Giro: el BCRA subió fuerte la tasa y se encamina a mantenerla por encima del ritmo de devaluación

Argentina 12/06/2022.- Busca descomprimir tensiones cambiarias, aumentar reservas y acompañar la política de ordenamiento fiscal impulsada por el Ministerio de Economía.

Sorpresiva. Así describieron diferentes analistas del mercado la decisión del Banco Central de retocar casi 10 puntos las tasas de interés. Si bien se esperaba que el mal dato de inflación empuje al BCRA a volver a elevar las tasas de referencia, la suba estuvo por encima de lo esperado. Es que, con esta decisión, el Central dejó de lado la parsimonia que le atribuían en el pasado y convalidó un aumento que además comunicó poco más de una hora antes de que el INDEC difundiera el salto de los precios del 7,4% de julio.

A diferencia de otros momentos, cuando las discusiones en el directorio se extendían debido a discrepancias sobre las magnitudes de los retoques, esta vez la suba salió por unanimidad en una reunión que duró dos horas, fue presencial y en la que los funcionarios almorzaron empanadas. Según le confió una persona con conocimiento de las deliberaciones a Ámbito, esta suba de tasas tiene tres “grandes motivaciones”. En primer lugar, “reforzar el sesgo contractivo de la política monetaria acompañando el sesgo de los anuncios”, es decir, la señal de reducción del déficit trazado por el Ministerio de Economía. En segundo lugar, “contribuye a estabilizar el mercado de cambios y acompaña las medidas para aumentar reservas”. Y, en tercer lugar, “sigue con el esquema de ir hacia tasas reales positivas”.

Los distintos analistas remarcaron que esta decisión implicó un reordenamiento del esquema de tasas, ya que dejó al rendimiento de los pesos por encima del ritmo de devaluación, algo que en el mercado estiman que ayudaría a descomprimir tensiones cambiarias. Federico Furiase, director de Anker, estimó que “la tasa de pases a un día quedó en 5,4% mensual y la Leliq 28 días en 5,7% mensual versus un crawling del tipo de cambio que viaja hoy a un ritmo de 5,5% mensual”. “Si aceleran el crawling en septiembre, nuevamente vamos a tener crawling por arriba de las tasas del BCRA y eso es un punto en contra para la estabilización cambiaria”, analizó. Respecto de este punto, fuentes que conocen las discusiones en el Central le dijeron a Ámbito que buscarán mantener el rendimiento de la tasa de pesos por encima del ritmo devaluatorio.

Analistas también señalaron al menos dos riesgos que trae esta suba de tasas. En primer lugar, cómo reaccionarán los bancos por la decisión de permitirle a los Fondos Comunes de Inversión operar Pases a un día. Desde el sector bancario esperaban mayores precisiones de la instrumentación del Central porque, si bien esta decisión está orientada a “mejorar el esquema de transmisión de tasas cortas”, en los hechos puede desalentar a los bancos a participar de licitaciones para tener mayor liquidez en caso de que los FCI quieran los pesos para colocarlos en Pases. Sobre este punto, desde el Gobierno consideraron que no creen que esto le reste fondos al Tesoro, pero estarán atentos a que no se generen tensiones financieras.

El segundo problema está relacionado con eventuales complicaciones que registren las empresas para financiarse, por la fuerte suba que también se registró en las líneas de préstamos. Sin embargo, analistas entendían que habrá algunas empresas que estarán más complicadas que otras.

Tanto las tasas activas como las pasivas sufrieron retoques. En el caso de los instrumentos de política monetaria, tuvieron subas entre 8 y 9,5 puntos. La TNA de los pases a un día quedó en 64,5% (desde 55%), la Leliq a 28 días rendirá 69,5% (desde 60%) y la Leliq a 180 días, 76%. Estos mayores rendimientos también llegarán a individuos y empresas, porque los plazos fijos hasta 10 millones de pesos rendirán 69,5%, mientras que los superiores a ese monto tendrán una TNA de 61%. Los plazos fijos UVA precancelables pasaron de 56% a 65,5%. En el caso de las líneas de crédito reguladas para el sector productivo, también se encarecieron, porque los préstamos para capital de trabajo pagarán una TNA de 69% y 59% para realizar inversión productiva. Por último, también en el segmento individuos, la tasa para hacer “revolving” de la tarjeta de crédito pasó de 62% a 71,5%.

Fuente: Ámbito

loading...