Las viudas de Internet

Mujeres que sufren la adicción de novios y esposos a la Web El fenómeno es conocido ya como «muerte anímica de la pareja». Las cifras alarman y desataron el alerta de psicólogos y especialistas. El llamado «lado oscuro» de Internet puede llevar a la ruptura familiar.

Para Mariana (29) los nueve meses de convivencia con su novio fueron una pesadilla. Compartían el mismo espacio y la aventura de vivir juntos, pero habían perdido todo tipo de contacto. Su novio no se despegaba de internet ni un instante y eso afectó seriamente a la pareja.

Cuando Mariana llegaba de su trabajo encontraba el mismo escenario de todos los días: él frente a la computadora, los platos tirados, la ropa sucia, la casa desordenada y la cama sola hasta la madrugada… cuando recién su novio decidía ir a dormir, después de su diaria y larga conexión con el mundo virtual.

Sin pensarlo, Mariana se había convertido en una más de las llamadas «viudas de Internet», mujeres que sienten la muerte anímica de sus novios o esposos debido a una adicción desenfrenada por Internet que los lleva a relacionarse más con el teclado y la pantalla que con ellas.

Las «viudas de Internet» viven en todo el mundo. Sus testimonios y frustraciones han despertado ya el interés de psicólogos que comienzan a hablar de un nuevo trastorno que estaría afectando no sólo a las parejas de esas mujeres, sino a ellas mismas y a su relación: «la adicción a Internet.» Y las cifras son alarmantes.

Según el Centro de Adicciones de Internet (Center for Online and Internet Addiction) entre el 6 y el 10 por ciento de los cerca de 190 millones de usuarios de Internet en Estados Unidos sufre esta patología: son entre once y diecinueve millones de personas. En España, un grupo de profesionales en salud mental informó que al menos un 10 por ciento de los usuarios podría estar afectado por ese problema.

Para no ir demasiado lejos, en Chile, el psiquiatra Raúl Riquelme reveló al diario «Ultimas Noticias» de ese país que en los últimos dos años ha recibido con mucha frecuencia pacientes que presentan este síndrome adictivo a internet.

¿Y qué pasa en la Argentina? A pesar de que son escasos los estudios sobre esta adicción y aunque muchos psicólogos consultados por Clarín aún no atienden a personas con este trastorno, el problema parece no estar del todo escondido. Como Mariana, otras mujeres argentinas dieron testimonio a Clarín sobre rupturas traumáticas de sus relaciones por esa causa.

En el Centro de Salud Mental Ameghino, se han atendido, por el área de emergencia, varias consultas de mujeres que se acercan desesperadas a pedir ayuda para sus esposos por un apego desmedido al Internet. Así lo confirmó Diana Clerici, coordinadora del equipo de emergencias de ese sanatorio porteño.

Pero, ¿de qué se trata y qué está pasando con estos inseparables de la red?. Para Gabriela Fiel Martínez, psicoterapeuta cognitiva (enfoca su terapia en el aprendizaje de nuevas conductas) la adicción al Internet está incluida en el «trastorno de control de los impulsos», dentro del cual se presenta también la «pérdida de control sobre la propia conducta».

El trastorno puede presentarse de distintas formas. Clerici cuenta que estos «adictos» no necesariamente se acercan en busca de ayuda por su fervor hacia Internet, sino por un cuadro más amplio: «La dificultad de establecer lazos sociales. Por lo general se trata de personas tímidas, introvertidas, depresivas, inseguras». El 70 por ciento de los pacientes con ese cuadro, dice Clerici, presenta el uso desmedido de Internet como un síntoma frecuente.

También pueden ser personas con «poca tolerancia a la frustración» que probablemente encuentran alivio en una conducta adictiva, dice Fiel Martínez. Los adictos a Internet no pueden despegarse de esta herramienta porque es su única vía de escape, de placer, de control, de poder; y hasta abandonan cosas importantes en su vida como el trabajo. «Estos son los mismos argumentos que usan las personas adictas a algunas sustancias, o drogas», asegura Fiel Martínez.

Pero más allá de la adicción, ¿es Internet el drama de fondo en las rupturas familiares? Las respuestas a esa pregunta son contradictorias. Fiel Martínez sostiene que varios autores advierten, y alertan, sobre un «lado oscuro de Internet; un costado que conduce al aislamiento y a la depresión, que produce efectos adversos en la vida social, amorosa, económica y laboral».

Clerici coincide en parte: «Si bien el problema es previo a internet, la red aparece como el medio ideal para que estas personas queden aisladas y pierdan contacto con el mundo real, con sus parejas, con sus amigos, con su familia».

Pero hay quienes se oponen a estos pensamientos. Sergio Salinas, presidente de la Asociación de Usuarios de Internet de Argentina, dice que esa herramienta «no es causa de rupturas matrimoniales». El año anterior, la asociación hizo un estudio entre cuatrocientas parejas con problemas y en las que alguno de sus dos miembros utilizaba en forma continua Internet. En más del 70 por ciento de los casos se comprobó que las dificultades de la pareja venían de antes.

Opuestos a toda estadística, Mariana y Juan aseguran que los problemas llegaron con la adicción de Juan a Internet. Sólo después de que Mariana lo echara de su casa, él reconoció su trastorno y buscó ayuda psicológica. Tras dos años de terapia, regresó con Mariana y ahora viven una relación normal.

loading...