La obra social fueguina contrató auditor médico por más dinero del permitido, y el Tribunal de Cuentas miró para otro lado

Mart 17/09/19.- La Obra Social del Estado Fueguino (OSEF) le paga a un auditor médico $ 543.000 mensuales, cuando el límite de la contratación directa -modalidad utilizada en este caso- es de 360.000 pesos, pero encima anuales. Sospechas de amistad con la presidenta de OSEF, la “011” Liliana Conti. Interna en el Tribunal de Cuentas Provincial, donde los auditores miran para otro lado, y el personal de carrera ve una clara irregularidad.

En un estado provincial con déficit mensual, y cuyo servicio de salud es precario, contratar un auditor externo por 543.000 pesos mensuales parece un despropósito. Además, contradiciendo las normas provinciales que establecen un máximo de 360.000 anuales (no mensuales) para la modalidad de contratación directa, la utilizada en este caso. Con un agravante: el Tribunal de Cuentas Provincial (TCP) debería haber auditado y/o observado este contrato. Pero no lo hizo. Los auditores Miguel Longhitano, Hugo Sebastián Pani y Luis María Capellano, que responden a la gobernadora Rosana Bertone, no consideraron a este acuerdo objeto de auditoría, a pesar de los consejos en contrario de la línea técnica.

El contrato cuestionado se da entre la Obra Social Estatal Fueguina (OSEF) y el médico Héctor Ignacio Francisco Payba, CUIT 20-20506415-0, para “prestar los servicios de Auditoría Médico Adminstrativa” en la delegación porteña de esa obra social. Además de exceder el monto permitido para contrataciones directas del estado provincial fueguino -en un solo mes sobrepasando el del año-, el médico en cuestión parece haberse dado de alta en la AFIP solo para cobrarle a la OSEF, a la cual le presenta facturas de numeración consecutiva. Es decir, parece que es su único cliente.

A la hora de buscar explicaciones, en el TCP encuentran solo una: el médico Payba es amigo de la “011” Liliana Conti, designada directora de la OSEF en junio de 2018 por la gobernadora Bertone. En Tierra del Fuego se les dice “011” a los habitantes de Ciudad Autónoma y Gran Buenos que mantienen sus celulares con esa característica, pero cobran buenos sueldos y/o hacen buenos negocios gracias al Estado -más aún a la gobernadora- de la provincia más austral del país.

“Payba es un profesional que factura una suma más que importante a la OSEF. Pero lo más llamativo no es ello, sino que volvió a inscribirse solo para facturarle a nuestra obras social, y no tiene ningún otro cliente”, le comentó a Minuto de Cierre un funcionario del TCP. “Nuestro organismo -agregó- debería haber observado esta contratación directa, sin embargo no lo hizo por razones políticas”, agregó.

Por otra parte, como se observa en las facturas, la fecha de pago es a los dos días del mes vencido y facturado. Una ventaja que hoy no recibe ningún argentino, ni en el sector público ni en el privado. Payba es la excepción. Como casi todo el personal que nombró Bertone, lo más probable es que el mandato de Conti al frente de la OSEF termine el 17 de diciembre, cuando asuma la gobernación Gustavo Melella. Mientras tanto, le quedan tres meses más de bonanza.

Fuente:minutodecierre

loading...

Etiquetas: