Tierra del Fuego y un régimen que abre grietas: por qué lo defienden las empresas y qué dicen sus detractores

Argentina 03/10/2022.- Una ley creada por los militares en 1972 y prorrogada por los gobiernos democráticos protege y otorga ventajas impositivas a todas las actividades de la isla. Qué se cuestiona y quiénes son sus defensores.

A 3.000 kilómetros al sur del Obelisco, en Rio Grande, el viento sopla a más de 100 kilómetros por hora, pero en la planta de Mirgor hay otro tipo de viento. El visitante recibe una ducha de aire para extraer cualquier partícula de polvo, antes de vestirse como un cirujano y calzarse unas tobilleras especiales para evitar la estática.

Lo primero que llama la atención son los carteles que animan su recorrido con la foto de los empleados y distintos emoji de color verde, amarillo y rojo según hayan cumplido con las normas 5S, la técnica de organización japonesa.

Los sueldos, que en otro tiempos no tan lejanos eran de 2.000 dólares, hoy a cotización blue no llegan a los 400. Y en las empresas no son ajenos al problema de falta de gente en una Tierra del Fuego con plena ocupación.

Robots en la colocación de piezasRobots en la colocación de piezas

Pese a la presencia de la Universidad de Tierra del Fuego, la UTN y entre las privadas, la UCES y la Universidad Siglo XXI, afirman que el talento es escaso. Las empresas cuentan con sus propias escuelas y el requisito para ingresar es el secundario completo. Compiten con el turismo.

¿Dónde está la ventaja?​

En Mirgor lideran en celulares con la marca Samsung, en un proceso que de acuerdo al requerimiento del régimen deben armarlo de manera completa. ¿Donde está la ventaja? «En la confianza de Samsung que permite el lanzamiento de los últimos modelos en el mismo momento que lo hacen en Corea», argumentan.

Allí también aseguran que en precios empatan con la región. Y armaron una logística en el intento de quedar a salvo del cepo a los importados.

En la planta confeccionan las placas que son el alma de los televisores. Los componentes les llegan en rollos desde China en tamaño milimétrico, los robots lo absorben con aire y pegan siguiendo el diseño. Se trata del cerebro del aparato. Hay otras placas de mayor tamaño que se adhieren de forma manual. La soldadura, con olas de estaño en hornos de última generación,  es otro punto crítico. El control es doble, óptico y un paso por rayos x.

Control en una de las plantas de aire acondicionado.Control en una de las plantas de aire acondicionado.

Las líneas de producción son flamantes con máquinas que no bajan de los 5 millones de dólares, la mayoría Panasonic. En un año normal despachan 360 mil televisores. Con el Mundial de Qatar colocarán 800 mil.

El método japonés​

En otras pizarras llama la atención el dibujo de un esqueleto de pescado y hace referencia a lo que hay que considerar en cuanto al medio ambiente, la mano de obra, la eficiencia, la manera de medir y la gestión. También se trata de un método japonés.

Alejandro Vizzari es el responsable de la empresa que nació hace 39 años como iniciativa de Mauricio Macri y su amigo del alma, Nicolás Caputo que aún mantiene el 8% de las acciones para proveer de radios y aires a Sevel que aglutinaba a Fiat y Peugeot bajo la batuta de Franco Macri.

Mirgor es la única autopartista de Tierra del Fuego, la familia Caputo tiene la mayoría accionaria, la Anses cuenta con el 23% y el resto cotiza en Wall Street. Factura US$ 2.000 millones,  le compra US$ 350 millones a proveedores nacionales, exporta por US$ 200 millones, tiene 3.600 personas y el 53% son mujeres por sus habilidades en motricidad fina, clave en el ensamblaje de los Samsung. En Tierra del Fuego existen distintos sistemas de contratación entre el personal de planta, los contratos temporales y el personal de prestación discontinua.

Mirgor trabaja para Toyota, Mercedes Benz, Volkswagen, General Motors y Ford, entre otras en sus 60 mil metros cuadrados en Río Grande.

Desembarco en Baradero

Y está por inaugurar en la bonaerense Baradero una planta de 7.000 metros para inyecciones y pintura para auto partes como paragolpes, apoya brazos con una inversión de US$ 30 millones. Fabricará en total 18 piezas.

Toyota lo eligió como su mejor proveedor global luego de un diseño de una plataforma multimedia que reemplazó a sus radios. Lo exportan a Brasil. Y atribuyen sus innovaciones a un departamento especial en el que invierten 5% de la facturación.

No es el único plan: van a incrementar su participación en los agronegocios. Y piensan abrir filiales en Uruguay y Paraguay.

El régimen que beneficia a esta industria fue diagramado por los militares en 1972 y anduvo sobre rieles bajo la bandera de poblar ese territorio por razones geopolíticas.

En los últimos tiempos, en un itinerario al compás de las crisis y falta de dólares, las opiniones se bifurcaron, entre los que critican por el alto nivel de importación y la falta de mayor integración local, además de remarcar que esas ventajas no se trasladan al usuario.

Las 20 plantas de la Isla​

Hay más de 20 plantas de industria electrónica de consumo en Tierra del Fuego. Se fabrican celulares, televisores, acondicionadores de aire, hornos microondas y electrónica autopartista (autorradios, módulos de control electrónicos). Nueve de cada 10 celulares, televisores y acondicionadores de aires que se venden en Argentina se fabrican en esas plantas y lo hacen bajo el método de “Industria Terminal” que consiste en integrar componentes que provienen de una red global. Generan 8.500 empleos directos que es el 15% del empleo provincial. Se trata de un sector de mano de obra intensiva y de alta calificación.

El defensor

Sus defensores, como el senador radical, Pablo Blanco, sostienen que aportan el 15% de los ingresos al fisco de Tierra del Fuego.

“Es absurdo considerar el costo fiscal y  el de las importaciones. Lo que hay que considerar que se vendieron 10 millones de celulares, 2,7 millones de tevé, 1,5 millones de aires y eso no sólo paga impuesto, sino que sería mucho más caro para el Estado si se importaran completos», le dice Blanco a Clarín.

“El objetivo del régimen era poblar la isla, con fines geopolíticos. Y desde la sanción, la población fueguina se multiplicó por 13. La industria electrónica no es la única actividad amparada por la 19.640. También, la plástica, textil, pesquera, confeccionista, mecánica, petroquímica que emplean cerca de 3.000 trabajadores. Incluso la inversión de la petrolera francesa Total para la exploración de petróleo por US$ 700 millones está bajo el régimen”, acota Blanco.

Los detractores

En la Coalición Cívica están en la vereda opuesta. “Propusimos terminar con el régimen, que hoy sólo beneficia a un par de vivos llenos de privilegios, pagados por todos los argentinos. Lleva 50 años. Encareció los productos electrónicos», argumentó el presidente de bloque de la Coalición Cívica en Diputados, Juan Manuel López. Dijo que el régimen «exime a las empresas de todos los impuestos nacionales y la protege eliminando toda competencia». Y detalló que esta medida representa “el gasto tributario más alto del Presupuesto 2023, con el 0,35% del PBI«, describió.

Por cierto, hay tres países en la región que decidieron tener industria electrónica con regímenes similares, es el caso de México, Brasil y Argentina.

“Es una decisión estratégica como la de la industria automotriz”, señala Pierre Iribarren, gerente de Producción de una de las cinco plantas de Newsan en Ushuaia.

Cada producto debe tener autorización de la comisión aduanera especial integrada por la secretaria de industria nacional y provincial, el gremio,las Cámaras empresariales y el Banco Nación, además de los sindicatos.

A diferencia del sistema que rige en la brasileña Manaos, donde se instalan directamente las grandes marcas, acá son licencias o se asocian a los empresarios locales. “Nos tienen confianza”, afirman.

Cerca de Mirgor, lo primero que sorprende en la planta de BGH son los Cobots como llaman a los robots colaborativos que diseñaron para ayudar en la tarea a los operarios. El robot se encarga de dejarle la pieza de tal manera que no tenga que hacer movimientos laterales y ninguna fuerza. No es poco para personas que sufrían tendinitis y otras enfermedades en esa manipulación. BGH lidera en aires acondicionados. Allí desarrollan la tecnología inverter para el ahorro de energía, fabrican para su propia marca y para terceros como la Tophouse de Coto. Elaboran uno cada 30 segundos luego de un proceso en el que intervienen 260 manos y líneas de maquinarias instaladas de unos US$ 5 a 8 millones. La trazabilidad de cada pieza es absoluta y el método que aplican es el de la mejora continua.

En Ushuaia reina Newsan, del empresario Rubén Cherñajovsky a quien se lo vincula con el Gobierno y especialmente con Daniel Scioli. Cuenta con 5 plantas y una sumatoria de marcas que fue creciendo desde hace 35 años desde la vieja Continental fueguina.

La de aires es la más moderna del mundo y los despachan con sus marcas Noblex, Philco, Siam, y para terceros como los de Carrefour a un ritmo de 800 mil por año. Sus robots trabajan a altísimas velocidades: pueden colocar 84.000 componentes en una hora. Se trata de piezas de 0,15 micrones. Tienen 3.000 empleados que fueron reincorporando tras la pandemia. Los desafíos productivos son múltiples, desde la muerte súbita de los componentes a la posible fuga de gases refrigerantes, cuenta Facundo Bianciotto.

Una de sus ramificaciones es Pulpo, dedicada al reciclaje del cartón y el telgopor que se utiliza en los embalajes. Reciclan el 98%. Al cartón lo convierten en pulpa y con matrices especiales se transforma en la almohadillas que se coloca en los envases de los electrodomésticos para evitar golpes o en maples para huevos; entre otros tantos usos. Pulpo está llamada a absorber los desperdicios de la industria fueguina para luego abastecerla. El plástico se transforma en baldosas, en la que es la disposición final de esos envases. Diego Cano, economista de la UBA está a cargo. Es curioso, uno de sus mentores fue el economista ya fallecido Jorge Schvarzer, que era muy crítico del régimen de Tierra del Fuego.

Fuente:clarin

loading...