Accidentes de tránsito, la muerte naturalizada.

Sab 24/09/16 .-El titular del portal es escueto y casi formal, “terrible accidente deja como saldo un muerto”, ocurrió anoche sobre la ruta 3 a la altura del campamento YPF, dos jóvenes salieron despedidos de un corsa que colisionó de frente con una vieja camioneta, uno de ellos murió en el acto. Una víctima más de la inconsciencia, la falta de controles, la falta de campañas de educación vial y sanciones mas duras para este tipo de situaciones.

Todos los días, a toda hora hay picadas desde la rotonda del avión, hasta la rotonda de circunvalación, más aun los fines de semana, autos preparados, caños de escape libre, pasan miles de veces a toda velocidad frente a una clínica y son el calvario de miles de vecinos que viven en toda esa zona, sin embargo no se toma ninguna medida al respecto y los titulares ya no causan ninguna sensación, salvo la indignación y el saber que se pudo haber evitado.

A pesar de las miles de denuncias, nunca se hizo nada, al igual que con otras tantas situaciones que tienen que ver con el tránsito, la cantidad de personas alcoholizadas que son detectadas todos los fines de semana, choques con conductores que a media mañana tienen 1,5 % de alcohol en sangre, falta de documentación, y así podríamos seguir in eternum, pero lo que nos preocupa es la muerte, en Rio Grande es semanal, todos los fines de semana hay un accidente fatal en nuestra ciudad y tanto las autoridades de transito como todos los vecinos saben dónde y cuándo son estas picadas trágicas.

La cantidad de niños que son atendidos en la guardia del hospital por accidentes de transito es incalculable, aun así, no hay forma de hacer que los padres les pongan el cinturón y los sienten en el asiento trasero. Van parados pegados contra el parabrisas, entre los asientos delanteros, en cualquier lugar menos donde deben ir.

Los jóvenes del accidente, de los cuales uno murió instantáneamente iban sin cinturones de seguridad, eso me hace recordar que no hay una sola campaña de educación vial en los medios de comunicación, ni provinciales, ni municipales, hay como un desinterés generalizado, ya no por los que se matan en este tipo de estupideces, sino por quienes son potenciales víctimas de borrachos al volante, o chicos con autos de carreras que hacen picadas en pleno centro. La persona que iba en la camioneta contra la que se estrelló este auto quedó con su vida arruinada para siempre, nadie le devolverá, lo que perdió y gracias a Dios esta vivo, el trauma de un momento así quedara para siempre en sus retinas, ¿y si hubiera muerto?, como ya ocurrió en otros accidentes, quien le explica a su familia que se trato de un accidente.

Insisto el problema no es que ellos tengan el accidente, el problema es que ya han matado familias completas en este tipo de idioteces. Hay que terminar con esto de una santísima vez.

Los accidentes se pueden prevenir, pero no cuando el estado se desprende de todo eso, una de las pruebas más cabales de lo que digo es el veto del intendente de Ushuaia a la tolerancia cero con el alcohol a quienes conducen un vehículo. En Rio Grande ni siquiera se atreven a proponer una cosa semejante, pero si se cobran multan abultadísimas por mal estacionamiento, cuando no hay lugar donde estacionar o por falta de documentación, como por ejemplo el seguro del auto.

Lo peor de todo es que cualquiera de estos campeones del TC van a Punta Arenas y cumplen a raja tabla con todas las normas porque sino van presos, allí tampoco se puede tomar alcohol y conducir porque hay tolerancia cero, es la prueba cabal de que aquí todo esta mal.

Los muertos siguen sumando estadísticas, la falta de controles, la desidia, la venta de alcohol a menores, el consumo de drogas, más autos de alta gama son un coctel mortal y está más que probado. Antes decíamos cuántos tienen que morir para que hagan un control, ahora decimos, se mató otro más y la estadística sigue subiendo, mientras las autoridades leen los titulares de los diarios y pasan a la siguiente página.

 

Armando Cabral

loading...

Etiquetas: , ,