Haciendo historia: debutó la primera piloto trans en el motociclismo

Lun 30/09/19.- Fue en la presentación de la categoría femenina que se corrió en el Autódromo de Roque Pérez. Mariana Casas, a bordo de su moto “la Diversa”, obtuvo el segundo puesto. Entrevista.

o suyo, definitivamente son las motos. De hecho no tiene auto. Y su debut en una competencia oficial, en un circuito de motociclismo, fue mejor de lo que había imaginado. El fin de semana pasado, Mariana Casas se ubicó segunda en la primera carrera de la división “Moto3 Femenil” en la ciudad de Roque Pérez, detrás de Nahir Caviglia.

La también abogada, nacida en Adrogué, hizo historia: se convirtió en la primera piloto trans en correr en este deporte en el mundo.

Mariana Casas y otras pilotos en Roque Pérez.

“Todos los pilotos saludándonos a las seis chicas que corríamos, fue muy emocionante. Yo no tengo problema en correr con hombres, pero esta carrera para mí era muy importante porque además de ser trans, abogada y activista de la Federación Argentina LGBT, soy feminista“, dice Mariana a Filo.News.

“Esta pasión nació conmigo. Cuando tenía 12 años chicas y chicos del barrio andábamos en moto”.

Recuerda que a su mamá no le gustaba, “porque ella años antes había tenido un accidente con la moto, pero esto es inevitable”, asegura Casas, que guardaba la suya en lo de alguno de sus amigos ante la negativa de su madre.

Su historia con las dos ruedas siguió. Trabajó como mensajera del Laboratorio Raffo durante 17 años y ahora cuenta que  tiene tres motos: una es la de carrera, otra es la que usa a diario para ir a su oficina de trabajo, en la zona de Congreso, y la tercera es una de alta gama, una Yamaha 600 FZ6S que ahora intenta vender para comprarse un utilitario que le permita cargar a “la Diversa” y llevarla a los circuitos de las carreras.

  • En 2001 se recibió como Abogada en la Facultad de Derecho de la UBA. Fue la primera mujer trans en lograr graduarse en esa carrera.  
  • En 2004 logró el cambio registral de su DNI, mucho antes de que se aprobara la Ley de Identidad de Género, por la que ella milito activamente.  
  • Es asesora legal del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), se desempeña en la Dirección de Asistencia a la Víctima, desde la que se tramitan expedientes de todo el país.

La “Transtornada”

Mariana eligió para su moto el violeta -el color del feminismo, destaca- y agradece por el trabajo de pintura a Cristian Viotti. Lleva además el logo de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans, cuyo equipo jurídico ella integra, y otro del INADI.  Hay también una palabra que se destaca al observar la quilla de “la Diversa”: “Transtornada”.

Mariana, feliz, tras su primera competencia oficial.

“A las personas trans en los manuales psiquiátricos nos calificaban como que teníamos el trastorno de identidad de género o trastorno de identidad sexual. A mí me resultó atractivo resignificar un término que era ofensivo y estigmatizante para conformarlo de manera tal que termine siendo casi un halago decir ‘yo soy la transtornada’“.

Consultada sobre sus referentes, sin dudarlo, responde que a nivel mundial es fanática del piloto italiano Valentino Rossi, a quien define como “ídolo arriba de la moto y abajo”. Menciona también a Andrea Dovizioso y al español Marc Márquez. De los nacionales, destacó, entre varios, a su mecánico: Adrián Espinoza. “Yo lo vi girar adelante mío y pensé que es increíble que alguien pueda llevar una moto así”.

“Si mi participación en las carreras sirve para abrir cabezas -en el motociclismo lo hizo, dice con orgullo- con mucha humildad, me gustaría seguir haciéndolo”.

Dedica luego un párrafo para destacar la lucha por los derechos del colectivo transgénero. “No se puede seguir hablando de las personas trans como que somos menos que otras personas, eso es algo feudal”.

Y tras esa reflexión evoca su experiencia en el motociclismo. “Me abrazaron y me recibieron con mucho cariño. A mí me parecía un ambiente muy machista, pero me sorprendió mucho, estoy gratamente sorprendida“.

Tras su exitoso debut en la competencia organizada por la Federación Bonaerense de Motociclismo, su continuidad está en duda, aunque hará lo imposible por seguir corriendo.

“Veremos qué aparece, quiero seguir compitiendo”, insiste, aunque pide ayuda ya que no cuenta con los recursos que demanda preparar la moto para las carreras, el traslado a las pistas del interior bonaerense y toda la logística.

Sobre el final de la entrevista se quejó porque desde hace un tiempo, en Tecnópolis, le impiden al grupo de pilotos que Casas integra, entrenar los domingos en el playón del predio de la feria de ciencia y tecnología donde lo venían haciendo.

“Me gustaría saber por qué no nos dejan entrenar. Siempre respetamos los horarios que nos indicaban. No tenemos otro lugar dónde hacerlo”, concluyó.

Fuente:Filonews