Aislamiento Obligatorio: Otra forma de vida.

Los sentimientos se hacen cada vez más notorios, el bullicio de las cenas o almuerzos familiares, las personas que se encuentran solas, algunas de ellas con una mascota, otras solo con un televisor o una radio, muchos frente a una computadora, el teléfono celular o un libro, pero todos estamos encerrados y salir se hace… Leer más »

Los sentimientos se hacen cada vez más notorios, el bullicio de las cenas o almuerzos familiares, las personas que se encuentran solas, algunas de ellas con una mascota, otras solo con un televisor o una radio, muchos frente a una computadora, el teléfono celular o un libro, pero todos estamos encerrados y salir se hace imperioso, pero sabemos que no podemos. Nos preguntábamos que pasaba con aquellos, que por ejemplo, fumaban mucho y hoy no tienen dónde comprar una atado, sé que no se debe fumar, pero es innegable de miles de personas recorren la ciudad buscando un cigarrillo, incluso en Ushuaia me dijeron que hay un grupo de WhatsApp en el que se informan dónde pueden conseguirlos. No me imagino en abstinencia y en medio de una cuarentena, lo mismo aquellos que disfrutan de alguna bebida alcohólica y tampoco lo pueden hacer, los adultos mayores que han quedado solos y no tienen mucha información sobre los medios digitales o directamente no los manejan, como soportan el encierro, los que no tienen algún libro a mano o nadie que los llame y les haga saber que no están solos. Esas parejitas que no se pueden encontrar, adultos o adolescentes, como sobrellevan el aislamiento, enfermos que no consiguen sus medicamentos, aquellos de movilidad reducida, ya no por enfermedades, sino por la edad. Que pasa en los hogares donde había violencia de género antes cuando se veían unas horas al día y ahora están 24 hs en un mismo espacio. Sentados aquí frente a la computadora, vemos la infinidad de post en las redes sociales, intercambiando desde recetas a pedidos de comida para perros, cosas dulces, como donnas, o tartas, helados, lo que parecía tan simple hoy depende de la buena voluntad del otro. La red de cable e internet privados, solicita a los usuarios apagar todos los dispositivos que no sea necesario usar para no colapsar la red y a la vez esos dispositivos son la única forma de comunicarnos. Los que amamos las salidas en la isla, tomar fotos del hermoso otoño fueguino anhelamos esa posibilidad que antes era tan natural como ir y volver en día a Tolhuin, hoy cerrado a todo visitante. Sin duda los familiares, hijos/as, padres, hermanos, abuelos, se extrañan y mucho, pero la vida de todos los días también, veo zorros en las calles kaukenes en los límites de la ciudad, ellos avanzan a los que fueron sus espacios y nosotros permanecemos aislados, dicen que el mar está más limpio, los ríos también, el bosque más colorido que nunca, pero desde aquí no lo puedo ver tampoco la nieve en los picos de la cordillera, este otoño de lengas rojas no estará en nuestros álbumes como todos los años, muchas cosas ocurren en la cuarentena o aislamiento obligatorio, pero tenemos que saber que esto aún no termina y no sabemos cuándo terminara, solo que más allá de todo lo que estamos extrañando, tenemos que seguir cuidándonos, y aprovechar este tiempo para recuperar los afectos, las buenas acciones, tratar de ser mejores personas cuidando al otro, siendo tolerantes, compasivos, amables, volver a los tiempos del saludo amable y fraterno, aunque sea con el codo o un simple movimiento de cabeza, será suficiente para saber que hemos aprendido la lección y que de ahora en más hay un nuevo comienzo y lo más importante, solo depende de nosotros, los humanos, los ciudadanos, los vecinos, solo nosotros. Te preguntaste… No todo es malo en este aislamiento social obligatorio y preventivo, y es así, que a medida que avanzan los días, y tal como lo dije antes, los sentimientos van cambiando y así como se nos exige mantener distancia y lo que más nos jode es el distanciamiento de los seres queridos, en otros casos surge un efecto contrario. Te preguntaste, por ejemplo, ¿hace cuanto no hacías la tarea con tus hijos e hijas? Te preguntaste, ¿hace cuánto no inventabas juegos, contaste cuentos o hacías manualidades con los más chicos de la casa? Te preguntaste, ¿hace cuánto no le dedicabas tiempo de calidad a tu pareja? Te preguntaste, ¿hace cuánto no nos poníamos de acuerdo y en familia, para ver una peli, para escuchar música o simplemente para usar el baño? Ésta, también es una excelente oportunidad para decirle a esos que hoy tenes cerca, a veces tan cerca que asfixia, cuánto los amas, cuánto los queres, cuánto los necesitas en tu vida; o también, es una buena oportunidad para darte cuenta, aunque parezca redundante, con quién podes contar. Por último, y como amantes de los paisajes de Tierra del Fuego, ¿ya te diste cuenta de lo hermoso que es Cabo Domingo?, ¿de lo bella que es la Laguna de los Patos?; ¿lo fantásticos que son los colores del atardecer en otoño?; ¿la inmensidad de nuestra costa riograndense? O simplemente, ¿te diste cuenta de la nostalgia que te genera ver fotos de hace un mes atrás, y pensar “que libre era y no lo sabía”. Bueno, si no lo habías notado, todo esto pasa a nuestro alrededor, y para que esto pueda ser posible nuevamente, hoy, cada argentino y argentina, tiene un solo objetivo para ayudar al país, al mundo, y a nuestra provincia…..Quedate en Casa.

Armando Cabral y Lorena Uribe

loading...

Etiquetas: