“Queremos garantizar la buena prestación del servicio”

Así se refirió Gustavo Longhi a la ordenanza aprobada por los Concejales, que introdujo modificaciones a los pliegos licitatorios del transporte público de pasajeros. El edil manifestó que existe desconocimiento de los cambios introducidos, los cuales de ninguna manera otorgan privilegios a la actual empresa prestadora del servicio.

El Concejal del ARI, Gustavo Longhi, se refirió a los cambios que los ediles introdujeron en los pliegos licitatorios del transporte público de pasajeros, y explicó que “el objetivo es garantizar la buena prestación del servicio por parte de la empresa que gane la licitación. Hay desinformación y confusiones acerca de los cambios que aprobamos. Estos de ninguna manera favorecen o privilegian a la actual empresa por sobre las demás. Lo que ocurre es que debimos garantizar la posibilidad de que empresas locales presenten sus propuestas; de otra manera, hubiésemos dejado la puerta abierta a posibles presentaciones judiciales que hubiesen retrasado la licitación. También hicimos otras modificaciones que apuntan a tener unidades más adecuadas, ya que en el pliego original se establecía un peso máximo de los coches de cuatro mil kilos, y en vista de la experiencia de Ushuaia, que tiene problemas con este tipo de vehículos que presentan inconvenientes mecánicos y roturas, elevamos el peso a seis mil kilos, lo que permite contar con colectivos más robustos y apropiados. También establecimos un máximo en el monto de subsidio que las empresas pueden solicitar al municipio, algo que no estaba previsto en el proyecto original. Y como mecanismo de control, establecimos que la empresa prestataria debe presentar toda la documentación en regla todos los meses respecto a sus empleados, el pago de aportes previsionales y los seguros correspondientes, para poder recibir el subsidio municipal. De esta manera aseguramos el derecho de los trabajadores de tener un régimen laboral de acuerdo a la ley y evitamos el trabajo en negro”. Finalmente, el edil agregó que “establecimos el tiempo de concesión por diez años, pero la renovación por diez años más se debe poner a consideración del concejo deliberante, así tenemos la posibilidad de llamar a nueva licitación en caso que el servicio se preste de manera deficiente. Finalmente, Longhi concluyó:” Todos los cambios introducidos apuntan a una mayor transparencia en el proceso de licitación, y establecen controles con los cuales la Municipalidad podrá exigir el buen cumplimiento del servicio por parte de la empresa que finalmente obtenga la concesión”.

loading...