Las inequidades de la pandemia.

Rio Grande 09/06/2021.- Se podrían decir muchas cosas de las condiciones en que este país está atravesando la pandemia que ha paralizado al mundo, pero Argentina tiene particularidades que son el asombro de cientos de países. Una de ellas la inequidad, la falta de solidaridad, de empatía, y sobre todo de una frase usada hasta el hartazgo que es solo un relato, inclusión, es todo lo contrario, exclusión, expulsar del sistema a millones de personas y convertirlas en pobres y dependientes del estado.

Esa inequidad tiene que ver con la pobreza, que llego al 42% según datos oficiales, 19 millones de personas en esa situación, 6 de cada 10 niños, jóvenes y adolescentes también, millones de personas sin trabajo, 11.800 hoteles cerrados, cientos de sucursales de bancos, estaciones de servicio, pymes, autónomos, monotributistas, todos en su peor momento, con situaciones sin solución y sin el acompañamiento del estado, que en lo público pareciera que asiste a todo el mundo y esa ayuda ha logrado que la argentina se ponga de pie, pero lo real es que estamos entre los 10 países con más corrupción, entre los diez con más casos por millón de habitantes y donde la brecha entre los que viven del estado y los privados se agigantó como nunca antes.

Ningún funcionario público en todo el país, salvo Esteban Bulrich ha donado un peso para apoyar a un comedor, a un comerciante, a un emprendedor o alguna asociación de ayuda, por ejemplo, de chicos con TEA o Autismo, nada, prefirieron vacunarse ellos antes, que miles de ancianos en situación de riesgo, hacen campaña con las vacunas, ocultan información sobre los contratos con los laboratorios, y en medio de un escándalo tras otro, la gente es cada vez más pobre, la moneda vale cada vez menos, y el malestar social crece en todas las encuestas, ya no quedan familias que puedan ahorrar porque apenas si llegan a fin de mes, y otras ni siquiera eso.

Aun se reparte leña y agua en camiones en Tierra del Fuego, pero hay funcionarios que cobran medio millón de pesos por mes, y otros que llegaron al millón de pesos, en esta provincia 7 personas se llevan caso 8 millones de peso  por mes.

Pero hablan de la empatía, la inclusión, la igualdad, y todas esas frases hechas que no solo ya nadie cree, sino que no aportan nada, ni han aportado a lo largo de 31 años de ser provincia. Un ejemplo de ello, fue la reciente finalización de 11 kilómetros de pavimento entre los pasos fronterizos de Argentina y Chile en la entrada norte de la Isla, 11 kilómetros después de 6 gobernadores en Tierra del Fuego.

Porque la legislatura, que está al tanto de todo esto, no hace nada, porque no se aplica el juicio de residencia que está en nuestra constitución provincial, porque no hay denuncias de ningún tipo sobre escándalos como el puerto en Rio Grande, el Corredor del Beagle, el enriquecimiento ilícito de cientos de funcionarios que muestran sus mansiones sin vergüenza ninguna.

Porque no se prohíbe el ingreso a planta permanente de plantas políticas que suman miles de empleados ingresados por la ventana y no por concurso, porque se aumentan impuestos todas las semanas y no hay ninguna solución para la quiebra permanente de los privados, porque se persigue a un autónomo hasta hacerle pagar con sangre sus obligaciones y otros se llevan casi un millón de pesos, gracias a esa sangre de los que trabajan todos los días.

A quien asesoran los asesores que no pueden demostrar ninguna experiencia en nada, pero que además no van a trabajar, porque si todos los asesores fueran a cumplir con su trabajo, por ejemplo a la legislatura, el edificio colapsaría, además no hay espacio físico suficiente para que el 1% ingrese al mismo.

Otro dato, 8 millones de trabajadores del sector privado sosteniendo a 20 millones de personas que dependen de la ayuda que da el estado pero que pagamos los privados con nuestros impuestos. Es imposible que algún idiota crea que ese dinero sale del bolsillo de sus dirigentes.

43 mil millones de pesos se llevan 257 diputados y 72 senadores, el equivalente a un presupuesto de cualquier provincia argentina, 20 asesores por diputado y 70 por senador, díganme si esto no es una inequidad, pero claro si sos políticamente correcto no decís nada, te quejas de la pobreza pero no solucionas el problema, no solo sos parte, sino que además lo agravas con tus salarios estratosféricos, mientras todos los días aumenta la cantidad de gente en situación de calle, reclamando un tubo de gas, leña, una garrafa, agua, que pase el aguatero, un camión con una manguera que les llena un tambor en una provincia donde la temperatura llegó a 13 grados bajo cero.

Gente que vende desde los borceguíes, hasta ropa interior, jeans usados, camperas, sweters, medias y lo que se les ocurra para sobrevivir, para sobrevivir, en un lugar donde un frasco de mermelada cuesta 270 pesos, una caja de jugo de 12 sobres para diluir, 352 pesos, un paquete de galletitas 178 pesos, una lata de choclo 110 pesos, un dentífrico de segunda marca 235 pesos, un desodorante corporal 368 pesos, una lata de atún de 170 grs 249 pesos, un paquete de fideos, 111 pesos, un jabón blanco en pan 89,71 pesos.

Sumando 3 o 4 productos más suman 5 mil pesos, y no incluimos, ni carne, ni verdura, ni un shampoo o un yogurt, un litro de leche un paquete de yerba de 1/2 kilo 250 pesos, productos básicos, un alquiler no baja de los 25 mil pesos, si tiene servicio de cable e internet, súmele otros 5 mil pesos y si tiene auto, unos 4 mil pesos por semana en combustible, que autónomo puede sobrevivir con estos precios, sin ningún beneficio fiscal, sin posibilidad de sacar un crédito porque la tasa anual para retirar un millón de pesos es del 158% es decir debe devolver en 36 cuotas de 60 mil pesos un crédito para tratar de salvar su emprendimiento, más que solución es comprarse un terrible problema, pero aquellos que han pasado 11 meses sin hacer nada, muestran sus salarios casi millonarios, mientras los hambrientos los rodean pero ellos no los ven, no están, son NN, sin nombre, los han desaparecido. No hay igualdad, ni inclusión, ni empatía, hay avaricia, deseo de poder y perpetuidad y si para eso hay que caminar sobre un rio de cabezas aplastadas, se hará.

Armando Cabral.

loading...

Etiquetas: