Lo que muchos no quieren leer, y otros muchos no se atreven a decir.

Mart 11/02/2020.- Ya han pasado casi 60 días desde la asunción del nuevo gobierno, aquí y allá, y aun las definiciones o las cuestiones de fondo siguen sin aparecer como datos certeros ante una realidad incontrastable que cuenta con hechos lo que está ocurriendo a lo largo y ancho del país. Endeudados hasta el cuello en 307 mil millones de dólares, sin ideas para reencausar la economía y con juzgados en New York esperando entrar en acción.

Quizá lo más destacable sea la contradicción entre lo que fue la campaña y lo que vino después, para los desprevenidos la sensación va de la decepción a la sorpresa, para los fanáticos aun es inentendible y para los que podemos ver la curva que viene y no la que vamos transitando, no es ninguna sorpresa. He dicho aquí y en reiteradas oportunidades que, todo está bien cuando hay plata, pero todo se complica cuando no está. Sabíamos que no iba a haber plata, sabíamos que había una deuda monumental aquí y allá y como una cosa lleva a la otra, también sabíamos los resultados, en primer lugar la información oficial solo se conoce a través de gacetillas, aquí y allá, la inclusión sigue estando en los discursos, pero no en los hechos, 8 niños y niñas muertos por desnutrición en el noroeste argentino me evitan mayores comentarios, 60 mil personas sin luz por una semana en CABA, no pago de la deuda externa, jubilaciones sin aumento, combustibles a 55 pesos el litro de súper en Buenos Aires, gasoil a 65, por todo esto solo se pagarán  intereses de una deuda que viene acumulándose desde el 2010.

En términos de deuda respecto al tamaño de la economía (deuda/PIB) el peso de la deuda pasó del 40% en 2010 (U$S181.621 millones)al 94,6% en 2018 (U$S307.656 millones), siempre con los datos hasta el tercer trimestre”, detalla Esteban Domecq, presidente de Invecq Consultora Económica de Argentina.

Joseph Stiglitz, Nobel de Economía, sobre la crisis de Argentina: “Las medidas de austeridad ralentizarán la economía e impondrán un alto costo en la gente”.

En fin no soy el único que sabe que esto está muy mal pero no se dice, no se dice que el gasto público es una de las mayores generadores de déficit, la superpoblación del estado, los sueldos casi impúdicos, por no decir desvergonzados de pocos que causan el hambre de muchos, la falta de reactivación del empleo, el silencio de los gremios ante la continuidad de una escalada inflacionaria que no se detiene, la escandalosa postura del SUTEBA en Buenos Aires sin reclamar salarios para los docentes, y así hasta el infinito. Ninguna legislación para terminar con intermediarios que llevan un producto a costos exorbitantes, mientras el productor cobra monedas.

Es la realidad, la carga fiscal que sufren los argentinos es la más alta del continente, sin embargo se subsidia a comerciantes y se crucifica al consumidor con más impuestos disfrazados, en todo lo que compramos, como el impuesto PAIS.

La provincia de Buenos Aires, y Tierra del Fuego, están endeudadas con organismos de crédito externos, Kisilof gobernador bonaerense tuvo que pagar, aquí aún no sabemos qué se va a hacer cuando lleguen los vencimientos, no se informó, y nación terminó pidiéndole una mano al presidente más cuestionado por las actuales autoridades nacionales, desde terrorista, hasta machista, misógino, racista, y obviamente capitalista exterminador, bueno a el Donal Trump fue a saludar el embajador Argentino Jorge Arguello para pedir ayuda con el Fondo Monetario Internacional, (FMI) esto tampoco es una fantasía, está en todos los medios del mundo.

Entonces, cual es el rumbo, cual es la idea, cual es el plan, bueno, Alberto Fernández dice que no lo puede mostrar porque sería mostrar las cartas, el plan es que hay que pagar la deuda, que en caso de judicialización los juzgados están en New York y que a menos de una semana de que Trump dijera que ayudaría, nos borró de la lista de proveedores de varios productos por atentar contra la industria norteamericana, queda claro que no tenemos una a favor y usted se preguntará del otro lado, ¿y a mí en que me perjudica?, bueno 99 mil millones de dólares no se sacan de una galera, para recaudar eso hay que ajustar salarios, aumentar impuestos, recortar jubilaciones y parar la obra pública entre otras muchas acciones, entonces vuelvo a preguntar, ¿Qué van a hacer aquí y allá con la deuda ante este panorama?. El impuesto PAIS recaudo 3100 millones de dólares el mes pasado, nos estarían faltando nada más que 96 mil millones para el 23 de febrero, no hay posibilidad, entonces el plan, acá y allá es ir viendo que pasa, tapando agujeros, improvisando y diciendo lo que muchos quieren escuchar y muchos no quieren leer, no hay independencia política, ni soberanía económica porque hoy dependemos de Trump para que nos dé una mano.

Perón dijo una vez: ”Quien le da pan a perro ajeno, se queda sin el pan y sin el perro”, deberían repasar el libro Conducción Política o Los planes Quinquenales, es un pequeño aporte.

Armando Cabral.