El Congreso prorrogó la suspensión de remates hipotecarios

Fue tras una rápida votación en el Senado primero y luego en Diputados. La norma frena las ejecuciones de vivienda única y familiar, de menos de $ 100 mil, adquiridas con créditos durante la Convertibilidad

El Congreso volvió a prorrogar –por otros noventa días- la suspensión de los desalojos y las ejecuciones de las viviendas de los deudores hipotecarios, como ocurre desde la crisis de 2001, en un trámite veloz que permitió hoy aprobar el proyecto en ambas cámaras.

La falta de acuerdo entre los bloques, sin embargo, impidió discutir una ley de fondo que reforme el fondo fiduciario creado para asistir a los deudores y que fue blanco de múltiples críticas.

Las sesiones del Senado y de la Cámara de Diputados incluyeron fuertes cuestionamientos hacia los jueces que permitieron seguir adelante con los remates a pesar de las suspensiones.

La prórroga aprobada hoy es por otros noventa días y abarca a las viviendas únicas y familiares de valor inferior a los 100 mil pesos, con créditos tomados durante la Convertibilidad.

La última suspensión de las ejecuciones y los desalojos había sido por 120 días y venció el 6 de marzo. Desde entonces comenzará a regir la nueva extensión.

Entre tanto, el compromiso de los bloques del Congreso es llegar a un acuerdo para sancionar una nueva ley que resuelva definitivamente el problema, que desde la salida de la Convertibilidad afecta a unos 40 mil deudores.

Al mediodía, el Senado dio el primer paso. Durante dos horas y media de sesión, los senadores pusieron de relieve la «responsabilidad» del Poder Judicial en la situación debido a los fallos de tribunales inferiores que declararon inconstitucional las excepciones sancionadas por el Congreso.

Poco después, los diputados abordaron el proyecto y lo discutieron en un breve debate.

www.clarin.com

loading...