CÍRCULO ROJO Los dueños del limón: quiénes concentran los u$s 550 millones que mueve Tucumán

Tucuman 14/11/2022.- El citrus es uno de los motores de la economía provincial. Pesa en el empleo y la balanza comercial. Apellidos ilustres y familias tradicionales en el top ten.

El negocio del limón genera por año en Argentina alrededor de 550 millones de dólares, de los cuales el 75% deriva de la producción que se lleva a cabo en esta provincia. El peso de la industria se hace sentir a la hora de las divisas y también impacta en suelo tucumano en términos de empleo, ya que involucra a unas 70 mil personas. Sobre esos dos pilares, la citricultura es uno de los principales motores de la economía local y está bajo el control de un puñado de jugadores: las diez firmas más grandes del sector explican al menos un 80% de la capacidad instalada y replican esa participación en materia de exportaciones. En esa cartelera selecta aparecen apellidos tradicionales como Miguens Bemberg, Otero Monsegur y Blaquier Arrieta y familias tucumanas como Lucci, Bulacio, Padilla y Trapani. En todos los casos, su presencia resulta clave para el desarrollo de la infraestructura global de la actividad, integrada por las plantaciones, empaques y plantas de procesamiento para jugos concentrados y aceites esenciales.

El lobby limonero es un actor determinante en Tucumán. Como contó Letra P, hace dos meses, cuando el ministro de Economía, Sergio Massa, anunció la implementación del «dólar soja» a $ 200 que benefició al sector agroexportador, los caciques del citrus del norte argentino reclamaron un idéntico tratamiento a través de un «dólar limón». «¿Por qué nosotros tenemos que tener un dólar atrasado y ellos uno específico para la soja?», se preguntó el empresario tucumano Pablo Padilla, presidente de la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (ACNOA). Poco después, la entidad empujó la declaración del estado de emergencia para el sector en Tucumán, medida que contempla la postergación del pago de impuestos provinciales por 365 días. Sin embargo, el objetivo de la movida, que no mueve el amperímetro en términos monetarios, fue generar un antecedente para impulsar ahora la emergencia a nivel nacional.

Tucumán, con una superficie para la actividad de alrededor de 50.000 hectáreas, concentra el 75% del mercado. Le siguen Salta (12%), Corrientes (5%) y Jujuy (3%). También hay plantaciones de menor tamaño en Buenos Aires, Catamarca y Entre Ríos, de acuerdo a un informe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). Este año la cosecha rondará las dos millones de toneladas.

El primer embarque a Taiwan, que partió hace dos semanas vía Chile por el Pacífico, es el último logro que destaca el sector. No obstante, no todas son buenas. La caída del consumo a nivel mundial dejará alrededor de 250.000 toneladas sin levantar, según datos oficiales. En la industria se espera que con algunos ajustes en la producción y el apoyo del Estado, el desequilibrio se podrá sobrellevar.

La citricultura limonera es una fuente de trabajo de relevancia. Alrededor de 44.000 personas se emplean directamente en la producción en actividades industriales, en los viveros y empaques. Además, se calcula que otros 26.000 puestos temporarios se contratan para la cosecha, entre los meses de marzo/abril hasta septiembre/octubre.

Top ten

El ranking de las diez empresas con mayor participación en el mercado está liderado por Citrusvil, con 360.000 toneladas anuales. La compañía controla el 18% de la torta. Pablo y.Daniel Lucci lideran este gigante familiar con 60 años en el mercado y con ventas que superan los 250 millones de dólares al año.

San Miguel Global se coloca en segundo término con 320.000 toneladas anuales (16%). Propiedad de Miguens Bemberg & Otero Monsegur, esta alianza entre los expropietarios de Quilmes y los exsocios del Banco Francés ya tiene presencia en Uruguay, Sudáfrica y Perú. Además, cotiza en la Bolsa porteña.

En tercer lugar, se ubica con 250.000 toneladas anuales Argenti Lemon, de la familia Bulacio. Álvaro Bulacio y su familia reparten en partes iguales los volúmenes de producción que destinan a industria y fruta fresca. En la década del ’90, el clan fue socio de Franco Macri en el mismo negocio.

 

Citromax, la firma controlada por la estadounidense Glueck, se ubica cuarta (180.000 toneladas anuales). La neoyorkina Vivian Glueck conoció Tucumán siendo muy chica cuando acompañaba a su padre en el negocio familiar y hoy lidera esta exportadora de bandera a bastones. Luego aparece la española La Moraleja, con 150.000 toneladas anuales. Pertenece a la familia del extesorero de Alianza Popular (AP), Ángel Sanchis, y concentra sus negocios locales en Salta.

 

Vicente Trapani, con 140.000 toneladas anuales, ocupa el sexto puesto. La familia Trapani está vinculada al negocio citrícola desde hace más de medio siglo, cuando en Tucumán aún reinaban las naranjas. Supieron reconvertirse y siguen proveyendo al mundo contra estación. Por eso también se explica que FGF Trapani (130.000 toneladas anuales) aparezca inmediatamente después en el ránking. FrancoGabriel Fabricio Trapani son dueños desde 2019 de Trapani Fresh, una joint venture entre Limoneira y FGF Trapani, con el objetivo ser un proveedor global de cítricos frescos de la mano de una de las compañías estadounidenses más grandes del sector.

 

En los últimos tres lugares del top ten del citrus se ubican Padilla Citrus, cuyo titular lidera la empresa familiar y también preside ACNOA; Frutucumán, de BlázquezDelotteDonato Álvarez y sucesores de Salomón Jalil; cuatro pymes exportadoras que se unieron para vender en su mayoría fruta fresca a los mercados más exigentes del mundo; y Ledesma, el gigante de los hermanos Blaquier Arrieta, el mayor exportador de naranjas de la Argentina y que también crece en limones y pomelos.

Fuente: letra P

 

loading...