Conflicto por el gas. La francesa Total intimó a Metrogas a pagarle $514,8 millones

Viern 18709/2020.- La tensión entre las productoras de gas y las distribuidoras continúa en ascenso. Luego de que las empresas petroleras mandaran una carta al Gobierno advirtiendo que cortarían el suministro si Metrogas no abonaba sus facturas, ayer la francesa Total le envió una carta documento intimándola a pagar $514,8 millones en un plazo de cinco días.

La situación de Metrogas no es muy distinta a la del resto de las distribuidoras, como Naturgy y Camuzzi. Por ejemplo, el congelamiento de sus ingresos desde abril de 2019, la alta inflación y el impacto de la pandemia en la cobrabilidad de las facturas generó que las empresas se vieran complicadas para hacer frente al pago del gas que luego distribuyen. Metrogas, además, en los últimos meses debió hacer frente a vencimientos de deuda en dólares, en un contexto de devaluación.

En el sector eléctrico sucedería algo similar, sino fuera porque entre las distribuidoras -Edenor y Edesur, por ejemplo- y las generadoras -Enel, Pampa Energía, AES, Central Puerto, entre otras- opera Cammesa, la compañía con control estatal, que se encarga de los despachos de energía. Por lo tanto, ante los menores ingresos, las distribuidoras dejan de pagarle a Cammesa, que cubre la falta de cobro con aportes del Tesoro. De hecho, solo en julio, el Gobierno le transfirió $152.061 millones (US$2320 millones), lo que implica un aumento interanual de 157%, según datos del Instituto Argentino de Energía (IAE).

Total es una de las mayores empresas petroleras del mundo. En la Argentina está presente desde 1978 y es responsable del 27% de la producción operada de gas en el país, siendo el proyecto offshore (costa afuera) en Tierra del Fuego el más importante.

Con fecha de ayer, la empresa le envió una carta documento a Metrogas para intimarla a pagar el saldo pendiente adeudado por entregas de gas en junio pasado, que asciende a $514.845.375,28, en concepto de capital e intereses. En el documento, Total le exige saldar en el plazo de cinco días el pago total, “bajo apercibimiento de ejercer los remedios contractuales y legales que por derechos nos corresponden”, indicaron.

Al día siguiente, Metrogas se desdijo y afirmó que iba a pagar , pero que iba a negociar un diferimiento para hacer frente a las obligaciones en 2021. Aproximadamente la mitad de la deuda de Metrogas -$7500 millones por las facturas de junio, julio y agosto- es con YPF y la estatal Ieasa (Ex-Enarsa). El problema es que si estas empresas, controladas por el Estado, aceptan una refinanciación, el resto de las distribuidoras pedirá los mismos derechos y será complicado explicar una discriminación entre clientes del mismo mercado.

Más allá de eso, YPF tampoco está en condiciones de perdonar la deuda de Metrogas. Los dos principales ingresos de la petrolera son la venta de gas y los despachos de combustibles, que todavía están con una caída en la demanda del 30%. Esta situación se refleja en la poca actividad que está teniendo YPF en los yacimientos hidrocarburíferos.

Además de Total, en los próximos días podrían llegar más cartas documento a las oficina de Metrogas. Las petroleras ya anunciaron el lunes pasado que “no están en condiciones de continuar financiando las entregas de gas natural ni a Metrogas, ni al resto las prestadoras del servicio público de distribución de gas natural, ni a cliente alguno”.

Las empresas productoras están afectadas, además de la falta de pago, por el congelamiento en pesos de sus ingresos, que no se actualiza desde abril de 2019. También reclaman el pago de una deuda por la devaluación generada en 2018 y están a la expectativa de que el Gobierno presente un nuevo Plan Gas.

Por: Sofía Diamante

Fuente:lanacion.com

loading...

Etiquetas: