Ocultar la realidad nos sale carísimo.

Juev 07/03/19.-Las ultima acciones del gobierno de la provincia, nos remontan a los inicios de la humanidad cuando el trueque era la forma de hacer negocios más simple y rápida, con una pequeña diferencia, en ese tiempo era trueque, por ejemplo, de alimentos, por ropa, o elementos para construir la vivienda, o cosas por el estilo, ahora es dinero por silencio, dinero del erario público.

El escandaloso silencio respecto de los temas que tienen que ver con nuestro futuro como ciudadanos de Tierra del Fuego y lo que nos va a dejar esta gestión del gobierno provincial, son tan alarmantes como impredecibles.

Vamos a ir a uno de los puntos más cuestionados al menos por este medio, el endeudamiento en 200 millones de dólares que los fueguinos deberemos pagar de aquí al 2027, es dos gestiones más de gobierno comprometidas, pagando intereses usurarios, de fondos cuyo destino aún desconocemos y que no se han visto reflejados en una mejoría de la situación general de la sociedad fueguina.

La compra de silencios o la complicidad, o como quieran llamarle es tan clara que hasta los medios nacionales están empezando a dudar de que es lo que pasa en la provincia más austral del mundo. Hace unos días el Senador nacional Julio Catalan Magni, puso en tela de juicio el sistema de comunicación de la gestión Bertone, y apuntó a Pablo Cabas, quien tiene un concepto ondulante de la comunicación institucional e impuso un sistema de distribución de pauta publicitaria según su criterio y las ganas que le pongan aquellos a los que compra, de chuparle la medias hasta dejarle los hilos.

Cabas ofrece dos pesos a los que cuestionan cada acto que perpetra este gobierno y premia con ciento de miles de pesos a quienes se arrastran hasta dejar los pelos del pecho en el piso. Catalan dijo hemos comunicado mal, estamos comunicando mal, y claro, lástima que tardó 3 años en darse cuenta, a lo que en realidad se refería es a que ya no hay forma de tapar el desastre que han provocado, no hay forma  y está mal porque lo de Cabas es propaganda, no comunicación institucional, mostrar a Bertone y ninguna obra, Bertone y anuncios faraónicos, Bertone y los obreros de una obra así sea un canilla, Bertone y los niños de las colonias, siempre sonriente, siempre feliz, como si viviera en otro país, Bertone y la Ley Malvinas pero no el texto, la foto de la gobernadora olvidando que esta lucha comenzó en 1987 y ella ni siquiera vivía aquí. Cuando hablábamos de la Isla Grande, la provincialización y la soberanía de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur y áreas circundantes. Han pasado 5 gobernadores antes que la actual y nunca se vivió una situación de crisis como la actual lo dicen hasta sus socios políticos los que se beneficiaron con casas, cargos y privilegios varios, porque se acerca el fin y como todos saben a rey muerto, rey puesto y hay que empezar a arrastrarse pero para otro lado

Es de manual, tan obvio y con tanta impunidad que solo contarlo da vergüenza, pero está llegando un punto de crisis donde hasta los que se enriquecieron con este gobierno tienen que bajar la cabeza ante la gente, no puede tapar la realidad ya ni por todo el oro del mundo, el desempleo, la pobreza, la inseguridad, la distribución de bolsones de alimentos, la ausencia del estado en salud, educación, robo de comida, ropa o calzado son incontrastables, innegables y ya no se puede ocultar, les está pasando lo mismo que a la gobernadora, ya no pueden ir a ningún lado sin que los miren con mala cara, porque han enterrado esta provincia vendiendo espejitos de colores y llenando espacios con choques, peleas familiares o borrachos al volante, mientras más de 10 mil familias o unas 40 mil personas viven de planes, bolsones y subsidios sin la más mínima posibilidad de un trabajo digno, porque no se les ocurrió jamás generar empleo genuino, reconvertir la economía o al menos dar la cara ante la crisis. La carta de las trabajadoras de Badisur me evita mayores comentarios.

El gobierno de Macri es un desastre, no hace falta ni analizarlo pero lo de la provincia no le va en saga, aquí ha pasado lo mismo o peor que a nivel nacional. Junto con Santa Cruz somos las dos únicas provincias que no dieron aumento salarial en 2018, mientras en otras, como Chaco o Santiago del Estero, se llegó a dar recomposiciones de hasta el 48%, acá el 15% con una inflación 120 % en tres años y sobre precios del 50 % respecto del continente.

Ningún indicador económico de la provincia da positivo, solo en los sueldos de los funcionarios y de la justicia que por una resolución se aumentaron en 9000 pesos los salarios.

La pregunta es cuanto le cuesta a los fueguinos esconder la pobreza?, el abandono, la desocupación, la falta de profesionales, de docentes, de escuelas habitables, cuánto cuesta silenciar todo esto, el cierre de comercios, los despidos, suspensiones, y cierre de empresas casi todos los días, los miles de jóvenes deambulando sin la más mínima posibilidad de nada, ya no hay trabajo ni de albañil. El estado paga en negro y por decreto aumenta los salarios como y cuando se le antoja.

Es todo esto un invento?, está fuera de contexto?, son delirios?, o es la realidad que los pasó por encima y ya no hay forma de despegar a Macri de Bertone porque son lo mismo, los dos nos endeudaron, los dos autorizaron tarifazos, los dos generaron un desempleo sin antecedentes, a los dos los defienden los que se beneficiaron con su política medieval, los dos censuraron todo lo que pudieron, los dos creen que han mejorado la situación, cuando la realidad muestra todo lo contrario, los dos han entregado los recursos naturales, que más hay que explicar para que se den cuenta que esto no puede seguir así?

El trueque de dinero por votos o silencios ya no da resultado, Tierra del Fuego podría estar mucho mejor, Tierra del Fuego se merece vivir mejor, pero para eso hay que esperar hasta las elecciones, no hay otra manera, no debe haber otra manera que no sea la decisión de la gente la que nos lleve a un cambio que nos abarque a todos.

Armando Cabral