Los escenarios complejos del interior

De las 23 provincias y la ciudad de Buenos Aires, donde hoy se votará para elegir legisladores nacionales, hay cinco distritos que presentan un escenario electoral complejo, en el que los resultados de los comicios definirán mucho más que los representantes para el Congreso.

Este «selecto» grupo lo integran Tierra del Fuego, La Rioja, Neuquén, Misiones y Córdoba.

En esos distritos, a las disputas políticas locales se agregan ingredientes especiales, como la intervención decidida del presidente Néstor Kirchner para influir en favor -o en contra- de alguno de los postulantes, la disputa de varios candidatos por el respaldo de la Casa Rosada y, en Tierra del Fuego, la posibilidad de la estabilización política.

El panorama político electoral en cada una de ellas es el siguiente:

La Rioja: el presidente Kirchner juega todas sus fichas para terminar con el poder político de Carlos Menem.

Para retener influencia en la provincia que Menem gobernó tres veces y para volver a los primeros planos de la política nacional, el ex mandatario peleará por un lugar en el Senado nacional. Será el candidato oficial del PJ. El kirchnerismo decidió enfrentarlo con todo: el postulante a senador del Partido de la Victoria será el gobernador Angel Maza.

«Esta elección es Menem o Kirchner», repite el ex presidente. Desde la Casa Rosada no le esquivan a este enfrentamiento. Para reforzar esa idea, Kirchner viajó el miércoles pasado a la provincia y, en un acto multitudinario, cerró la campaña de Maza. Se votará para renovar tres senadores nacionales, dos diputados nacionales y 14 legisladores provinciales.

Neuquén: en la provincia gobernada por el Movimiento Popular Neuquino (MPN) está en juego el proyecto del gobernador Jorge Sobisch, que ya lanzó su candidatura presidencial para 2007. Cercano a Menem, Sobisch es un claro enemigo de la Casa Rosada. Para diezmar su poder, el kirchnerismo construyó el Frente Cívico para la Victoria, una coalición de peronistas, radicales y disidentes del MPN. «Es una experiencia exitosa de transversalidad», dijo el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, cuando viajó a la provincia para la construcción del frente.

Consciente de las intenciones de la Casa Rosada, Sobisch decidió ponerle el cuerpo al comicio: encabezará la lista de candidatos para la convención constituyente que deberá reformar la Constitución provincial. Se elegirán tres diputados nacionales, 35 convencionales constituyentes y nueve concejales.

Misiones: es una de las provincias en las que los candidatos se disputan el respaldo de la Casa Rosada. En rigor, el Presidente está detrás del Frente para la Victoria, que lidera el gobernador Carlos Rovira, un peronista disidente en el plano local.

Pero, desde el PJ, no se resignan a aparecer como opositores a Kirchner. Tras vencer en la elección interna a Ramón Puerta, uno de los enemigos del Presidente, Luis Viana hizo lo posible para acercarse a la Casa Rosada.

En el kirchnerismo, piensan que las dos listas le aportarán «brazos» en el Congreso. En Misiones se vota para elegir tres senadores nacionales, tres diputados nacionales, 20 diputados provinciales y 22 concejales.

Córdoba: es uno de los casos más notorios de la doble apuesta oficialista. El Frente Unión por Córdoba -liderado por el PJ, que responde al gobernador José de la Sota- desplegó avisos con la imagen del Presidente junto al gobernador y los candidatos.

En la vereda opuesta, el intendente de la capital provincial, Luis Juez, construyó un frente cuyos candidatos respaldarán a Kirchner en el Congreso. Se eligen nueve diputados nacionales.

Tierra del Fuego: la provincia vive la peor crisis política de su historia, tras la suspensión del gobernador Jorge Colazo, por parte de la Legislatura. Los resultados de los comicios, en los que la UCR y el PJ se atribuyen el respaldo de Kirchner, delinearán el nuevo escenario político sobre el que deberá estabilizarse el poder provincial. Se eligen dos diputados nacionales.

loading...