Río Negro comienza un desfile por los mercados con una fuerte apuesta a los productos gourmet y, por supuesto, al turismo

Río Negro se sube a la pasarela de misiones comerciales. En dos semanas, representantes de la agencia provincial de promoción de las exportaciones, Pro Río Negro, lanzarán un nuevo producto ante una clientela tradicional: presentarán la temporada de verano en Bariloche, en el mercado brasileño (Curitiba, Porto Alegre, Río de Janeiro y San Pablo), un habitué del esqui en los inviernos barilochenses.

Pero eso no es todo. Mientras se muestren imágenes y videos de pesca con mosca, trekking y rafting en los paisajes patagónicos, los cariocas y paulistas podrán degustar la canasta de productos gourmet que llevarán 10 empresas rionegrinas como parte de un plan de promoción de chocolates, ahumados (de trucha, ciervo, salmón y jabalí), dulces, frutas finas, infusiones, vinos e incluso el lúpulo provinciales. Brasil es la primera escala de Río Negro en el exterior; luego se irán sumando destinos.

“La promoción del turismo es una de las partes de un plan integral que lleva adelante Pro Río Negro”, señaló a LA NACION Larisa Rosón, gerente de promoción de exportaciones e inversiones del programa “Apoyo a la modernización productiva de la provincia de Río Negro”, un proyecto que nació a partir del primer crédito otorgado directamente a la provincia por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por un monto de 86,5 millones de dólares.

“El 70% de ese préstamo está destinado a las pymes de la provincia y a fortalecer sectores productivos y exportadores, como la fruticultura y el turismo”, indicó Rosón. El crédito se instrumentará mediante bancos privados con una tasa de alrededor del 9%, a siete años y con tres de gracia.

“Se brindará mucha capacitación a las empresas sobre todo en el armado y la instrumentación de un plan de negocios para la exportación y, en el caso de la fruticultura, en aspectos vinculados con la calidad y el combate de plagas, como la carpocapsa”, añadió la especialista.

Orquestado

Por otro lado, en una coordinación casi orquestal con organismos nacionales, como Proargentina (que financia los estudios sectoriales), la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (Sagpya), la Fundación ExportAr y la Agencia de Desarrollo Rionegrino (Crear), el ente provincial busca, por un lado, realizar un diagnóstico exhaustivo sobre la propia oferta de alimentos gourmet y, por el otro, conectar a los productores con distribuidores del exterior que faciliten la exportación de los productos.

Pro Río Negro identificó -además del turismo, las frutas y los productos gourmet- a un sector nicho que existe en Bariloche y que tiene un alto potencial de penetración en el exterior: el tecnológico, cuyo desarrollo y know how se fueron gestando bajo el ala del Instituto Balseiro y de Invap. “Se trata de pequeñas empresas proveedoras, creadas generalmente por profesionales que trabajaron en estos centros”, explicó Rosón.

Por Emiliano Galli
De la Redacción de LA NACION

loading...