El empleo en blanco creció 9,8 por ciento en febrero

En el Gobierno se entusiasman con los datos de la encuesta de indicadores laborales que releva el Ministerio de Trabajo. Dicen que se crean empleos de calidad.

El empleo formal creció en febrero un 9,8 por ciento respecto del mismo mes de 2005, con lo que el indicador acumula más de tres años de alzas. “Ya van 41 meses de crecimiento sostenido del empleo en la Argentina”, dijo ayer, al anunciar los datos, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y reveló que el 74 por ciento de los nuevos puestos laborales son a través de “contratos por tiempo indeterminado, que apuntan a una mayor estabilidad”.

“Estos indicadores están mostrando un proceso de inclusión social que es prioridad para el Gobierno, al punto tal de que es una tendencia que se consolida no sólo en cuanto a cantidad de empleo sino a calidad”, destacó Tomada. “El empleo registrado es el que más crece”, insistió el ministro. La preocupación oficial por presentar la creación de empleo como un fenómeno basado en el trabajo en blanco se explica por un motivo muy simple. Los trabajadores en blanco están asociados a empleos de calidad: tienen un salario que más que duplica el de los empleados informales, además de contar con aportes previsionales, a la obra social y otros beneficios (vacaciones, aguinaldo, etc.) que se escatiman al conchabado en negro.

La Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), que elabora el Ministerio de Trabajo, se realiza en los conglomerados urbanos del Gran Buenos Aires, Gran Córdoba, Mendoza y Rosario. Es lógico que el relevamiento muestre una gran proporción de nuevos empleos en blanco, ya que las empresas encuestadas son fundamentalmente medianas y grandes. Y en estos establecimientos todas las encuestas reflejan un mayor grado de cumplimiento fiscal que en las pymes.

Como es habitual, cada vez que se anuncian los favorables datos de empleo, antes de la conferencia de prensa en Casa de Gobierno, Tomada se reunió con el presidente Kirchner.

El titular de la cartera laboral precisó que en el sector de la construcción el empleo formal creció de manera interanual en febrero un 27,6 por ciento, pese a la leve caída estacional que los puestos de trabajo tuvieron ese mes en relación con enero último (-0,1 por ciento).

En la industria manufacturera, el incremento de los planteles fue del 8,2 en comparación con febrero de 2005.

El ministro afirmó también que se está “observando una progresiva mejora hacia las registraciones del empleo”. Según los últimos datos del Indec, correspondientes al cuarto trimestre de 2005, el trabajo en negro alcanza al 45,5 por ciento de la población ocupado, un nivel todavía elevadísimo, pero inferior al 48,9 por ciento de fines de 2004.

Otros resultados del informe presentado ayer por el Ministerio de Trabajo son los siguientes:

– Solamente el 28 por ciento de las empresas efectúa trabajos de capacitación” y entre éstas las que más se destacan son las dedicadas a los rubros de higiene y seguridad.

– Las altas de personal de febrero se debieron en un 47 por ciento a la “expansión de la demanda y a nuevos negocios u obras” (temporada turística); un 31 por ciento, a la necesidad de “cubrir vacantes” y un 17 por ciento, a “cambios en la gestión y el proceso productivo” (incluye la incorporación de maquinaria).

– En el caso de las bajas de persona, un 44 por ciento fue “decidido por los trabajadores”, es decir, fueron renuncias.

– En cuanto a las bajas decididas por las empresas, el 28 por ciento se debió a la “disminución de la demanda” y el 9 por ciento, a “razones disciplinarias e inadecuación de competencias laborales”.

– Para marzo de 2006, el 12 por ciento de las empresas tenía puestos disponibles que buscaban activamente cubrir. La mayor parte de los puestos vacantes corresponde a empresas medianas y se halla principalmente en el sector de “comercio, restaurantes y hoteles”.

– El 40 por ciento de los puestos vacantes buscaba cubrirse con trabajadores con “calificación operativa”, el 25 por ciento con”técnicos”, el 19 por ciento con “profesionales” y sólo el 16 por ciento con trabajadores “sin calificación”.

loading...