Cuando el trabajo conjunto da sus frutos.

Rio Grande 20/10/2022.- En medio de todo el revuelo que se desató por el proyecto de derogación del regimen de Promoción Industrial presentado por los Diputados de la Coalición Cívica hubo varios cambios de actitud en el arco político que vale la pena repasar. Una de ellas fue la visita del Gobernador Melella al Intendente Martin Pérez para la firma de un documento conjunto en defensa de la Ley 19640.

En primer lugar, no todos se manifestaron a favor de la defensa del Regimen de Promoción Industrial y me refiero al sector privado, AFARTE por ejemplo no envió ni siquiera un comunicado oficial, la UIF, Unión Industrial Fueguina, debió ser convocada por el gobernador recién ayer, una semana después del desastre.

El Intendente de Ushuaia envió una gacetilla de prensa en duros términos en defensa de la soberanía y la industria instalada en Tierra del Fuego. El intendente Daniel Harrington, se mantuvo casi al margen del tema, los legisladores que se manifestaron fueron Sciurano, Freites, Martínez, Martínez Allende, Greve, Rivarola y Urquiza.

Pero lo más notorio fue la visita del Gobernador de la Provincia, Gustavo Melella a la Municipalidad de Rio Grande para firmar un documento conjunto con el Intendente Martin Pérez en su despacho y dejar pensando a más de uno ¿de qué se trata esto?

Pérez y Melella tienen una buena relación institucional, lo hemos dicho muchas veces, están llevando adelante trabajos conjuntos en varias areas, Pérez ha dado continuidad a varias obras que el ex intendente de Rio Grande dejó en construcción, como la pileta olímpica  de Chacra II a lo que suma Pérez, la construcción de centros de salud como así también los centros comunitarios.

Para muchos de nosotros esto va más allá de una cuestión institucional, es también una señal política hacia adelante, Pérez quiere un segundo periodo en la Municipalidad y Melella en la gobernación, pero sin duda esto también dependerá de lo que pase en el 2023 particularmente en lo económico, qué medidas se van a tomar ya no solo en lo económico, sino también en lo referido a la soberanía en el punto más austral del planeta.

Tanto Pérez como Melella deben remar contra la política nacional, quizá por eso el intendente es muy cauto a la hora de dirigir sus discursos, evita ir al choque, es dialoguista, medido en sus expresiones y está llevando adelante una gestión ordenada, que no lo pone ni de un lado ni del otro, lo pone en su ciudad, trabajando todos los días para que Rio Grande este mejor y eso se nota.

Ahora bien, como siempre, esto lo decide la gente, el voto, la voluntad popular, y en tal sentido la realidad no es la mejor para lograr objetivos, pero si nos basamos en la situación local las cosas son diferentes y en ese sentido tanto uno como otro pueden mejorar un poco más la situación, por ejemplo, con el programa soberanía alimentaria, el mercado concentrador y otras medidas que están aliviando un poco la situación general de los vecinos y vecinas de Rio Grande.

Melella por su parte está sosteniendo, a diferencia del gobierno anterior, la paz social, esto tiene un gran costo para el gobierno, pero, la época de las marchas diarias, los reclamos hoy no forman parte de la cotidianeidad que supimos vivir entre 2015 y 2019, si es un problema la inflación incontenible, la remarcación de precios y otras políticas del ámbito nacional que es imposible dejar de lado, pero que con una política propia se pueden superar.

En síntesis, Pérez y Melella están dando una muestra de seriedad, mas allá de la tarea en conjunto y de las políticas compartidas y además una gran cantidad de iniciativas iniciadas con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los fueguinos.

Armando Cabral

loading...