Crimen en Brasil: un testigo asegura que puede reconocer a los acusados

Se trata del propietario de una posada en Ferrugem que, junto a otras personas, intentó detener a los presuntos autores del homicidio de Ariel Malvino cuando escapaban

El dueño de una posada de Ferrugem que habría intentado detener mientras escapaban a los jóvenes correntinos sospechados de matar a Ariel Malvino, en la madrugada del pasado 19 de enero, manifestó que estaría en condiciones de reconocer a los acusados.

El testigo Guillermo Rosa aseguró esta mañana en una entrevista emitida en Radio Sudamericana de Corrientes que hay varias personas que también podrían testificar e identificar a los agresores, aunque aclaró que él no presenció directamente lo ocurrido.

El hombre relató que en el momento de la agresión había otros individuos junto a él. Y dijo que entre todos lograron retener por algunos minutos a tres de los jóvenes sospechados del crimen mientras intentaban escapar.

“Primero pensamos que estaban jugando, pero cuando llegaron a una esquina que no tiene salida, escuchamos gritos: `Al suelo, al suelo, han matado a un chico, voy a llamar a la policía”, describió Rosa.

Eran poco más de seis de la madrugada. A Malvino ya lo habían golpeado y le habían tirado encima la piedra que lo mató. Tres jóvenes, según el nuevo relato, corrían escapando del lugar. Detrás, un ciudadano brasileño los perseguía en un intento por atraparlos.

Uno de los jóvenes saltó a una casa vecina y desapareció. Los otros dos, según Rosa, “parecían tener miedo” y se sentaron en el piso. Un rato más tarde pasó otro grupo de chicos preguntando por un tal “Eduardo”.

“¿Dónde está Eduardo?”, asegura Rosa que gritaron los jóvenes. “Eduardo”, según el relato, sería uno de los tres jóvenes, el que había logrado escapar saltando a una casa vecina. “Eduardo”, sospecha la policía brasileña, sería uno de los hermanos Braun Billinghurst señalados de golpear a Malvino.

El nuevo testigo detalló que entonces pasó un coche, los dos jóvenes que mantenían retenidos lograron librarse y se fugaron en el vehículo junto al grupo. Finalmente, Rosa resaltó que está en condiciones de reconocer a los dos chicos que retuvieron. Y enfatizó: “Todos coinciden en que fue un tal Eduardo quien arrojó la piedra”.

“No todos tiraron la piedra ni todos pegaron la trompada que hizo caer a Ariel al piso”, había subrayado Fabio Fernández de Oliveira Lyrio, el fiscal brasileño a cargo del caso. No quiso dar nombres de forma oficial, pero el funcionario judicial deslizó que los más complicados serían Eduardo (21) y Lautaro Braun Billinghurst (25).

Los otros cinco, según confió en exclusiva a Clarín el abogado patrocinante de la Familia Malvino, Juan Carlos García Dietze, serían: Germán Braillard Poccard, sobrino del ex gobernador correntino; Horacio Antonio Pozo (23), hijo del subsecretario de Turismo de la provincia; Andrés Hernán Gallino (25); Francisco Méndez y Gonzalo Marasco.

(Fuente: Télam)

loading...