Carrefour: sindicalistas culpan a la “mala gestión” empresaria y buscan acuerdo para paliar la crisis

Lun 09/04/18.- El sindicato de empleados de comercio culpó a la “mala administración” de Carrefour en la Argentina por la crisis que estalló en la cadena de supermercados y anunciaron que si no hay una salida conciliada al conflicto tras el pedido del Proceso Preventivo De Crisis (PPDC) se avecina una escalada gremial.

“Es un conflicto a nivel nacional. La culpa de la crisis no es por una baja de ventas, sino por una mala administración empresaria desde hace 12 años y por eso echaron a toda la cúpula de la filial local, desde el director general hasta gerentes de sucursales”, enfatizaron desde el gremio que encabeza Armando Cavallieri a este medio.

Los sindicalistas remarcan que bajo la gestión del exCEO Daniel Fernández se tomaron “malas” decisiones empresariales, que le provocaron a multinacional azul y roja una pérdida de posición en el mercado doméstico; se firmaron “escandalosas” contrataciones de empresas proveedoras, como las de seguridad, logísticas o repartos a domicilio; se terciarizaron sectores internos de los híper, como el de carnicería; se realizaron polémicos proyectos inmobiliarios, y se hicieron compras “equivocadas”de mercadería. Este combo terminó por “alejar” a los clientes, con la sucesiva pérdida de “fidelidad”. 

“Fue una gestión empresarial totalmente deficitaria. Aparte de la rotación normal de personal de los supermercados, se encararon algunas reformas con retiros voluntarios. Nosotros hicimos los deberes como organización sindical, pero nosotros no vamos a pagar el costo de las malas decisiones que tomaron ellos”, sostuvo un hombre fuerte de la seccional Capital del SEC a ámbito.com.

En esta línea, los gremialistas minimizaron el impacto de los super chinos en la crisis y la caída generalizada del consumo, ya que otras cadenas de hipermercados y comercios de cercanía no cerraron ni están en la misma situación.

Las fuentes informaron a ámbito.com que el encuentro fue convocado para las 17 en la sede de Callao 114. Según anticipó el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, el PPDC abarcaría a alrededor de 2.000 empleados que se desempeñan actualmente en “las grandes superficies y no en los pequeños locales”. El PPDC permitiría que el Gobierno nacional se haga cargo de una parte de los salarios de esos empleados durante un tiempo, hasta que la compañía reordene el negocio. Sin embargo, esa misma iniciativa prevé que transcurridos los plazos y sin solución, se habiliten las desvinculaciones.Lo que hoy se discutirá será cuántos meses el Estado deberá abonar una porción de los sueldos. 

Horas antes de la reunión, el delegado de la sucursal Warnes y subsecretario de Asuntos Internacionales de Faecys, Mario Amado, advirtió que no aceptarán “un plan de salvataje que contemple despidos o reducción salarial”. Amado pertence a una línea interna de los mercantiles, que responde a Ramón Muerza, el secretario de Organización del sindicato que amenaza con disputarle el poder a Cavalieri.

Los trabajadores de la sucursal Warnes de Carrefour fueron notificados de la intención de cerrar ese hipermercado y lanzaron una campaña en las redes para denuciarlo. (foto: gentileza @MaraBasualdo8)

“En general la situación es preocupante y en nuestro particular es angustiante porque fuimos tomados por sorpresa cuando nos pidieron cerrar la sucursal”, apuntó el sindicalista a las radios Provincia y Continental.

Amado reconoció que Carrefour está en una “crisis global” y que en particular en la Argentina en los últimos tres años le dieron pérdidas. “Pudimos ver que nos estaban vaciando y nos quedamos a dormir por una semana, para impedir el cierre y darle visibilidad al conflicto”, recordó sobre las protestas en su sucursal.

“Pese a que comprendemos que las compañías necesitan ganar dinero, no vamos a aceptar reducción salarial o despidos”, agregó. En esa línea, reveló que los gerentes de la cadena de supermercados de capitales franceses “se juntaron” con Cavalieri hace más de un mes y plantearon la“necesidad de darle sustentabilidad a la empresa y para ello echar a 2.700 trabajadores, el cierre de 11 sucursales y la reducción del 20% del salario, una locura que rechazamos desde las bases”.

El delegado sindical opositor al Gitano advirtió que seis años atrás la multinacional francesa empleaba a 21.000 trabajadores y hoy, habiendo incorporado a EKI Discount y los Carrefour Express, hay menos de 19.000 trabajadores.

Según el último conteo de store network al 31 de diciembre de 2016, Carrefour cuenta en el país 79 hipermercados, 126 markets y 398 express. A estos números se suman siete maximercados, adonde buscan ahora apuntalar el negocio: los mayoristas. El nuevo CEO en el país el francés Rami Baitiehpiensa en aplicar aquí un plan de reconversión de 16 hipermercados en “maxis” mayoristas, además de incrementar las ventas de productos propios y a mejorar los canales de venta on line.

Según Amado, en los últimos años la cadena de supermercados se embarcó en negocios que fueron a pérdida, entre ellos la compra de productos que tuvieron escasa demanda, y recibió el coletazo de las medidas económicas del Gobierno nacional. “Es evidente la baja del consumo y eso por la situación del país, el estancamiento en el consumo evidenciado; y el otro factor es el alejamiento de Carrefour del cliente con políticas comerciales erradas”, indicó.

Ante este panorama se avecina un aumento de la conflictividad, con la incorporación del Sindicato de Choferes de Caminos (Sichoca) a las quejas. Los Moyano informaron en las últimas horas que unos1.500 camioneros podrían ser perjudicados por la crisis en Carrefour. “La lluvia de inversiones no parece reflejarse en la realidad Argentina, sin embargo lo que sí son un hecho son las cataratas de despidos”, alertó Sichoca en un comunicado.

Los Moyano exigen al ministro ser tenidos en cuenta en las negociaciones oficiales en el ámbito de Trabajo. A la reunión de esta tarde no fueron convocados. “No se descarta, en los próximos días, una marcha a la embajada de Francia y al centro de distribución de logística de Carrefour. Posteriormente, no descartamos un paro de carácter nacional a todas las cadenas de supermercados de la Argentina en repudio al desentendimiento de Triaca”, alertaron.

“Los trabajadores no son los responsables de las crisis, es por eso que reafirmamos nuestra postura en defensa de ellos y continuaremos en la lucha en defensa de los trabajadores”, sostuvieron.

Ambito.com