Personal técnico y pilotos de Aerolíneas decidieron suspender las actividades en reclamo de mejoras salariales

(DyN).– Un paro sorpresivo de técnicos y pilotos de aviones afectó desde esta mañana a cientos de pasajeros de la empresa Aerolíneas Argentinas, especialmente en el aeroparque metropolitano Jorge Newbery.

Asimismo, al no llegar los aviones a las aeroestaciones del resto del país también hubo quejas, tal el caso del aeropuerto de Córdoba, el de mayor movimiento en el interior.

“Es un hostigamiento”. Desde la compañía, el vocero Julio Scaramella aseguró que no se trata de una medida de fuerza sino un “hostigamiento” y anunció que pedirá al Ministerio de Trabajo que tome medidas y asegure el “servicio mínimo” que marca la ley.

Partieron algunos vuelos. La empresa consiguió que despegue algún vuelo, por lo cual APTA responsabilizó a la compañía por la seguridad de los aviones despachados habida cuenta que el personal de mantenimiento estaba en huelga.

La huelga se inició a las 7 por decisión de la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico (APTA) por reclamo de mejoras salariales y reincorporación de unos 30 empleados.

En tanto los pilotos de Aerolíneas nucleados en APLA iniciaron un paro paralelo en reclamo de un aumento de 46 por ciento en los haberes, según su titular Jorge Pérez Tamayo.

La empresa apunta a Ricardo Cirielli, principal referente de APTA, actualmente en uso de licencia gremial, ya que es subsecretario de Transporte Aerocomercial.

Pasajeros varados. A medida que transcurría la mañana, la cantidad de pasajeros se fue incrementando en el hall de Aerolíneas.

El sorpresivo paro, que según Scaramella no fue anunciado por el gremio de los técnicos, se produjo un día después de que el titular de Aerolíneas, Antonio Mata, dijera públicamente que el jefe de Gabinete lo había “autorizado para decir que desautorizaba” a Cirielli por decir que había que reargentinizar la compañía que otrora fue estatal.

Link corto: http://www.lanacion.com.ar/740926

loading...