Cuando aflora el enano fascista

A medida que transcurre la campaña electoral y entra en la última semana comienzan a aparecer esos rasgos y algunas expresiones que nunca hubiéramos querido escuchar. Una de ellos, “oligarcas de izquierda”, la otra “nosotros que somos gente normal”, a que se refiere el candidato que dice esto y que intereses representa es la pregunta que debemos hacernos.

A medida que transcurre la campaña electoral y entra en la última semana comienzan a aparecer esos rasgos y algunas expresiones que nunca hubiéramos querido escuchar.
Una de ellos, “oligarcas de izquierda”, la otra “nosotros que somos gente normal”, a que se refiere el candidato que dice esto y que intereses representa es la pregunta que debemos hacernos.
De donde provienen aquellos que piensan que ellos son los normales, y el resto que??, que pasa con aquellos que no compartimos esos rasgos castrenses que le afloran a algunos aun hoy.
Porque los que no apoyan los pedidos de mano dura de Juan Carlos Blumberg, amigo de Carlos “metamos bala” Ruckauf nos convertimos en anormales. Que pasa si no estamos de acuerdo con que hay que abrir “institutos especiales para encerrar a los jóvenes”, l como me dijo Blumberg en La Licuadora?.
No es mucho llegar tan lejos o lo que en realidad pasa es que piensan como los ultraderechistas que prefieren ver desaparecer a todos aquellos que no comparten sus ideas, como lo hizo en su momento la revolución libertadora.
Otros devenidos supermachos ponen en duda la masculinidad de sus oponentes, estos son los candidatos que hay que votar el 23??.
Estos tipos que aparecen disfrazados de demócratas y después se suman al grupo de los que piensan que “con las botas estábamos mejor” o lo que es peor sin tapujo alguno se pegan a los negocios mas oscuros, cacarean en las tribunas y distribuyen dinero a diestra y siniestra como si nadie sospechara cuales son los raros intereses que persiguen.
Evidentemente no ha cambiado nada para algunos, esos son los que se quedaron en el 76, los que aun llevan la marca de la gorra, son esos con los que ninguno de nosotros pasaría un fin de semana de picnic.
Son los que nacen de un partido cuyos candidatos están instalados en Buenos Aires desde que fueron elegidos, son los que se conchabaron con el menemismo y siguen siendo funcionarios del Congreso Nacional, y nunca más se los vio.
Son los que han hecho un negocio de su carrera política, los afiliados al cajero automático, los que firman pactos de impunidad a plena luz del día, los integrantes del partido que le voto todo a Manfredotti, la 460, la 278, las reducciones salariales, el lear jet, la salida elegante de José Estabillo sin rendir cuentas, estos son los que aprobaron gastos por mas de 12 millones de pesos en teléfonos.
Los capitalizaron el banco de Tierra del Fuego en tres oportunidades y por más de 75 millones de pesos y entregaron el banco fundido. Los que votaron la jubilación anticipada de los jueces, con sueldos de mas de 11.000 pesos mensuales.
En fin pareciera que lo único que pueden mostrar es que el candidato se autodenomina más masculino que otros. Por favor que forma de subestimar la inteligencia de la sociedad.
Quien puede creer que un hijo político de aquellos que votaban la provincia chica, los mismos que quisieron hacer un negocio de 80 millones de dólares con los plásticos de un supermercado, puede querer cambiar las cosas cuando va y se le presenta al presidente como si nada pasara y se entrega atado de pies y manos a cambio de “mejoras para Ushuaia”.
Un descendiente político de los creadores del PRODEFU, HIFUSA, el puerto, y tantos otros mamarrachos puede querer hacernos creer que va a cambiar?.
Realmente creo que hemos llegado demasiado lejos, usted sabe lo que debe votar, no soy yo quien impulsa o no a votar a tal o cual, solo digo lo que piensa y lo que pienso es esto.
Nadie que fue militar puede querer aparecer como demócrata y esto ha quedado claro, en los dichos y en el pensamiento, pero es peligroso que pueda llegar a legislar sobre preceptos donde la libertad no existe o existe de manera muy particular.
En fin si no lo decía me iba a ahogar, ya esta la democracia se hace con demócratas, no con fascistas disfrazados o empresarios encubiertos cuyo único argumento es el mayo o menor grado de masculinidad.
Empecemos a nivelar para arriba porque estamos cayendo de una manera estrepitosa en manos de tipos que por lo menos para mi son muy raros.

loading...