Cada vez más gente recibe ayuda del Estado para alimentarse

Mart 06/10/2020.- Según el relevamiento del Ministerio de Desarrollo Social, se multiplicó la asistencia a comedores, merenderos y la Tarjeta Alimentaria llegó a 1,5 millones de hogares.

Un informe del Ministerio de Desarrollo de la Nación reveló que se multiplicó la asistencia del Estado a comedores comunitarios y escolares, merenderos y el alcance de la Tarjeta Alimentaria, para beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

En dicho documento se manifestó que, en comparación con el 2019 (bajo la gestión macrista), ahora se invirtió ocho veces más en tarjetas y módulos alimentarios, destinados a hogares con niños y niñas menores de 6 años que reciben AUH, embarazadas que perciben AUH, personas con discapacidad que reciben la AUH, organizaciones sociales, familias en situación de emergencia, comunidades aborígenes, entre otros casos de vulnerabilidades.

En total, representaron 1.5 millones de tarjetas alimentarias las que se cubrieron en los últimos meses, alcanzando la totalidad de lo programado por la cartera nacional. Aumento de la pobreza en el país “Acompañando los operativos de entrega de tarjetas realizados en el primer trimestre del año se realizaron más de 11.000 talleres a los que asistieron 656.000 personas y en los que se distribuyeron 2.365.000 folletos con información alimentaria-nutricional”, detallaron.

De esta manera, se transfirieron $5.984.384.481 hasta agosto pasado en comedores escolares, representando más del doble de los fondos destinados en todo el 2019. Asimismo, se realizaron desembolsos por $2.238.182.924 hasta agosto pasado en comedores comunitarios y merenderos, lo que representó, según lo que informan desde el ministerio que conduce Daniel Arroyo, un 20% más que lo destinado el año pasado.

INFORME DE EJECUCIÓN AGOSTO 2020 – Ministerio de Desarrollo Social
A continuación se presenta información de ejecución de las distintas actividades desarrolladas desde la Dirección Nacional de Seguridad Alimentaria, dependiente de la Secretaría de Inclusión Social, durante el ejercicio 2020.
Principales aspectos de la gestión
• Tarjeta Alimentar: Está destinada a hogares con niños y niñas menores de 6 años que reciben AUH, embarazadas que perciben AUH y personas con discapacidad que reciben la AUH. Se alcanzó a dar cobertura en pocos meses a la totalidad de los hogares previstos (1.5 millones). Los fondos acreditados a los titulares a junio 2020 son 8 veces superiores a los
destinados durante todo 2019, sumando la totalidad de las tarjetas y módulos financiados desde Nación. Acompañando los operativos de entrega de tarjetas realizados en el primer  trimestre del año se realizaron más de 11.000 talleres a los que asistieron 656.000 personas y en los que se distribuyeron 2.365.000 folletos con información alimentaria-nutricional. (Se  adjunta cuadro con detalle de ejecución mensual y provincial hasta agosto)
• Comedores Escolares: se celebraron nuevos convenios y se logró trabajar en proyectos con todas las jurisdicciones, incorporando también provincias que no habían contado con financiamiento nacional durante 2019 para el funcionamiento de sus servicios alimentarios  escolares. Los fondos transferidos a la fecha representan más del doble que los pagos
realizados durante todo el ejercicio anterior. Se mejoró la calidad nutricional de las prestaciones alimentarias financiadas.
Se transfirieron $5.984.384.481 hasta agosto pasado.
• Comedores Comunitarios y Merenderos: Se financió a todos los proyectos y
organizaciones ejecutantes con convenio. Las transferencias a junio de 2020 resultan superiores en un 20% a las realizadas durante todo el ejercicio 2019.
Se realizaron desembolsos por $2.238.182.924 hasta agosto.
Merenderos: se renovaron, ampliaron y firmaron nuevos convenios para el funcionamiento de aquellas iniciativas sociales y comunitarias que brindan servicios gratuitos de asistencia alimentaria a personas en situación de vulnerabilidad social. En el marco de la pandemia de
COVID-19 y para garantizar las condiciones de higiene recomendadas por el Ministerio de Salud, se financió también la compra de elementos de higiene como lavandina y detergente.
Durante el primer semestre se transfirieron fondos equivalentes a los pagos efectuados durante todo 2019.
Se realizaron desembolsos por $959.648.397 hasta agosto (incluye pago de cuotas pendientes de 2019 y ampliaciones y renovaciones de 2020).
• Módulos de Asistencia Alimentaria Directa: se continuó la distribución de alimentos a instituciones y organizaciones sociales para la entrega de módulos alimentarios a población en situación de vulnerabilidad social, alcanzándose a cubrir las cantidades fijadas como meta para el período.

2
Hasta agosto pasado, se entregaron 5.067.039 módulos hasta agosto pasado en todo el país.
• Módulos Covid19: a través de esta línea se financia la adquisición de alimentos secos y frescos para cubrir las prestaciones alimentarias de familias en situación de vulnerabilidad social, mediante la entrega de módulos alimentarios para atender situaciones críticas como la
pandemia de COVID-19. Ya se efectuaron transferencias a municipios de la provincia de Buenos Aires y se irán incorporando nuevos a medida que se celebren nuevos convenios con los organismos municipales.
Se financiaron módulos por $600.600.000 hasta agosto pasado.
• Proyectos Focalizados con Municipios, Provincias e Instituciones:
Proyectos Focalizados Institucionales: se renovaron convenios para la entrega de prestaciones alimentarias (principalmente raciones alimentarias) a través de organizaciones de la comunidad, incorporándose nuevas entidades. Actualmente se está trabajando en la incorporación y renovación de proyectos.
Módulos focalizados: Brinda cobertura alimentaria a personas y hogares en situación de vulnerabilidad social, geográfica o de otra índole, buscando dar cobertura a población que no se encuentra alcanzada por la Tarjeta Alimentar, en situación de emergencia y/o población aborigen, entre otros.

RENACOM: En el marco del Plan Nacional Argentina contra el Hambre, se creó el Registro Nacional de Comedores y Merenderos Comunitarios de Organizaciones de la Sociedad Civil (RENACOM), con el objeto de garantizar la elegibilidad de las organizaciones sociales y comunitarias, efectores de esta línea de acción, dotar la máxima transparencia de la asignación de recursos públicos, así como también tener una visión objetiva y estadística de la cantidad
de espacios físicos destinados a la asistencia alimentaria comunitaria. Funciona en el ámbito de la Dirección Nacional de Seguridad Alimentaria, dependiente de la Secretaría de Inclusión Social del Ministerio de Desarrollo Social. En ejecución.
“SEMBRAR” Soberanía Alimentaria: Esta línea de fortalecimiento de unidades productivas se propone fortalecer el trabajo asociativo de los productores y comercializadores de la Agricultura Familiar y la Economía Social, Solidaria y Popular, para potenciar la conformación de redes territoriales de abastecimiento local de alimentos, en articulación con las provincias, municipios, las organizaciones sociales y populares.
Está destinada a grupos asociativos de productores y comercializadores de la Agricultura Familiar y la Economía Social, Solidaria y Popular de zonas urbanas, periurbanas, rurales y comunidades de pueblos originarios quienes podrán acceder a financiamiento para el Fortalecimiento de los procesos organizacionales y de gestión de las Unidades Productivas,
mejoramiento de los procesos de producción (acceso al agua, producción frutícola y hortícola,granja, etc.) y fortalecimiento de redes y entramados productivos para la comercialización,espacios de intercambio a través de circuitos cortos o de proximidad, entre otros.

Evolución de la inversión (en miles de pesos) por mes y por provincia

4

Se firmaron convenios por $2.838.909.000 hasta agosto.
• Proyectos para personas con enfermedad celíaca: para dar cumplimiento a la
legislación vigente (ley 26.588 y su modificatoria ley 27.196), el PNSA comenzó a trabajar con las provincias con el objeto de transferir fondos para financiar proyectos que mejoren el  acceso a los alimentos a titulares de derecho con diagnóstico de enfermedad celíaca en situación de vulnerabilidad social. En todos los casos la transferencia de fondos tiene como
objetivo reforzar la ejecución de los programas provinciales.
Se firmaron convenios por $ 159.894.327.
• Pro-Huerta: durante los dos primeros trimestres se transfirieron fondos por más del doble que en todo el ejercicio 2019.
Financiamiento de 588.548 huertas familiares, 13 mil huertas escolares, 1.739 huertas comunitarias y 4.806 huertas institucionales. Suman $270.000.000 hasta al segundo trimestre.

Iniciativas puestas en marcha en el Primer Semestre:
CAPACITACIÓN Y EDUCACIÓN ALIMENTARIA NUTRICIONAL: Como parte del Plan Nacional Argentina Contra el Hambre se contempla la planificación de acciones del componente de Educación Alimentaria Nutricional, de forma transversal a todas las líneas de financiamiento
del Plan y dirigidas a la población en general. Todas estas acciones son acompañadas y fortalecidas con la producción y distribución de diversos materiales como libros, folletos, cuadernillos, afiches y textos educativos, tanto físicos como virtuales, así como también por distintas acciones de comunicación dirigidas a la comunidad. En ejecución.

El informe completo: J.D. / MC TEMAS

(Fuente www.perfil.com).

loading...