1816-9 de julio- 2022: A 206 años de la independencia.

Rio Grande 08/07/2022.- Siempre me pregunté qué pensarían aquellos hombres y mujeres que en el siglo XVIII decidieron declarar la independencia de las provincias del Rio de la Plata de la corona española y que harían si vieran en lo que nos hemos convertido.

Seguramente tenían proyectos inmensos para este gran pais, con cuatro estaciones, 5 mil kilómetros de fronteras, más de 2500 kilómetros de costas sobre el Atlántico, un pais 9 veces más grande que España, un pais que no llegaba a un millón de habitantes, prospero en ganadería, agricultura, con un puerto abarrotado en Buenos Aires que exportaba materia prima como carne, granos, lana, cueros por millones de pesos y que tenía todo por hacer.

Habían pasado las grandes batallas por la soberanía venían épocas de prosperidad y esos hombres hoy son recordados en actos a los que se les cambian las fechas según convenga al turismo. Las inmensas pampas argentinas eran el atractivo del mundo para invertir, la minería, la ganadería, todo para ser un gran pais.

Esos hombres hablaban de libertad y la concretaron, hablaban de lealtad y la demostraron, fueron honestos y probos, sus actos quedaron en la historia, en los libros y hay canciones que hablan de ellos. Pero nadie ha seguido esos ejemplos y el pais que soñaron hoy no es ni la sombra de esos sueños. La historia se cuenta según los intereses de quienes lo hacen y son usados para fines que ni siquiera puedo imaginar.

A 206 años de la independencia Argentina, sigue recibiendo los mayores ingresos por la exportación de granos, y carne, básicamente de la agricultura, como hace 206 años, a diferencia de entonces cuando el resto del mundo hablaba de la valentía de los próceres, del respeto ganado, del coraje de enfrentar a potencias y ser libres, hoy se burlan de nuestros líderes, no tenemos socios comerciales o elegimos a aquellos paises que son liderados por hombres que están en las antípodas de nuestros héroes de la independencia.

Hablamos de independencia económica y le debemos 600 mil millones al Fondo Monetario Internacional, hablamos de justicia social y tenemos 50% de pobres, hablamos se soberanía política y si Estados Unidos no nos presta plata entramos en default.

Somos el pais de los dobles discursos, de la coima, de la violación de derechos humanos, sino no se explica cómo es que 4 millones de niños se van cada noche a dormir sin comer.

En un pais con todos los recursos hay 20 millones de personas que viven de subsidios, planes, en este pais rico en recursos mueren personas en situación de calle, en este pais, el segundo más grande de América Latina, estamos a punto de entrar en el racionamiento, como en Cuba, Venezuela, o El Congo, faltan alimentos, en el que alguna vez fue el granero del mundo, faltan insumos para la industria, en el pais que alguna vez tuvo lingotes de oro en los pasillos del Banco Central, no se puede salir del pais, porque nuestra moneda no vale nada y a los dólares no se puede acceder porque tienen que recaudar para pagar deuda y porque no tenemos reservas, el BCRA es un edificio vacío.

A 206 años de aquel 9 de julio en Tucumán, los argentinos pasamos por uno de los peores momentos de la historia, combustible racionado, alimentos sin precios, inflación incontenible, moneda devaluada, desempleo, empresas y comercios cerrados a lo largo y ancho del pais.

Funcionarios que cobran sueldos exorbitantes, cuando aquellos héroes de los que hablábamos al comienzo, murieron en la pobreza, pero a estos ni se les ocurre dejar de ostentar que son una elite de privilegiados, que lejos de defendernos nos han enterrado en la miseria, mientras ellos son cada vez más ricos, pero ni siquiera se sonrojan.

Y hablo de todos y cada uno de los que han conducido este pais en general y en particular los del siglo XX y XXI, quizá lo peorcito que nos tocó padecer.

Nadie hablara de esto, nadie recordara a los prohombres que nos liberaron, ni de las condiciones en terminaron sus vidas, muchos fuera de este pais, otros en la miseria, pero ninguno con un mausoleo, ni 1000 millones de dólares en sus cuentas, ni uno acusado de corrupción, violación de derechos humanos o procesados por defraudación y estafa al estado.

Esos hombres que hace 206 años decidieron la independencia de Argentina, fueron y son para muchos el ejemplo a seguir, para otros son meros nombres que llenan páginas en los libros, porque en este pais hasta los historiadores son poco creíbles u cuentan la historia según su ideología, repudiables desde todo punto de vista, camaleónicos, llenos de falsas promesas y relatos fantásticos sobre un futuro que han sabido destruir.

A los héroes de la revolución libertadora de Argentina, y en nombre de un pais empobrecido mis disculpas eternas, por las atrocidades cometidas en nombre de la soberanía política, la independencia económica y la justicia social, nunca menos aplicada y nunca menos respetada.

No sé si decir que siento vergüenza, mucha vergüenza cada vez que paso frente a un monumento a José De San Martin y me quedo mirando esa imagen de uno de los tantos que dieron su vida por este pais y que hoy no son valorados por ese sacrificio.

Sumo a esta lista a Manuel Belgrano, José Artigas, José Rondeau, Martín Miguel de Güemes Guillermo Brown, Gregorio Aráoz de Lamadrid.

Y a todos los que conformaron el congreso, todo de hombres, compuesto por 29 diputados y que estuvo encabezado por Francisco Narciso de Laprida, diputado por San Juan; Mariano Boedo, diputado por Salta; José Mariano Serrano, diputado por Charcas y Juan José Paso, diputado por Buenos Aires. En el listado no aparece, sin embargo, José de San Martín, el más descollante de los próceres de la guerra independentista.

La Declaración de Independencia de la Argentina fue una decisión tomada el martes 9 de julio de 1816 por el Congreso de Tucumán, por la cual se declaró la formal ruptura de los vínculos de dependencia política de las Provincias Unidas del Río de la Plata con la monarquía española.

Ojalá que muchos relean la historia y reflexionen sobre los hechos que llevaron a este pais a la situación actual y cuál es el grado de responsabilidad que nos compete como ciudadanos. Feliz día de la independencia.

Armando Cabral

loading...