LEGISLATURA: El hospital de Río Grande llevará el nombre de Ernesto Loffler por una nota del personal del nosocomio del año 1984.

Ushuaia, lunes 31 de octubre de 2022.- En 1984, días después del accidente del Lear Jet en que perdieran la vida funcionarios del exterritorio, el personal del hospital de Río Grande cursó una nota con sendas firmas al expresidente de la Legislatura territorial, Daniel Amena, donde solicitaron que el nosocomio del norte fueguino lleve el nombre de su exdirector, el Dr. Ernesto Julio Löffler. Casi 50 años más tarde, la Legislatura provincial, a instancias de una iniciativa del legislador Ricardo Furlan (JP), sancionó por unanimidad la instauración del nuevo nombre.

La nota fechada el 22 de mayo de 1984, llevaba la firma del personal del nosocomio que, hasta la sanción de la normativa, homenajeaba a la advocación de la virgen Nuestra Señora de la Candelaria. En diálogo con Prensa Legislativa, Furlan recordó al figura del exlegislador territorial que ofició como médico pediatra de ese centro asistencial, y entendió que se trata de un homenaje a un hombre que fue parte de “los electos” que permitió al recuperación de la democracia en 1983.

 

En diálogo con Prensa Legislativa, Furlan recordó que se conmemoran 39 años de la “vuelta de la democracia” de 1983 y el Parlamento reconoció a aquellas mujeres y hombres que “estuvieron y fueron los primeros electos”. Entre ellos, se encontraba el médico pediatra radicado a finales de la década del 70 en Río Grande.

 

El referente del justicialismo en la Legislatura recordó que hasta antes de la provincialización del exterritorio, la población de Tierra del Fuego acudía a las elecciones cada dos años. Entre los años 1983 a 1991, “pasaron más de 60 parlamentarios” por la Casa legislativa.

 

Respecto de la familia Löffler, Furlan recordó que se radican en la navidad de 1976, “con los tres primeros hijos, les gusta Río Grande y se instalan” definitivamente, al año siguiente, relató ayer.

 

“Me parece importante el reconocimiento real”, evaluó y rememoró las alternativas “trágicas” que llevan a su desaparición. “No estaba invitado al vuelo de la Gobernación, se baja alguien en Río Grande, invitan a dos legisladores” y es en esa ocasión, que el exdirector del hospital y legislador del exterritorio pierde la vida junto a la tripulación del Lear Jet el 15 de mayo.

 

El nuevo nombre, que la Legislatura fueguina impone al hospital regional, “es una forma de reconocer la tarea profesional que él había llevado adelante en Río Grande como pediatra y el reconocimiento político al ser uno de los primeros Legisladores electos el 30 de octubre de 1983”, relató.

 

Al momento de la sanción unánime del proyecto de la bancada del bloque Justicialismo Provincial, el Recinto de Sesiones aplaudió la nueva Ley, lo que provocó una profunda emoción en el Vicepresidente 1° de la Cámara, hijo del Dr. Ernesto Julio Löffler. “Para él, es una cuestión de recordarlos con mucho amor, con mucho cariño a sus padres y es el reconocimiento a un profesional” que atravesó a las y los fueguinos, con su calidez y entrega.

 

Respecto del actual Centro de Salud N° 2, Ricardo Furlan dijo que se buscará nominarlo de alguna manera “que represente a los vecinos” de la ciudad norte, cerró.

 

El 15 de mayo de 1984, el exlegislador territorial acompañó a la comitiva de la Gobernación fueguina y se accidentó en las aguas del canal Beagle, hecho que enlutó a la población. Atendían ese vuelo, el exgobernador Trejo y esposa y además: Legislador Territorial, Ernesto Julio Löffler; el ministro de Gobierno, Salud Pública y Acción Social, Roberto Luis Campanella; el ministro de Economía, Fernando Diego García; el secretario privado del Gobernador, Ricardo Luis Sica; el secretario general, Guillermo Marcilesse; el asesor de la Casa de Tierra del Fuego en Buenos Aires, Carlos Alberto Lisa; la asesora de Acción Social, Nora Ormiston; el funcionario del Instituto de la Vivienda (INTEVU), Pedro Alberto Altuna; el piloto del avión Mario Marconcini y el copiloto Rodolfo Pourrain.

N de la R: La decisión del bautizar con otro nombre al nosocomio local no fue consultada con ningún ciudadano de Rio Grande, ni con el personal que allí se desempeña, ni siquiera fue propuesto por un legislador de nuestra ciudad, sino por uno de Ushuaia, lo que lo hace por lo menos llamativo.

loading...