El acuerdo secreto que Tierra del Fuego ya había cerrado por la vacuna rusa contra el coronavirus

Rio Grande 03/11/2020.- El gobernador Melella empezó a negociar en agosto con un fondo de inversión de Moscú y con la embajada rusa la adquisición de 150.000 dosis. También propusieron fabricarla en un laboratorio de Ushuaia

El 12 de agosto pasado es una fecha que el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, no olvidará tan fácilmente. Ese día Alberto Fernández anunciaba a todo el país que la vacuna de la Universidad de Oxford contra el COVID-19 se iba a fabricar en la Argentina para estar lista antes de diciembre. Dos horas antes de ese anuncio el mandatario fueguino había empezado a cerrar un acuerdo con Rusia para avanzar en la provisión de la vacuna Sputnik V para su provincia y no podía creer el anuncio que lanzaba el Presidente por televisión.

Casi tres meses después de aquel mensaje presidencial Melella puede respirar tranquilo. No sólo esto. El gobernador de Tierra del Fuego se considera un pionero en los acuerdos sellados con Rusia por 25 millones de dosis de la vacuna Sputnik V que ayer mencionó Alberto Fernández.

“La verdad que celebramos la determinación adoptada por el Presidente, se trata de la misma vacuna que nosotros como gobierno provincial hemos estado siguiendo de cerca sus ensayos, interesados en su evolución, y en la posibilidad que nuestra provincia sea parte de este proceso de desarrollo de la vacuna”, expresó Melella a Infobae.

El gobernador de Tierra del Fuego acordó en agosto pasado con el Fondo de Inversión Directa (RDIF) de Moscú, con el Grupo ChemRar y con la embajada de Rusia en la Argentina la compra de 150.000 vacunas contra el coronavirus disponibles para toda la población de la isla austral.

Según pudo reconstruir Infobae, el gobernador Melella mantuvo permanentes conversaciones desde agosto pasado hasta ahora con el embajador ruso, Dmitry Feoktistov y con Kirill Dmitriev, CEO de RDIF para cerrar el acuerdo por la vacuna Sputnik V.

El embajador Feoktistov recibió una carta del gobernador de Tierra del Fuego donde le agradecía las gestiones realizadas con Moscú y planteaba “el especial interés y predisposición para trabajar de manera cooperativa en las siguientes instancias proyectadas para Sputnik V, especialmente en lo que se refiere en la producción, distribución así como la adquisición de dicha vacuna”.

El acuerdo entre Rusia y Tierra del Fuego le llevó adelante con la mayor reserva. Y a pesar del anuncio de la Casa Rosada del acuerdo de Astra Zeneca con la Universidad de Oxford, Melella siguió adelante con el proyecto de la vacuna Sputnik V para Tierra del Fuego.

El 9 de septiembre pasado la embajada de Rusia en Buenos Aires emitió un breve comunicado en que mencionaba un zoom que Melella había mantenido con representantes del RIDF para “analizar la posible compra y colaboración para la producción de la vacuna Sputnik V”. El mensaje diplomático pasó inadvertido en medio de tantas noticias de contagio y fallecidos por COVID-19.

Para avanzar en el acuerdo con Tierra del Fuego, los rusos de RIDF y ChemRar le enviaron a Ushuaia un informe confidencial con los detalles de la vacuna, sus avances y los acuerdos que ya habían sellado con otros 40 países. Había estados de América latina como Brasil, Ecuador y México y otros tantos países de Medio Oriente, Africa y Asia.

El gobernador de Tierra del Fuego le informó después a la viceministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, que había avanzado en la carta formal con Rusia por el acuerdo de la vacuna el 1 de septiembre pasado.

Melella tuvo que disponer de un equipo de expertos locales y científicos de otros países en videoconferencias permanentes para estudiar los detalles técnicos de la vacuna y los acuerdos que proponían los rusos.

Kirill Dmitriev, CEO de RDIF que financia la vacuna Sputnik V.Kirill Dmitriev, CEO de RDIF que financia la vacuna Sputnik V.

El precio de la vacuna rusa aún no fue establecido o se mantiene bajo estricta reserva. Nadie se anima a decir nada al respecto. Allegados a Melella aseguraron a Infobae que se trataría de “un valor accesible”. En México o Brasil pagarían no más de 10 dólares por cada dosis.

De todas maneras, Melella espera ahora que el Gobierno nacional defina cómo hará para distribuir la vacuna Sputnik V en la Argentina. Lo concreto es que Tierra del Fuego ya tiene asegurada la llegada de las 150.000 dosis de Rusia para diciembre. Vendrán por vía aérea, independientemente del acuerdo que termine de cerrar la Casa Rosada con Moscú.

Ayer, el gobernador fueguino celebró la decisión de Alberto Fernández para que la Argentina avance en la adquisición de la vacuna rusa Sputnik V contra el COVID-19. “Realmente es una esperanza para el mundo y lo que necesitamos para combatir esta pandemia”, dijo el mandatario provincial en su cuenta de Twitter como corolario de que sus negociaciones que había empezado resultaron ser todo un adelanto en cuanto a estrategia sanitaria se refiere.

La semana pasada Rusia envió el contrato final que suscribió Tierra del Fuego, justo cuando la viceministra Vizzotti viajaba a Moscú para cerrar el acuerdo nacional. Desde el inicio de las negociaciones con Rusia, Tierra del Fuego apostó por este proyecto ruso y ahora Melella cree que se convertirá en realidad.

Fuente:infobae

loading...

Etiquetas: