanos.

Pueden agregar el adjetivo descalificativo que se les ocurra, pero la realidad es la única verdad.

Armando Cabral

loading...

Etiquetas: ,