A FAVOR DE LA INTERVENCIÓN SOCIAL Y EN CONTRA DE LA INTERVENCIÓN FEDERAL

En el fondo, la causa profunda de la situación por la que atravesamos es que no hemos podido sostener con la fuerza y la convicción moral necesarias la consigna “que se vayan todos”, cuando allá en diciembre de 2001 estalló el país en pedazos y tomamos conciencia de la necesidad de una renovación profunda de la dirigencia política. Lamentablemente seguimos perdiendo oportunidades.

Pasada la crisis
macroeconómica nos tranquilizamos y nos olvidamos que la verdadera
crisis, la que desencadeno el colapso del 2001 tenía origen en la
política.
Nos conformamos con algunos pocos cambios, más de discursos que de
hechos, y volvimos a dejarnos atrapar por falsas opciones, por
alternativas que no eran reales porque eran todos actores de las
mismas prácticas y del mismo modelo que nos llevó al desastre.
Debemos ir a fondo y sin miedos. Colazo debe ser juzgado
políticamente porque en lugar de someterse a las leyes se cree dueño
y señor de la Provincia y maneja las cuestiones públicas como si al
votarlo la gente le hubiera regalado el Estado para que se lo lleve a
su casa. No debemos especular si el que debe asumir, en este caso ya
esta, es mejor o peor.No es ese el punto que debe discutirse. Esta
normado. Aunque no nos guste. Es el que debe asumir porque así lo
marcan la constitución y las leyes.
Si esta Justicia que se apoltronó después de una bochornosa
jubilación anticipada , ilegítima por donde se la mire, después de
comer asado a escondidas con el Gobernador viene y se toma
atribuciones que no tiene llevándonos de lleno a una crisis de
poderes, nos estará recordando que hace rato que debíamos haber hecho
lo que se hizo a nivel nacional: juicio político a la Corte y
renovación de la Justicia.
Pero también sabemos que muchos de estos legisladores fueron
cómplices a través de la ley 460 de esta Justicia que tenemos, y que
al asumir nos negaron la posibilidad de un juicio de residencia que
nos permitiera ver a los ciudadanos que los actores del régimen
manfredottista debían dar cuenta de sus acciones y debian responder
con su patrimonio por las acciones que habian llevado adelante en
contra de todo un pueblo.
Como no estamos dispuestos a tener que elegir entre dos bandas que
entienden que la provincia es un Botìn, , proponemos ir a fondo y
recuperar nuestra democracia a través de la revocatoria de mandatos y
el juicio politico al superior tribunal. Si no cambiamos la justicia,
no hay ley que valga salvo la ley del más poderoso.
Lamentablemente una vez más el Presidente demuestra que la
resuolución de las crisis provinciales tiene mas que ver con resolver
su necesidad de acumular poder, y hace alianzas con lo peor de la
vieja política que con resguardar el derecho de los ciudadanos y el
respeto a las instituciones. Lo hizo para acceder al poder y lo sigue
haciendo, apoyando candidatos que fueron cómplices del menemismo y
ahora van a pedirle que intervenga la provincia para tener más
chances de acceder a una banca que resulte funcional a su proyecto.
Nosotros elegimos la intervención social y no la intervención
federal, elegimos que los ciudadanos de Tierra del Fuego, que han
dado muestras de una enorme madurez puedan decidir en las urnas si
quieren o no que esta dirigencia polìtica sea la que lo represente.
Lla consulta popular para revocatoria de mandatos es una herramienta
legal y constitucional , para que sea el pueblo el que decida su
destino en el marco del cumplimiento estricto de la ley y por el
camino de la paz y la verdad.
El pueblo de Tierra del Fuego lo merece.

LEO GORBACZ
CANDIDATO A DIPUTADO NACIONAL
ARI-TDF

loading...