Las contradicciones, las dudas y la falta de credibilidad.

Lun 19/10/2020.- El viernes pasado finalizó el 56° Coloquio De Idea del cual participamos como único medio de la provincia en el encuentro empresarial más importante del país. Allí el presidente de la nación dijo dos cosas que hicieron que el dólar llegara a los 178 pesos. Dijo “No habrá devaluación y no tocaremos los depósitos de la gente”.

Lo primero que dijo el presidente es que no habría devaluación, nadie le pregunto esto porque estaba haciendo la apertura del coloquio, es decir no hubo preguntas sobre e particular porque además en este país venimos de devaluación en devaluación desde 2001.

Lo otro que no debió decir es que no se iban a tocar los depósitos y este tema es aún más grave y le eriza la piel a cualquier argentino que inmediatamente recuerda el corralito, también de 2001.

Estas declaraciones las hizo el presidente a las 09:00 hs de la mañana, al cierre del día el dólar se había disparado de una manera histórica, y la devaluación tocaba el piso de hace dos décadas atrás.

Juntamente con esos datos aparecieron otros que son innegables, y de los cuales no se habla, el crecimiento de las villas, 39% de desocupación, más que en el 2001, 40% de gente en negro que perdió el trabajo, 6 de cada 10 jóvenes son pobres y el 40 % de los que viven es villas son pobres. Del otro lado de la historia y en ciudad gótica el Ministro de la Producción Kulfas y el de Economía Guzmán esperan a que llegue marzo sin devaluar cuando entren al país los dólares que genera la producción agropecuaria. Esta estrategia parece incumplible con un dólar a 178$ cuando para marzo aún faltan 6 meses. La idea de no devaluar con estos números parece imposible, más aún teniendo en cuenta que las reservas del Banco Central están en su piso histórico, es decir nuestro peso no tiene respaldo y no tenemos acceso a crédito de ningún tipo. En la última semana aumento todo, la canasta familiar en promedio y según datos de INDEC casi un 6%, los combustibles en nuestra provincia un 2,59% y el continente 3,5%, es decir invisibilizar la realidad se le está volviendo en contra y si a esto le agregamos los ataques y provocaciones del tipo “como me gustaría jugar al bowling por la 9 de julio”, del pensador K Dady Brieba y como si no fuera suficiente, para el Ministro Cafiero aseguró que “ los que marcharon en contra del gobierno no son el pueblo”, en definitiva, siempre se puede estar peor.

Conclusión: no se soluciona nada, el plan es que no hay plan, el premio y castigo está en plena vigencia, al que se porta bien hasta le promoción los portales truchos y a los que decimos estas cosas no pagan 5 meses después.

Que puede salir mal, además de lo todo lo que ya se ha hecho mal, inventar un sistema de control de medios, liberar a la multiprocesada Milagro Sala, manipular la justicia o anunciar que en diciembre se termina el congelamiento de la tarifa de gas, que podría llegar a 86% de aumento, no quiero pensar a los que dejaron de pagar y esperaron que se acumularan hasta 7 facturas, como van a hacer para que no les corten el servicio, con un salario mínimo menor a cien dólares, lo mismo de Haití y un sueldo promedio de 40 mil pesos, cuando la canasta básica en el continente es de 47 mil pesos, y en nuestra provincia de 60.000, con sueldos que en algunos casos apenas llegan al 50% de eso.

“La realidad es la única verdad” y aquí la hemos expuesto tal y como la vemos.

La pobreza alcanzó al 40,9% de la población argentina en el primer semestre de 2020. El país sudamericano alcanzó uno de los peores índices semestrales de pobreza e indigencia en su historia. Con estas cifras se calcula que 18,5 millones de argentinos son pobres y 4,7 millones son indigentes

¿Alguien puede creer, alguien puede no dudar, alguien que no sea funcionario, ñoqui o acomodado, puede confiar en que en marzo vamos a estar mejor?.

Armando Cabral

loading...

Etiquetas: