“María José Lubertino sería un lujo para la Justicia de Tierra del Fuego”, pero seguramente no será la elegida.

Rio Grande 27/10/2022.- Esto lo digo como ciudadano, y trabajador de los medios, después de ver la presentación de esta mujer increíble ante el Concejo de la Magistratura de Tierra del Fuego, al que paseo por todos los temas jurídicos, técnicos, políticos y académicos y a quien conozco de 1982 y no por ser amigo, sino por su inmensa tarea política, jurídica, y académica en defensa de los derechos humanos y desde el feminismo a comienzo de la década de 1980 cuando aún esto ni siquiera era una provincia.

Hoy fue entrevistada por un Concejo de la Magistratura que, por ejemplo, no conoce a Diana Maffía  filósofa argentina. Doctora en filosofía. Docente de grado y posgrado en UBA y Universidades nacionales e internacionales. Investigadora del Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género. Fundadora de la Red Argentina de Género, Ciencia y Tecnología (1994 al presente) y de la Asociación Argentina de Mujeres en Filosofía (1987-1991). Dirigió proyectos de investigación, tesis de doctorado y maestría. Publicó varios libros y es autora de numerosos artículos. Se desempeñó como Defensora Adjunta del Pueblo (1998-2003) y como Diputada, ambas en CABA (2007-2011), siendo distinguida cada año con el premio “El Parlamentario” por su labor legislativa. Desde 2012 dirige el Observatorio de Género en la Justicia dependiente del Consejo de la Magistratura de CABA. Entre otros premios y menciones se destaca el Premio Dignidad, Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (2001) y Medalla del Bicentenario del Gobierno de la Ciudad (2010).4​ En 2019 fue nombrada doctora «honoris causa» de la Universidad Nacional de Córdoba.

Obviamente que con esto quedó claro que la cuestión de género no es un tema que maneje muy claramente este ente y de hecho no me consta que ninguno de sus integrantes se haya capacitado en ley Micaela N° 27.499 donde se establece una capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación (Art. 1°).

Pero volviendo a Lubertino y su extensísimo curriculum, su honestidad brutal y conocimiento profundo y crítico del funcionamiento de la justicia en Argentina hay que agregar que Es abogada, graduada con honores de la Universidad Católica Argentina en 1983. ​En 1989 obtuvo una Maestría en Ciencias Sociales con especialización en Ciencia Política (FLACSO). Actualmente ejerce como profesora universitaria regular de la Universidad de Buenos Aires (UBA) en la Facultad de Derecho y en el CBC en las cátedras de Principios de Derecho Latinoamericano de la que es titular y en Derechos Humanos y Elementos de Derecho Civil.

En septiembre de 2006, durante la presidencia de Néstor Kirchner, Lubertino asumió la presidencia del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI)

Entre 2006 y 2009, el INADI abrió delegaciones propias en 21 provincias y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como parte de un plan de federalización, que incluyó convenios con más de 200 municipios de todo el país.

Lubertino fue fundadora y presidenta de la Asociación de Mujeres Jóvenes,14​ del Instituto Social y Político de la Mujer y de la Asociación Ciudadana por los Derechos Humanos. Integra la Campaña por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

 

Creó el Espacio Abierto, que en la elección de 2009 integró el Encuentro Popular para la Victoria en la Ciudad de Buenos Aires, organización identificada con la izquierda democrática, con la lucha por la vigencia plena de los derechos humanos, la sustentabilidad ambiental del desarrollo, con la distribución equitativa del ingreso y la riqueza, y con las demandas de integración e inclusión de todos los sujetos sociales.

 

En 2011 apoyó las listas del Frente para la Victoria. Fue integrante de la Mesa de Unidos y Organizados de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Espacio Abierto se incorporó al Frente Grande en 2012 y Lubertino integró su Mesa nacional desde noviembre del 2013 hasta diciembre de 2017.

 

Asimismo, es Presidenta de la Asociación Ciudadana por los Derechos Humanos, entidad que trabaja activamente por el ambiente, la paridad entre mujeres y varones y contra todo tipo de discriminación y violencia.

 

En las elecciones de 2013 para la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, Lubertino —que finalizaba su mandato como legisladora porteña en diciembre— se ubicó en el puesto 15 de la lista del Frente para la Victoria,15​ y no renovó su banca.​

 

En 2014, María José Lubertino fue designada titular del Observatorio de derechos de las personas con discapacidad, un organismo creado en 2011 en la órbita del Consejo de Políticas Sociales de la Presidencia de la Nación, para el monitoreo e impulso al cumplimiento de la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas. Presentó un proyecto de ley para institucionalizar el Observatorio de los Derechos de las Personas con Discapacidad; garantizar el cupo laboral para este sector poblacional, y compatibilizar el trabajo registrado y la jubilación o pensión no contributiva.18​

 

María José Lubertino presentó en 2013 una denuncia penal contra el ministro de cultura de la Ciudad Hernán Lombardi por haber autorizado el cambio de rubro del Bar Notable Richmond, donde comenzó a funcionar un local de ropa deportiva. Según la denuncia “Lombardi desconoció un amparo judicial con sentencia firme que ponía bajo su responsabilidad el destino de un bar notable, y pasó por arriba las leyes vigentes de protección del patrimonio histórico”.19​ Posteriormente Lubertino presentó una denuncia penal por la demolición del taller y la represión en el Bordacontra el jefe de gobierno porteño en la comisaría 28a., próxima al hospital. También involucró a los ministros porteños de Seguridad, de Desarrollo Urbano y de Salud.20​

 

En 2016 a raíz de la tragedia de Time Warp en Costa Salguero donde fallecieron cinco jóvenes por consumo de drogas, contó la irregular situación del predio y denunció la complicidad de funcionarios del PRO de la Ciudad y la Provincia. Apuntó contra la vicepresienta 1ª de la Legislatura porteña y su esposo, entre otros nombres. «Sería imposible que sucedan estas situaciones si no hubiera un sistema de protección de estas cuestiones de negocios de amigos», denunció.​

Evidentemente Lubertino sería un lujo para cubrir la quinta vocalía del Superior Tribunal de Justicia de Tierra del Fuego, pero como quedó demostrado es muy inteligente, absolutamente honesta y tiene muy claro lo que significa cubrir ese cargo, como sería el manejo y está muy al tanto de “lo que pasa en Tierra del Fuego”, según explico y ante preguntas del Juez Loffler que seguramente no le habría hecho a un hombre la abogada respondió “espere Loffler, está hablando conmigo”, en mi barrio eso se llamaba parada de carro.

Pero claro, hubo que tomarse dos horas para ver el nivel académico de esta mujer y el de quienes la entrevistaban, para darse cuenta lo grande que les queda a algunos un cargo, que lustrarse el bronce a sí mismo no sirve de nada, solo para llenar redes sociales y que no siempre todo lo que brilla es oro.

Seguramente María José Lubertino no va a ocupar la quinta silla del Superior Tribunal de Justicia y si se la den a la Dra. Edith Cristiano, una abogada local de la que prácticamente no conozco nada sobresaliente, salvo, que licuó una denuncia presentada por mi contra un legislador por un ataque mientras hacia un programa de radio, con tres testigos, y media hora de audio como pruebas que quedaron en el olvido, es decir más de lo mismo.

Pero la gente común debe saber cómo funciona la justicia fueguina y cuál es su modus operandi, sino se le puede preguntar a la Dra y magister en Relaciones y Negociaciones Internacionales por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) Eloísa Raya de Vera, que se bajó del concurso para elegir al quinto integrante del Superior Tribunal de Justicia de la provincia, y acusó a los miembros del Consejo de la Magistratura de no haber cumplido con los compromisos asumidos en materia de paridad de género. Creo que está más que claro, que yo no trate temas judiciales no significa que no sepa de qué se trata y después de tanto tiempo no puedo desconocer quienes son sus integrantes, de donde vienen y lo que más me preocupa, donde van.

www.lalicuadoratdf.com.ar

loading...