Coronavirus La vacuna por la que negocia el Gobierno, requiere una tercera dosis a los 9 meses de la segunda

Rio Grande 29/04/2021.- Lo confirmó el CEO de la farmacéutica alemana BioNTech, que elabora la vacuna junto al laboratorio Pfizer. Esta semana, la Argentina retomó conversaciones para avanzar en la entrega de las dosis pendientes

Lo que comenzó como un rumor y se transformó en una posibilidad, cada vez está más cerca de ser una certeza cuyo impacto en los planes de vacunación contra el Covid-19 es todavía imprevisible.

El cofundador de la farmacéutica alemana BioNTech,  el doctor Ugur Sahin, confirmó que la vacuna contra el coronavirus desarrollada por su laboratorio y distribuida junto a su socio estadounidense Pfizer necesitará una tercera dosis 9 meses después de la aplicación de la segunda, que se administra a los 21 días de la primera inoculación, para mantener su eficacia.

Esta declaración se conoce apenas 48 horas de que el Gobierno argentino retomara las negociaciones con Pfizer ya que el país, tras haber albergado ensayos de esa vacuna, no logró acceder a la provisión del inoculante.

 

Se han retomado las negociaciones con Pfizer para también entender cuál es el estado de situación o cómo se puede generar algunos cambios para avanzar en un contrato“, explicó esta semana Cecilia Nicolini, asesora presidencial, en declaraciones a radio Futurock.

 

En 2020, el laboratorio había realizado ensayos clínicos en el Hospital Militar, en conjunto con BioNTech, para testear la efectividad de su principio activo. Se esperaba preferencia en el suministro para la Argentina, pero el acuerdo para la entrega de 3 millones de dosis antes que finalizara el año nunca se concretó.

La vacuna de Pfizer necesitará una tercera dosis 9 meses después de la aplicación de la segunda.

Por eso, el presidente Alberto Fernández salió a denunciar que el laboratorio estadounidense había impuesto “demasiadas exigencias” que otros proveedores de vacunas “no han tenido“.

“Pfizer nos pidió una Ley de Vacunas, y nosotros cumplimos. Y ahora nos piden otra ley para evitar responsabilidades penales si las vacunas causan daños físicos. Esa inmunidad jurídica no se la vamos a dar“, explicó en esa oportunidad.

El Gobierno le pidió a AstraZeneca “certezas” sobre cuándo comenzará la entrega de vacunas

 

En lo que podría llevar a un nuevo impasse en las negociaciones entre Pfizer y el gobierno argentino, Ugur Sahin, CEO de BioNTech, expresó: “La protección se va haciendo menor lentamente en el tiempo. Tenemos datos que indican que a los 6 meses la protección ya no es del 95% sino del 91%. Y a los 8 meses vemos que los anticuerpos que producen la protección merman claramente“, dijo

Y sostuvo que “por eso necesitamos una tercera dosis para llevar la protección de nuevo cerca del 100%”. Además, advirtió de que la máxima efectividad de la vacuna, que es de 97%, no se alcanza hasta 7 días después de haber recibido la segunda dosis, y reconoció que a los 6 meses esa inmunidad comienza a descender”.

Ugur Sahin, dirige BioNTech junto a la científica Özlem Türeci. Recibieron la Orden del Mérito en Alemania

Eso significaría que entre los 9 meses y el año siguiente probablemente deberá inyectarse una tercera dosis para recuperar ese grado de protección máxima. Por eso, aseguró que “probablemente” la Pfizer se convierta en una inoculación anual, como la de la gripe estacional.

Hace apenas dos semanas, Albert Bourla, CEO de Pfizer, había reconocido que era “probable” que hiciera falta una tercera dosis de refuerzo, aunque en ese momento aclaró que”todo eso tiene que confirmarse”.

La alianza Pfizer/BioNTech ya había anunciado en febrero que estaba estudiando los efectos de una tercera dosis de su vacuna, basándose en la evolución de más de 12.000 participantes de un ensayo clínico.

loading...

Etiquetas: