Reclaman la detención de Patti

La eventualidad de una fatiga judicial preocupa a los colaboradores de Luis Patti. Recién empieza la campaña y acaban de presentarse dos pedidos de investigación en su contra. Ayer, representantes de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, HIJOS, Familiares de Desaparecidos y la subsecretaría de Derechos Humanos bonaerenses pidieron que se haga efectiva la detención del ex comisario, solicitada por el fiscal Juan Murray, de San Nicolás

El pedido es a raíz del secuestro y asesinato de Gastón Roberto José Goncalves. El hecho ocurrió el 24 de marzo de 1976, y el juez Villafuerte Russo debe expedirse en estos días sobre su situación. “No sé quien era Goncalves; nunca participé de un enfrentamiento de fueras combinadas con él”, explicó ayer el ex intendente de Escobar. Esta persona habría sido vista por última vez en una comisaría de esa localidad, donde Patti revistaba como oficial subinspector. Negó los cargos.

Patti, candidato a diputado nacional por el Paufe, contraatacó. Denunció que el Gobierno lleva adelante una “campaña sucia e irresponsable para eliminar cualquier vestigio de oposición política en la provincia de Buenos Aires”. Con esta posición, buscó anticiparse a la una serie de presentaciones judiciales para la reapertura de causas que lo involucraron en presuntas violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura militar.

Esta semana se registró otra presentación para la reapertura de la causa Cambiasso-Pereira Rossi, dos oficiales montoneros muertos en 1983. Patti siempre aseguró que fue durante un enfrentamiento armado. Ayer manifestó que no guardaba resabios contra los antiguos combatientes de la guerrilla. El ex comisario considera que existe una estrategia para empujarlo a los tribunales. El supuesto acoso político se habría precipitado cuando decidió apoyar la candidatura a senador de Hilda González de Duhalde. Incluye, además, la carga furiosa contra el ex presidente por su presunto involucramiento con el narcotráfico. “A mi me sobreseyeron los jueces de la democracia. Cada vez que hay una elección recurren a estas cosas. Hace una semana era golpista y desestabilizador”, dijo Patti.

Estuvo en una recorrida por La Plata e incluyó entre las visitas al arzobispo Héctor Aguer, quien acaba de denunciar amenazas de muerte por sus opiniones “críticas” en temas de actualidad. El candidato reivindica su pertenencia de “peronista ortodoxo de derecha”, una categoría casi en desuso. “No tiene nada de malo ser de derecha”, manifiesta. La expresó, durante una conferencia de prensa, en temas concretos como la oposición “al aborto”.

loading...