Colazo fuera del radicalismo

Por resolución de los interventores de la UCR, Jorge Colazo quedo fuera del partido, así también hasta el 20 de diciembre estará abierto el padrón para quienes deseen desafiliarse

VISTO:
La Resolución Nº 29 del 2 de Noviembre de 2005 del COMITÉ NACIONAL DE LA UNION CIVICA RADICAL y,

CONSIDERANDO:
Que por dicha resolución la Mesa Ejecutiva del Comité Nacional dispuso la intervención del Distrito de la Provincia de Tierra del Fuego:
Que la intervención al distrito de Tierra del Fuego esta motivada en graves inconductas partidarias protagonizadas por las máximas autoridades de dicho distrito que culminaron con la renuncia masiva de los integrantes de la lista a candidatos a diputados nacionales en las elecciones del 23 de Octubre próximo pasado.
Que tal renuncia es de enorme gravedad institucional al dejar sin propuesta política por primera vez en la historia a la Unión Cívica Radical, hecho que no registra antecedentes.
Que es público y notorio el proceso de deterioro institucional político partidario del Distrito de Tierra del Fuego, el cual estuvo signado por una paulatina y constante pérdida de identidad partidaria.
Que durante el transcurso del proceso electoral interno previo a los comicios generales programados para el día 23 de Octubre de 2005, se denunció la posibilidad de que en caso de triunfar el ex candidato Marcelo Morandi, renunciaría a la candidatura para encolumnarse detrás de los candidatos que respondían al Presidente de la República.
Que tal sospecha cobra certeza con el final por todos conocido, esto es la renuncia masiva de los candidatos a diputados nacionales por la Unión Cívica Radical a escasos días previos a los comicios generales del 23 de Octubre de 2005, daño de imposible reparación al estar vencidos todos los plazos establecidos por el Código Nacional Electoral.
Que dicha conducta asumida por los candidatos constituye una aguda, vil y artera maniobra urdida con la finalidad deliberada de dejar a la Unión Cívica Radical sin candidatos de modo de allanar el camino a la fuerza política que responde al Presidente de la República.
Que tal actitud no solo conlleva la proscripción de la Unión Cívica Radical como partido político sino dejar sin referencias políticas a una importante porción de la ciudadanía que históricamente votó a los candidatos de la Unión Cívica Radical.
Que semejante maniobra constituye un claro ejemplo de lo que en la teoría política se denomina transfuguismo político, esto es el salto de un partido o ideología a otra formación partidista o incluso ideológica antagónica con oscuras fines personales y en detrimento de la Unión Cívica Radical.
Que el transfuguismo político tiene por único objeto la realización personal de quienes lo practican en pos de objetivos exclusivamente egoístas, estando signado por meros aprovechadores que se apartan de sus ideas, abrazando otras disímiles a las originarias, tentados por prebendas materiales que corroen y distorsionan la imagen de la actividad política en detrimento del sistema democrático y republicano.
Que el descreimiento en el sistema democrático y republicano por parte de la ciudadanía reconoce trágicos antecedentes en la historia argentina.
Que es necesario resguardar a la ciudadanía, última depositaria de la soberanía popular, siendo el deber de los partidos políticos dejar sentados sus posiciones de modo de preservar la alternancia y periodicidad en el ejercicio del poder.
Que la Unión Cívica Radical ha sido colocada en la actualidad por la ciudadanía como partido de oposición, teniendo por finalidad controlar y fiscalizar el ejercicio del poder por parte del oficialismo.
Que la actitud deliberada de presentar candidatos a una elección para luego desertar en la contienda en una clara estafa al electorado , está lejos de un supuesto intento de colaborar con la gobernabilidad del sistema y de la búsqueda de consensos para el bien común propios del sistema democrático.
Que el transfuguismo político lleva a consolidar la idea del pensamiento único, fortaleciendo de manera peligrosa a quien detenta el ejercicio del poder político en la República.
Que la deliberada deserción partidaria constituye una flagrante inconducta que mina la “Profesión de fe doctrinaria” y las “Bases de acción política” de la Unión Cívica Radical, en particular aquellas que sostienen el sistema electoral que representa la voluntad del ciudadano.
Que el deterioro de la identidad partidaria no solo daña al partido mismo sino a la ciudadanía que se vió impedida de poder elegir conforme a lo establecido por el Art. 37 de la Constitución Nacional que garantiza el pleno ejercicio de los derechos políticos, con arreglo al principio de la soberanía popular y sufragio universal.
Que la conducta desplegada por los máximos dirigentes partidarios y candidatos de la Unión Cívica Radical de desertar para competir en las elecciones en el modo ya señalado, atentan contra el Art. 38 de la Constitución Nacional que define a los partidos políticos como instituciones fundamentales del sistema democrático, impidiendo someter a la voluntad ciudadana la consideración y eventual elección de sus principios, programas y candidatos.
Que las deserciones arriba citadas son el corolario de una serie de hechos aludidos en el visto, que cobran especial relevancia tanto desde el punto de vista partidario como del institucional, toda vez que se ha puesto en riesgo la identidad partidaria y hasta su propia continuidad.
Que a simple título enunciativo, cabe citar:
a) las solicitadas publicadas por quién era a la sazón presidente del partido en la provincia y Gobernador de la misma, ungido como tal a propuesta de Unión Cívica Radical, rompió el compromiso político con el pueblo que lo apoyó;
b) los permanentes actos de desobediencia y rebeldía partidaria, así como otros reñidos con la ética política, realizados por distintos afiliados a la U.C.R y que motivara incluso la suspensión de la afiliación del entonces presidente del Distrito de Tierra del Fuego .
c) la ruptura de los compromisos y acuerdos escritos asumidos por la conducción política del Distrito orientados a reencausar la acción política del mismo, que suscitó la búsqueda y apoyo decidido de un grupo de afiliados;
d) nuevos actos que despejaron las verdaderas intenciones de los rebeldes orientadas a vaciar el caudal político de la U.C.R , mediante manifestaciones públicas de alejamiento publicadas en diversos medios locales y nacionales, y agravios hacia todos quienes depositaron confianza en la gestión pública encomendada, favoreciendo a otras fuerzas políticas;
e) hechos que pusieron de manifiesto el pronunciado alejamiento de los principios y de la doctrina de la U.C.R en la gestión de gobierno, llevando al desprestigio partidario, con grave lesión institucional;
f) la conducta asumida por varios de sus acólitos que no dudaron en participar y hacer campaña a favor de otro partido, provocando la renuncia aviesa a las candidaturas de los ciudadanos designados por la Unión Cívica Radical para ocupar escaños en la H. Cámara de Diputados de la Nación, privando de toda representación al partido en las elecciones del pasado 23 de octubre de 2005;
g) la virtual acefalía de la conducción partidaria.
Que de todo lo expuesto se colige que Mario Jorge Colazo, fue el principal impulsor del proceso de deterioro institucional de nuestro partido, quebrantando la “ Profesión de fe doctrinaria” y “Bases de acción política” de la Unión Cívica Radical.
Que en idéntica actitud incurrieron los candidatos a diputados nacionales para los comicios generales programados para el día 23 de Octubre de 2005 con la planificada renuncia a sus postulaciones en beneficio de la fuerza política que responde al Presidente de la República.
Que conocidos afiliados a la Unión Cívica Radical, ocasionales integrantes del Gobierno Provincial, avalaron con su presencia y sin manifestar disidencia alguna con los responsables de la planificada deserción, quebrantando así también la “Profesión de fe doctrinaria “ y “Bases de acción política” de la U.C.R.
Que es firme intención de nuestro partido sanear el mismo a efectos de la recuperación de su identidad, escencia, creencias y valores que hacen a su fe doctrinaria, principios que han sido violentados una y otra vez por Mario Jorge Colazo.
Que esta Intervención tiene la impostergable y decidida determinación de expulsar de las filas de nuestro partido a aquellas personas que como el nombrado Colazo utilizaron el nombre de la Unión Cívica Radical para la exclusiva realización de fines personales y egoístas, en pos de congraciarse con el poder central encarnado por el actual Presidente, no en busca de consensos políticos en aras del bien común, sino que sus fines solo buscaron a través de la obsecuencia, la protección presidencial que garantice la impunidad ante los graves cargos que pesan sobre su persona.
Que no obstante la intención de esta Intervención expulsar a Mario Jorge Colazo, este último ha presentado su renuncia el día 6 de Octubre de 2005 ante el Comité Nacional, en un claro ardid, siendo que como Presidente del Partido, no podía desconocer que la competencia para aceptar su renuncia era en el Distrito de Tierra del Fuego, demostrando así la aviesa intención de permanecer en los padrones radicales.
Que no obstante lo la decida voluntad de expulsar a Mario Jorge Colazo, procede la aceptación de la renuncia y dar de baja de los padrones radicales a quien tanto daño causó con sus constantes traiciones.
Que esta intervención tiene plenos poderes en virtud de lo establecido por el Art. 1º de la Resolución Nº 29/05 de la Mesa Ejecutiva del Comité Nacional.
Que los organismos centrales de gobierno, en este caso, el Comité Nacional de la Unión Cívica Radical tiene derecho a la intervención de los distritos.
Que la carta orgánica constituye ley fundamental del partido, en cuyo carácter rigen los poderes, los derechos y las obligaciones de sus afiliados y a la cual sus autoridades y afiliados deben ajustar obligatoriamente su actuación.
Que esta resolución constituye esencialmente un legítimo ejercicio de las acciones de gobierno establecidas en el Art. 35 de la Ley Orgánica de los partidos políticos.
Que el funcionamiento de los partidos políticos está garantizado, además de la citada ley, por el Art. 38 de la Constitución Nacional
Por ello, y en uso de las atribuciones conferidas por los Arts. 1º, 2º, 3º, apartado b), 11º, 21º, 35 y 36 de la Ley Orgánica de los Partidos Políticos 23.298, lArt. 4º, 19, 23 y 40 de la Carta Orgánica Nacional de la Unión Cívica Radical, Arts. 40, 41 y 43 de la Carta Orgánica del Distrito Tierra del Fuego, Arts. 37 y 38 de la Constitución Nacional,
Por ello:

La Intervención de la
UNION CIVICA RADICAL
de la Provincia De Tierra Del Fuego
R E S U E L V E:

ARTICULO 1º.- Aceptar la renuncia de Mario Jorge Colazo, DNI 11.187.000 en los términos establecidos en los considerandos.
ARTICULO 2º.- Abrase un período de tachas o renuncias poniendo a disposición de los afiliados los padrones de la Unión Cívica Radical del Distrito de Tierra del Fuego para que manifiesten por medio fehaciente su deseo de exclusión hasta el próximo martes 20 de Diciembre de 2005.
ARTICULO 3º.- Revóquense los poderes otorgados por el Distrito Tierra del Fuego de la Unión Cívica Radical a partir de la presente, asumiendo esta Intervención la representación legal del partido en la Provincia.
ARTICULO 4º.- Recupérese y de ser necesario rubríquense los libros exigidos por la legislación vigente a los partidos políticos.
ARTICULO 5º.- Tómese control de todas las cuentas bancarias que posee a la fecha la Unión Cívica Radical de Tierra del Fuego, registrando la firma a la orden conjunta de los interventores designados por el Comité Nacional.
ARTICULO 6º.- Realícese una investigación administrativa y contable, audítense los registros y movimientos del tesoro del Comité del Distrito de Tierra del Fuego. Actualícese y cumpliméntese los requisitos de la Ley 25.600 de financiamiento de Partidos Políticos.
ARTICULO 7º.- Comuníquese al Juzgado Federal con competencia electoral de la Provincia de Tierra del Fuego y al Juzgado Electoral y de Registro, publíquese, cumplido, archívese.
Río Grande, 18 de noviembre de 2005.
RESOLUCION Nº 1

Manuel L. Martinez
INTERVENTOR

Mario A. Scholz
INTERVENTOR

loading...