La irresistible tentación argentina

Los resultados de la balanza de pagos confirmaron que hay un proceso de entrada de divisas para inversiones en la economía real, pero también una salida de recursos para pagarle al FMI.La inversión extranjera directa creció hasta casi 2500 millones de dólares entre abril y junio.

Las perspectivas de buenos negocios que ofrece la economía argentina dieron lugar a una fuerte entrada de capitales. En el segundo trimestre llegaron al país 2492 millones de dólares, según destacó el Indec en su último informe sobre la evolución de la balanza de pagos. Ese dinero corresponde exclusivamente a inversión extranjera directa. Es decir, no se cuentan las inversiones en activos financieros. En cuanto al comportamiento de los argentinos, no se registraron salidas significativas, lo cual confirma la tendencia que se fue delineando a partir de fines de 2004.
El informe oficial ratifica que el Gobierno mantiene bajo control uno de los pilares macroeconómicos que históricamente trajo problemas a la Argentina. En este período, la entrada de divisas supera a la salida. El saldo de la cuenta corriente arrojó un superávit de 1785 millones de dólares entre abril y junio pasados. La cifra es casi igual a la del segundo trimestre de 2004, cuando se logró un excedente de 1772 millones. El dato es positivo, pero el Indec hizo algunas observaciones que deben ser tomadas en cuenta.
En primer lugar, el organismo señaló que el superávit del trimestre estuvo explicado en buena medida por los efectos del canje de deuda. Esa operación bajó significativamente los débitos por intereses. “Esta reducción –indicó el Indec– se estima en aproximadamente 1000 millones de dólares por trimestre.” En segundo término, los técnicos advirtieron que si se despeja el impacto de la reestructuración de la deuda se aprecia que “sigue presente la tendencia de reducción del superávit de cuenta corriente”. Y esto es resultado de “la moderada disminución” del superávit comercial y del aumento de los pagos de utilidades a las casas matrices por parte de las empresas extranjeras radicadas en la Argentina.
Otro dato a tener en cuenta respecto del ingreso de divisas por inversión extranjera directa es que unos 1025 millones de dólares (sobre un total de 2492 millones) corresponden a la compra de la cementera Loma Negra por parte del grupo brasileño Camargo Correa.
El resultado global del semestre de la cuenta corriente muestra un superávit de 1797 millones de dólares, bastante inferior a los 2252 millones de igual lapso del año anterior. Esto se debe a que recién a fines del primer trimestre terminó el canje de deuda, pero sus efectos se apreciaron en el segundo.
En cuanto a la evolución del sector público, durante el segundo trimestre se registró un déficit de 1387 millones de dólares en la relación con el Fondo Monetario y los demás organismo financieros. Se hicieron pagos de capital de la deuda por 1668 millones y se recibieron desembolsos (del BID y el Banco Mundial) por 558 millones, de lo que resulta un déficit de 1110 millones. Cuando se suman los pagos por intereses, se llega a los 1387 millones. En el semestre, la cifra neta se estira a 2896 millones, contra 3477 de igual lapso de 2004. Finalmente, el Indec señaló que la deuda externa fue al término de la mitad del año de 118.663 millones de dólares. Sin embargo, Economía informó esta semana que los últimos datos muestran una deuda de 126.466 millones.

loading...