A palabras con barro, oídos con botas

Hoy el intendente de Rio Grande tomo una actitud que muchos políticos a esta altura deberían tener en cuenta para no seguir asemejándose a Karina Jelinek, una mediática de poco seso y mucha curva, que se ha hecho famosa por decir estupideces en los medios. Martin ni se digno a responderle aun desprestigiado legislador del MPF , quien había declarado al Diario Provincia 23 que el Intendente tenia oscuros intereses, no logro que alguien le diera entidad a su desapreciada imagen.

Es una actitud realmente destacable la del intendente, que de esta manera comienza a diferenciarse y a despegarse de figuras que realmente son un collar de sandias o para ser mas explicito un salvavidas del plomo.
Este es un momento histórico para nuestra ciudad, donde la seriedad, la transparencia, la hombría de bien la inexistencia de prontuarios o manchas en el expediente deben ser una exigencia básica para participar en la gestación de la Carta Orgánica Municipal, nos eximen de mayores comentarios respecto a algunos que aun ocupando cargos de representatividad jamás los hicieron valer como no sea en beneficio propio.
Algunos si tuvieran un poquito de vergüenza deberían llamarse a silencio por sus antecedentes, sus actitudes y porque saben que están bajo sospecha aun cuando nadie se atreva a denunciarlos.
Era hora de que el intendente se despegue de este y otros personajes que solo persiguen oscuros intereses y usted y yo sabemos que es así. De hecho referentes del MPF denegaron el ofrecimiento de encabezar una lista a estatuyente precisamente porque la condición era que esos oscuros personajes aparecieran nuevamente debajo, ocupando cargo de otra manera jamás lograrían.
Y aunque suene redundante es así, si encabezaran una lista no los votaría nadie con dos dedos de frente, pero si aquellos que vivieron, viven y vivirán de la política haciendo un daño irreparable a la sociedad y que ya ha quedado demostrados hasta el hartazgo.
Ni el intendente, ni ningún funcionario deberían de ahora en mas responder estupideces como esta, si en realidad les interesa hacer las cosas bien, lograr el consenso, sumar confianza y por sobre todo, respeto de la comunidad.
Usted y yo sabemos y ni falta hace nombrarlos, quienes son los que de repente pasaron de ignotos profesionales a potentados políticos, del alpino a la mansión, del fitito a la 4×4 y todo gracias al estado, a la política rentada, a la corrupción, a la impunidad y el desparpajo.
No permitamos que nada detenga el camino al crecimiento, el desarrollo, la modernidad, a la autonomía de una vez por todas y como dijo el Intendente, miremos hacia el futuro.
No soy martinista y de hecho disiento con en muchas de sus actitudes pero debo reconocer que esta vez me alegro la vida. Ojala que no volvamos a ver a ciertos personajes sentados en el despacho de la máxima autoridad de la ciudad, ni siquiera el día de su cumpleaños, porque así como hoy le reconozco esta actitud, mañana criticare con todo lo que este a mi alcance si esta es solo una actitud política basada en los tiempos que corren
Es hora de poner fin a una casta política deleznable que ha perjudicado desde los jubilados a los ex combatientes, pasando por los empleados públicos y hasta la salud publica.
Señor intendente espero que siga así, y de una buena vez se saque de encima toda esta caterva que tanto mal le ha hecho a Rio Grande en su conjunto, los contribuyentes seguramente se lo agradecerán.

Armando Cabral

28/02/06

loading...