PARA TENER EN CUENTA Tierra del Fuego-Ganaderia:”Hace 15 años que tenemos un problema gravísimo con los perros asilvestrados”

Dom 17/09/17 .- Lo dijo Lucila Apolinaire, presidente de la Asociación Rural de Río Grande, en diálogo con los conductores del programa ‘Arriba el Día.’

“Es un problema muy grande de hace más de 30 años agravado en los últimos 15 para la ganadería de Tierra del Fuego. La provincia es pequeña con pocos establecimientos ganaderos que producían ovejas raza corriedale ” contó la referente rural, añadiendo que “de 600 mil lanares que teníamos quedan ahora 286 mil cabezas y continuamos en descenso…”

En las localidades de Río Grande Tolhuin y Ushuaia el perro asilvestrado es el principal problema para la producción ovina y una amenaza para la población, “este tipo de animal ya no es una mascota, ya no es Bobby nuestro perro amigo, son los que comenzaron a salir a cazar desde la ciudad a estancias aledañas, a ir de noche y volver de día, le agarraron el gustito a cazar por instinto, eran desatendidos con dueños irresponsables pero hoy volvieron a su estado salvaje quedándose en el campo, reproduciéndose y tenemos jaurías hace 15 años desarrollándose sobre todo en una parte boscosa de monte donde es casi imposible localizarlos. Estamos hablando de perros que ya no tienen contacto con el hombre, que dejan sus características de domesticidad, yaen estado salvaje” detalló.

Apolinaire señala que hubo una ausencia del gobierno nacional anterior, aunque las autoridades provinciales trataron de tomar acciones, pero no fue suficiente. Más de veinte establecimientos tuvieron que dejar de producir ovejas (por depredación de perros asilvestrados) para comenzar con la cría de vacas raza Hereford, “el problema es que no tenemos inviernos parejos y el año pasado hubo una mortandad bovina del 15% , intentamos explicarle a la comunidad, población y gobernantes de Tierra del Fuego que la oveja fue introducida hace 130 años, que producíamos excelentes carnes y fibras con reconocimiento internacional, hoy cambiar a la vaca es muy caro, hay que modificar toda la infraestructura en el establecimiento, no es tan rentable, se gana mucho menos dinero, se emplea menos personal, es muy negativo el panorama” señaló.

La situación en la provincia vecina es tan compleja que las autoridades han declarado la emergencia agroganadera, ya que las jaurías afectan la producción, como así también el equilibrio de la biodiversidad, el turismo y la salud pública. Al respecto, se ha trabajado en la gestión de la gobernadora Fabiana Ríos en conjunto con el área de Ganadería y se formó un comité interinstitucional formado por organismos vinculados al campo, sociedades protectoras y otros entes para la formulación de una ley que defina al perro asilvestrado como “especie exótica invasora”

“Hace 5 años llevamos un diálogo con todas las partes interesadas, incluyendo las sociedades protectoras y trabajamos en conjunto. Por supuesto que a nadie le gusta tener que sacrificar un perro, más quienes queremos a los animales y nos criamos en el campo, es sumamente desagradable pero finalmente cuando uno explica detalladamente la gravedad del tema, se llega a comprender que el perro asilvestrado es también un riesgo sanitario y de seguridad” explicó la titular de la Rural de Río Grande.

Ella recuerda que hubo un episodio hace unos años denunciado por turistas europeos que hacían trekking cuando fueron atacados por una jauría y tuvieron que defenderse poniéndose espalda con espalda, sacándose los cinturones e intentando amedrentar a los perros. “Mucha gente ahora tiene miedo de ir a pescar o acampar porque verdaderamente los perros salvajes representan un peligro” agregó.

Más de 30 mil perros sueltos en Rio Grande

Así como las jaurías salvajes en el campo surgieron como consecuencia de la irresponsabilidad de propietarios de perros de la ciudad, actualmente (y según un estudio realizado) en Río Grande hay más de 33 mil perros que deambulan por las calles, generando también problemas de enfermedades, roturas de bolsas de residuos e inseguridad para la población. En este sentido,el Hospital Regional de Río Grande registra dos mordeduras caninas por día según las estadísticas de denuncias, cuenta Apolinaire.

“Nosotros necesitamos que los Municipios cumplan con las ordenanzas, que los propietarios no tengan sueltos a sus perros, no pedimos que se sacrifiquen animales. En definitiva quienes realmente los queremos, debemos velar porque no estén sueltos, darles cariño, comida y ser responsables” opinó

Por último, la referente rural afirmó que la solución llegará, paulatinamente, si es que los Municipios asignan mayores recursos, presupuestos, aumentan las multas y se realizan campañas fuertes de tenencia responsable de mascotas.

MJN (El Diario Nuevo Día)

loading...

Etiquetas: , ,