"Con Carrió se hace muy difícil construir o entablar un diálogo"

El dirigente socialista evaluó que la líder del ARI hizo una pobre elección el domingo. Asumió coincidencias con el Gobierno, pero dijo que al Congreso le falta independencia.

—Quedó como uno de los grandes ganadores del domingo. ¿Se siente así?

—Nosotros tenemos una experiencia colectiva en la provincia de Santa Fe con 16 años de Gobierno en la ciudad de Rosario. Pensar siempre con la gente y tener como referencia el hacer pueden explicar el triunfo.

—¿Cómo evalúa la elección del Gobierno?

—Hizo una buena elección.

—¿Y cómo se entiende el rotundo apoyo que tuvo en la Provincia y las derrotas en distritos grandes como Capital y Santa Fe?

—Son realidades diferentes. La propuesta que hizo el Gobierno en Buenos Aires no es la misma que la de Santa Fe.

—¿Y Carrió?

—Hizo una elección pobre. Lo que más preocupa de Carrió no es la cantidad de votos, sino una actitud de construcción en la cual se hace muy difícil construir con ella. No es fácil entablar un diálogo con Carrió.

—¿Lo dice por algo personal?

—Lo digo por lo que hemos visto en Santa Fe. Sistemáticamente fue a denostar al Gobierno de Rosario. Dijo que prefería un liberal honesto a un socialista corrupto, y que apretábamos a las empresas para conseguir fondos para las elecciones. Es una carga demasiado pesada ¿no?

—¿Se va de boca ella?

—No tiene la misma vara para medir a los gobernantes justicialistas, con causas abiertas en la Justicia, y los defiende.

—¿Cómo se definiría para quienes no lo conocen?

—Es difícil. Tenemos una participación en la universidad, nacimos políticamente de la mano de Guillermo Estévez Boero y tuvimos una práctica siempre consecuente donde privilegiamos la realidad por sobre la teoría.

—¿Por eso le va tan bien al socialismo en Santa Fe?

—Claro, hay una historia. No es la aparición de una estrella fugaz, que un día ganó una elección y al día siguiente la perdió.

—¿Y qué diagnóstico hace de esa realidad el socialista santafesino?

—Hay una situación compleja a partir de la exclusión social que ha dejado un modelo. Es necesario incluir socialmente a la gente para que haya la posibilidad de una propuesta humana y de una viabilidad económica y social.

—¿Va a acompañar al Gobierno o va a ser opositor?

—Vamos a generar la defensa de la independencia del Poder Legislativo, opinar favorablemente de todas aquellas cuestiones positivas y tener alternativas para aquellas cuestiones con las que no estemos de acuerdo.

—¿En los últimos años no existió esa independencia?

—No, para nada. Menem decía «sáquenme esta ley, si no la saco por decreto de necesidad y urgencia». Después vino De la Rúa e hizo lo mismo y hoy creo que se hace lo mismo. No compartimos esto, la transferencia de poderes, la emergencia económica permanente. Sí compartimos la política de derechos humanos o la renovación de la Corte Suprema.

—¿Con qué bloques se ve más afín?

—Primero tiene que componerse la Cámara, pero oponerse en una Legislatura no es pecaminoso.

—¿Qué proyectos va a priorizar en el Congreso?

—El tema fundamental es la reforma de la coparticipación federal. Hoy hay provincias favorecidas y otras muy perjudicadas. Santa Fe aporta 6.200 millones de pesos y recibe 2.600 millones. Por habitante, La Rioja, Santa Cruz o San Luis reciben el triple que Santa Fe.

—¿Y cuál es la fórmula?

—Leer lo que dicen los censos. Eso nos da muchísima información sobre vivienda, empleo, salud. Todo eso tiene que ser volcado en una fórmula polinómica que permita tener un resultado aproximado de cuánto requiere cada provincia.

loading...