Una situación inédita, una medida necesaria.

Juev 19/03/2020.- A partir de las 00:00 hs de este viernes comienza en Argentina una etapa inédita para millones de argentinos, porque desde la década del 70, nunca los ciudadanos de este país nos habíamos visto obligados a quedarnos en nuestras casas obligatoriamente, pero esta vez sí y por una pandemia.

Que llevo al presidente Alberto Fernández a tomar esta decisión, la irresponsabilidad de todos aquellos que tomaron la cuarentena como un fin de semana largo, un feriado o días de distracción como para irse a la playa, los que le estornudaron en la cara un periodista o los que volvieron de países en riesgo y no lo declararon, los que habiendo estado en países como España o Italia, ambos con el mayor volumen de contagios y muertes, fueron a actos, fiestas o marchas.

La cola de 2 kilómetros de autos con turistas ingresando a Monte Hermoso y otras actitudes similares propias de ignorantes, irresponsables, egoístas, mezquinos, de individuos y no de ciudadanos, y con esto quedo claro cuál es la diferencia, el ciudadano es solidario con sus conciudadanos, el individuo piensa solo en él.

Los que insultaron a las tripulaciones de Aerolíneas Argentinas, aun cuando las aerolíneas que los habían llevado a distintos países los dejaron abandonados allí, y así y todo los fueron a buscar y los trajeron a su país de regreso, por los que se llevaron todo lo que podían cargar en los carritos de supermercado, por los que subieron los precios de los artículos de primera necesidad un 1000 %, el alcohol en gel, el alcohol común, los desinfectantes, jabones, demostrando ese maldito gen argento repudiable y repugnante que lleva a que si no nos ponen mano dura no respetamos nada, avasallamos todo, creemos que solo tenemos derechos y ninguna obligación.

Bueno ahora hay que cumplir, por culpa de todos esos ignorantes o malas personas, hay que cumplir con la cuarentena, es obligatoria y si no pueden explicar que hacen en la calle, las fuerzas de seguridad serán inflexibles con ustedes y está perfecto, se cumple o se cumple y sino preso, apoyo incondicionalmente la decisión del presidente de la nación y me comprometo a denunciar a todo aquel que no cumpla con esta medida inédita, pero absolutamente necesaria para que muchos entiendan que para todo hay un límite y hasta acá llegamos.

Los profesionales de la salud se cansaron de explicarlo, los países más afectados se hartaron de dar consejos, las autoridades se aburrieron de pedir que se queden en sus casa, hoy por primera vez todos los grandes medios de comunicación pusieron una única tapa, con el título “quédate en casa”, a las 21 hs todo el país aplaudió a los trabajadores de la salud, médicos y no médicos por su tarea y riesgo que corren cada día, mientras en Pinamar la cola de autos para ir a la playa tenía casi 3 kilómetros, no aprendemos, nos creemos inmunes, superiores, pero en realidad damos una tristísima imagen ante un mundo que ha cambiado para siempre, que ya no volverá a ser el mismo, no solo por las muertes, el pánico, los infectados, los números fríos, hubo otras pandemias, otros virus, fueron otros, en otro tiempo.

Hoy todo es diferente, el aire que respiramos tiene millones de metros cúbicos menos de monóxido de carbono de autos que no circulan, millones de árboles que no son talados, millones de peces que no son arrancados del mar, millones de aves que anidaran tranquilamente, millones de litros de agua que no se contaminaran con la minería, menor calentamiento global, este parate mundial además produce este efecto de cambio radical que debió haber ocurrido hace mucho por la toma de conciencia de los seres humanos que día tras día fuimos destruyendo nuestro propio hogar sin tomar conciencia de ello.

No sabemos cómo empezó, solo hay teorías, no sabemos cómo se combate, se está estudiando y trabajando a ritmo enloquecedor para salvar la mayor cantidad de vidas posible, para generar los antídotos, el mundo está unido contra un enemigo invisible, así que todas las medidas que se tome para combatirlo son necesarias y útiles, para que muchos argentinos lo entiendan, el presidente debió tomar una decisión sin antecedentes en democracia, todos deben quedarse en sus casas, con mínimas excepciones, comercios, hospitales, fuerzas de seguridad, farmacias, estaciones de servicio y trabajadores de medios de comunicación, entre otros.

El resto deberá respetar el decreto de “aislamiento social preventivo obligatorio” o será severamente sancionado, parece increíble pero hay que recurrir a eso para que se entienda que estamos en medio de una pandemia.

Este viernes Argentina no será la misma, y el mundo tampoco, de ahora en más, nada será lo mismo, si no nos  cuidamos nosotros no hay a quien echarle la culpa.

Somos nosotros, sin banderías políticas, sin mezquindades, sin bajezas, sin fanatismos, sin demagogias, nosotros respetando las normas impuestas por un gobierno democrático, tan simple como eso.

Armando Cabral

loading...

Etiquetas: