El rock argentino tiene quien lo filme

Gato Azul pasea en su motocicleta por la noche porteña buscando las piezas que le permitan reconstruir la verdadera historia de su progenitor, fallecido hace casi veinte años y conocido popularmente como Miguel Abuelo; Billy Bond viaja en el tiempo, de 1972 a 2006, ida y vuelta, pero siempre termina en el mismo lugar, el Luna Park, rompiendo todo; Attaque 77 se pone al servicio de la causa de los trabajadores de Zanón y ofrece un signo de los tiempos del rock masivo y comprometido de última generación; mientras tanto, la pequeña revolución cultural pergeñada en La Cueva de los años 60 se revaloriza por medio de documentos históricos y testimonios de la primera guardia: Litto Nebbia, Moris, Pajarito Zaguri, Javier Martínez, Pipo Lernoud y Ricardo Soulé, entre otros.

Mil imágenes para una misma música: el rock hecho en la Argentina. En los próximos doce meses, la industria cinematográfica pondrá su ojo blindado sobre el origen, los principales protagonistas, los mitos, las leyendas, la influencia sociocultural y el presente del género, a través de cuatro proyectos que se desarrollan en forma paralela, pero que confluirán en las salas porteñas en un año que promete tantas (o quizá más) celebraciones y homenajes como en 2005.

Habrá documentales, algunas ficciones, conciertos, poesías, fotografías e imágenes archivadas por casi cuarenta años que verán por primera vez la luz. Los cuatro films contarán con la participación activa de los músicos y, entre los productores y directores responsables, se encuentran personajes cercanos al rock local: Héctor Olivera (pionero con films como «Hasta que se ponga el sol», de 1973, y «Buenos Aires Rock», de 1983), el mismo Billy Bond, Hernán Gaffet y los periodistas especializados Claudio Kleiman y Marcelo Fernández Bitar, entre otros.

El Abuelo de la Nada

«Las canciones, las fotos y los recuerdos de tu padre, hoy ya son de la gente», es la primera respuesta que

encuentra el joven Gato Azul en la aventura nocturna que funciona como hilo conductor de «Buen día, día», el film que contará la vida de Miguel Angel Peralta (Abuelo), en un formato que fusiona el documental y la ficción.

Con la dirección de Eduardo Pinto («Palermo Hollywood», 2004) y la producción y el guión a cargo de Sergio Costantino, el film está narrado en primera persona por el mismo Abuelo, gracias a un completo archivo de audios donde figuran, además de entrevistas con el músico, grabaciones inéditas de canciones y poemas.

«Es un documental sobre la vida y la obra de Miguel Abuelo, pero con una ficción en el medio, protagonizada por su hijo», adelanta Costantino, el guionista que asegura haber sido vecino y amigo del músico y poeta. «No creo que este tipo de proyectos sean un suceso comercial, pero de alguna forma, con todas las películas del género que se están rodando, se están abriendo caminos.»

La película, aún en etapa de producción, podría llegar a las salas porteñas en agosto de este año y, entre los músicos entrevistados, aparecen Andrés Calamaro, Luis Alberto Spinetta, Charly García, Miguel Cantilo, Daniel Melingo, Kubero Díaz y Alejandro Medina. «En el film, Gato recorre las calles en su moto y se va encontrando con gente que conoció a su padre. Incluso en un momento se topa con Luciano Napolitano -el hijo de Pappo- que le devuelve unas fotografías de Miguel que tenía el Carpo guardadas», sostiene Costantino.

-Al meterte con esta especie de leyenda del rock de acá, ¿tuviste en cuenta las críticas que se le hicieron al film «Tango feroz», que giraba en torno de la vida de Tanguito, otro mito rockero?

-No, pero creo que la película va a mostrar un Miguel Abuelo más auténtico. A diferencia de lo que ocurrió con «Tango feroz», nosotros contamos con la colaboración de la familia de Miguel, que nos entregó mucho material inédito de gran valor documental. Y, además, la parte de ficción está hecha por su propio hijo.

La celebración del rock

De los cuatro proyectos, sólo uno se apoya en el estado actual del rock. Se trata del film que lleva como título tentativo «Celebración Rock», con producción de Héctor Olivera y dirección de Sebastián Schindel. «La idea es mostrar la escena rockera a través de las bandas más representativas», dice Daniel Werner, jefe de producción del film que ya cuenta con el 95 por ciento del material filmado y que podría aterrizar en las salas cinematográficas en agosto o septiembre.

Los Piojos, Babasónicos, Bersuit, Catupecu Machu, Attaque 77, Las Pelotas, La Renga y Ratones Paranoicos son algunos de los grupos que participaron. «Es un documental distinto -sugiere Werner-, porque más allá de los conciertos y entrevistas, con cada una de las bandas filmamos algunas escenas guionadas. A través de sus propios comentarios y reacciones, los músicos son los que cuentan la historia.»

Rompan todo, otra vez

«Básicamente en la película hay de todo, como en la vida: romance, drama, música… Es un documental basado en hechos reales, usando a Billy Bond y La Pesada como plataforma para narrar, pero tratando de hacer una reflexión sobre lo que ocurrió en los años 70: las actitudes, la represión, la música, la lucha de los jóvenes», asegura desde su casa en San Pablo el músico y productor detrás del seudónimo Billy Bond.

«Creo que el film bien podría ser el eslabón perdido, una especie de historia oficial y definitiva de los años 70, porque no creo que se limite simplemente a la música, sino que también abarcará los sueños, los fracasos, las ambiciones, las mentiras y las posturas sociopolíticas de la juventud argentina de entonces», continúa Bond, Billy Bond.

El proyecto incluye la filmación del concierto retorno del grupo La Pesada, que Bond planea realizar este año, en el Luna Park. «Todo empieza con la espera en el backstage del Luna -adelanta el músico-, pero treinta años después y poco antes de empezar el show con el que regresaremos a los escenarios. A partir de este concierto, se narra la historia como un flashback.»

¿Títulos tentativos? Varios: «Avanza el enemigo», «Febo asoma», el satírico «Grass al cielo» o el clásico «Rompan todo». Bond ya firmó un contrato por los derechos del film con la productora de José Luis Massa («Patoruzito») y entre los guionistas propuestos se encuentra Aída Bornik («Tango feroz», 1993). «De todas formas, me he reservado todos los derechos de elección, la coordinación de la parte musical y del control de calidad, para no tener sorpresas ideológicas o de comportamientos irreales, mentirosos o muy fantasiosos sobre el tema», concluye Bond.

El beat argentino

Con la producción musical de Litto Nebbia y la dirección y el guión de Hernán Gaffet («Oscar Aleman, vida con swing», 2001), «Argentina Beat» girará en torno de la cultura de los años 60, con el foco puesto en La Cueva y los primeros pasos del rock en castellano. «Se trata un poco de mostrar por lo que tuvieron que pasar estos jóvenes, en una época muy difícil, para inventar algo que no existía: el rock argentino. La película retrata un poco el maltrato que recibió la juventud en los años 60 por parte de la policía y los militares, como una especie de laboratorio para lo que llegaría con el golpe de 1976», adelanta Gaffet que, por estos días, se apura con la posproducción del film con el objetivo de que se proyecte durante el Bafici de este año (que comienza el 11 de abril).

«Es un muy buen documental, con un informe muy estricto y veraz», asegura Nebbia, que también trabaja junto a su hija, Miranda, en otro proyecto documental, con fecha de estreno en junio de 2007: «Los Gatos Salvajes, la película del rock».

«Argentina Beat» comienza en 1955 («es un buen inicio para conocer qué música escuchaban los fundadores del rock de acá») y llega hasta el primer Sui Generis. «Creo que lo más relevante de la película -arriesga Gaffet- es que destaca la originalidad de la música y la poética del primer rock hecho en la Argentina».

Por Sebastián Ramos
De la Redacción de LA NACION

loading...