Opinión: CULTURA POLÍTICA FUEGUINA: Historia y actualidad “Éste es un País politizado pero sin cultura política” (Cf. JDP 3 /9/73)

Dom 17/05/2020.- EL Dr. Carlos Martin Torres, una vez mas aporta desde su experiencia, como diputado nacional MC y ex gobernador de Tierra del Fuego, a la unidad de los sectores para reclamar ante el gobierno federal no solo por los fondos que le corresponde a la provincia, por derecho, sino también en otros aspectos que exigen un compromiso real de los jóvenes dirigentes que hoy manejan su destino.

“Éste es un País politizado pero sin cultura política” (Cf. JDP 3 /9/73)

Por el Dr. Carlos Martin Torres, diputado nacional MC y ex gobernador de Tierra del Fuego.

Las grandes ciudades fueguinas, se creen Esparta y Atenas. Ensimismadas; distantes y enfrentadas. Y ésta característica cultural se impone, impidiéndoles ver que son partes- distintas sí -pero partes de un todo socio político. Ambas, creen que el mundo termina en el Tropezón o en el Olivia. Así las cosas, al inicio de ésta democracia nuestra, no había Provincianía integradora, ni patrimonio ni derechos políticos propios, le pertenecíamos al Gobierno Central. Ushuaia administraba el poder delegado por los porteños; rodeada de bellezas naturales de manual “vendibles” y centolla, Río Grande: frío y viento, poniendo el lomo: ovejas; petróleo e inicio industrial. ¿Para qué más? Nada grave pero: Así éramos…ó ¿Somos?
En ese contexto, las elecciones de 1983 fueron un mazazo para el Peronismo. No lo esperábamos en Tierra del Fuego, lejos de los inconvenientes y errores de la campaña nacional. Nos imaginábamos ganando en todos los estratos del poder local y como consecuencia de un Presidente peronista, también llegando al Gobierno Territorial. Les recuerdo que el mismo era designado- en los Territorios Nacionales -por el Poder Ejecutivo Nacional. Los resultados fueron muy distintos. Alfonsín designo al amigo Don Trejo Noel y la lucha intestina en Ushuaia, logró la derrota del candidato del partido Adrian de Antueno como Intendente, a favor de otro amigo José Estabillo. En Río Grande el peronismo ganó de la mano de Chiquito Martínez. Algunos que desconocen las características del peronismo critican nuestro personalismo pero, aunque muchos fueron protagonistas de su éxito, él fue el mejor intendente que pasó por nuestra Ciudad. Perdón por la digresión y sigo. Para ese entonces, Tolhuin no tenía desarrollo institucional y por mucho tiempo, solo contaba con un Delegado designado desde Ushuaia.
Este cuadro de situación, nos llevo a pensar en desarrollar una mega Municipalidad para, desde allí, competir con la Gobernación. Leal pero, decididamente. Promovimos el aumento de las coparticipaciones municipales en el presupuesto y la Casa de la Cultura de Chiquito fue precursora en este tipo de espacios sociales, como así mismo su gestión humanizadora y comprometida con la Provincialización.
Esta doctrina con el tiempo, se fue trastocando al ritmo de los cambios, producto de la involución política argentina que se fue desarrollando y nos ha instalado en la crisis actual y nuestra cultura política- luego de la Provincialización -se fue “municipalizando”.
Ahora ¡¡No somos más un Territorio!! Se podía justificar- digámoslo groseramente -cuando el Gobernador nos venía impuesto! Como una reacción. Pero no hoy. Empezó conmigo en la Gobernación. Yo peleando con los porteños quince días al mes para que nos dieran los recursos que nos debían y los Intendentes, sentados en sus despachos, exigiendo que los fondos lleguen en tiempo y forma! Y así sucedió y sucede. Y el pobre Intendente- no importa de qué partido -que después llega a la Gobernación, sufre el mismo procedimiento. Esta verdadera cultura política viciosa, es la que debe cambiar, sobre todo si hay crisis.
Creo en los jóvenes que hoy gobiernan la provincia y son ellos los que tienen que llevarnos a evolucionar como comunidad política. Estudiando, aprendiendo desterrando y mejorando las prácticas que nosotros establecimos en otro contexto histórico.
Para ayudar en base a mi experiencia en este momento de emergencia por el Covid-19 y por la demora en llegar del Gobierno Central los recursos financieros que nos pertenecen. proponga LA UNIDAD en el esfuerzo.
Para eso, el Gobernador y los Intendentes, se deben auto convocar para conformar un Consejo Operativo de Emergencia, integrando sus distintos equipos técnicos y:
1. Reclamar juntos en Buenos Aires de la manera que sea, por los recursos de toda índole que se necesitan con urgencia;
2. Discutir en ese marco- de solidaridad política -la mejor distribución de los mismos. Con altura y generosidad pensando en lo mejor para el Pueblo. Como hombres de Estado, no como candidatos.
3. Para organizar la participación de la sociedad en la Emergencia: con las FFAA y de Seguridad; el Voluntariado convocando a los jóvenes de todos los partidos, etc. y optimizar el uso de esos recursos;
Es momento de dosificar las ambiciones personales lógicas; poner el individualismo en función social y como “no me chupo el dedo” me animo a decirles a los que están en carrera política: El que mejor interprete el sentir del Pueblo y se ponga la emergencia y la lucha por la Justicia Social al hombro y sea el mejor, va a ser- cuando llegue el momento -el que más cerca estará del cariño del Pueblo Fueguino!