INMINENTE PARO NACIONAL: Documento de la CGT en defensa de los trabajadores

Sab 23/06/18.- Con duras críticas al Gobierno nacional, la Confederación General del Trabajo de Río Grande confirmó que se plegará a la jornada de medida de fuerza que dicha organización concretará en todo el país el próximo lunes.

RIO GRANDE.- La Confederación General del Trabajo (CGT) de Río Grande, realizó una conferencia de prensa donde ratificó la adhesión a la medida de fuerza nacional que se llevará a cabo el lunes 25 de junio del corriente año.

Con el secretario general Mariano Tejeda a la cabeza, los gremios y sindicatos que conforman la central obrera riograndense, rubricaron un documento conjunto con fuertes críticas al Gobierno nacional por el deterioro social y económico que atraviesa el país, y por ende las provincias, a partir de la implementación de políticas neoliberales, siempre en desmedro de los asalariados.

Tras la lectura del documento, Tejeda analizó la situación nacional y provincial y confirmó que las entidades que conforman la CGT Río Grande se sumarán al paro nacional que dicha organización llevará a cabo el lunes próximo.

 

El documento de la CGT Río Grande

 

La Confederación General del Trabajo de Río Grande comunica que, conforme lo resuelto por el Consejo Directivo de la Confederación General del Trabajo de la República Argentina, adhiere en todos sus términos al paro nacional dispuesto para el día 25 de junio del corriente año.

En este sentido, queremos resaltar que los motivos que nos llevan a realizar esta medida de fuerza resultan abrumadores para el conjunto de la clase trabajadora argentina que se encuentra cada vez en peor situación económica debido a la política de ajuste que implementa el gobierno del presidente Mauricio Macri a nivel nacional y que impulsa en el ámbito de las provincias argentinas con la complicidad de los gobernadores.

Hemos denunciado desde el comienzo del gobierno de Cambiemos que venían a imponer un modelo económico ya conocido por el conjunto de los trabajadores argentinos que llevó a nuestro país, en el año 2001, hacia una de las peores crisis económicas y sociales de nuestra historia.

Ahora, el último acuerdo logrado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), reafirma esta postura, porque somete a todos los argentinos a un control externo de las políticas nacionales en grave perjuicio de la soberanía políticas e independencia económica, pilares fundamentales de la libertad de los pueblos. Hemos visto un claro ejemplo en el veto presidencial de la ley que frenaba los tarifazos o la destrucción del Fondo de Garantía de Sustentabilidad que asegura el pago de las jubilaciones.

El acuerdo con el FMI no puede tener otro destino que el fracaso y la perdida de derechos para las grandes mayorías de trabajadores. Las condiciones impuestas para conseguir el préstamo que endeuda a diez generaciones argentinas, tiene fuertes exigencias para continuar por el camino del ajuste del sector público, aumento del precio de los servicios, la depreciación de la moneda nacional, el abaratamiento de la mano de obra argentina, el recorte de las jubilaciones, la extensión de la jornada laboral, etc.

Es claro: la flexibilización laboral está en marcha. La situación se agrava a nivel nacional en todos los sectores del trabajo que integran la CGT, como así también las PYMES nacionales y nuestra provincia no resulta ajena a esa realidad.

Ningún sector está en perspectivas de mejoras cuando no se protege la industria nacional. El sector privado se ve gravemente afectado, por las economías regionales que se ven altamente perjudicadas, se cae el consumo, caen las ventas, se pierden puestos trabajo, se cierran empresas.

El sector público es ajustado, se recorta en educación pública, se paralizan las obras, se despiden trabajadores, se congelan sueldos. Toda la clase trabajadora está perdiendo frente al sistema financiero y las grandes corporaciones.

Por ese motivo, la CGT Río Grande, tiene la obligación de denunciar y reclamar el cese inmediato de todas las políticas de ajustes que resultan persecutorias para los trabajadores y que están trayendo un grave perjuicio para la economía regional y familiar de nuestra provincia.  La situación se torna insoportable y por eso venimos a rechazar toda intento de reforma laboral que vaya en contra de los derechos adquiridos. Exigimos el retorno a las paritarias libres y la recomposición del poder adquisitivo.

La situación laboral en nuestra provincia y particularmente en nuestra ciudad se ha venido agravando con todas las medidas económicas-financieras del Gobierno nacional y la falta de ideas de un Gobierno provincial que se ha quedado pasivo.

Resulta necesario una salida urgente de este modelo económico que nos lleva al desempleo, la angustia y al despoblamiento de nuestra provincia. Resulta impostergable que los trabajadores retomemos la conciencia colectiva de clase para poder afrontar todos juntos esta lucha.

loading...

Etiquetas: ,