Un Malba lleno para debatir en torno al periodismo digital

Dan Gillmor, Jean Francois Fogel y Pablo Bockzkowski analizaron el nuevo mundo online PENSADORES. FOGEL, BOCZKOWSKI Y GILLMOR. LA REVOLUCION DIGITAL ESTA EN MARCHA PENSADORES. FOGEL, BOCZKOWSKI Y GILLMOR. LA REVOLUCION DIGITAL ESTA EN MARCHA

Discutir, polemizar y reflexionar sobre el presente y futuro del periodismo online fue la fórmula elegida por Clarín.com para festejar sus primeros 10 años de vida.

Con una asistencia masiva que rebasó las 300 plazas del auditorio del Malba (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires) la denominada Jornada Internacional de Periodismo Digital cautivó a periodistas y estudiantes de Comunicación con tres notables presentaciones a cargo Dan Gillmor, Jean-Francois Fogel y Pablo Boczkowski, prestigiosos profesionales y académicos del periodismo online.

Antes, la apertura del encuentro estuvo a cargo de Ricardo Kirschbaum, Editor General del diario Clarín, mientras que las presentaciones de rigor y la moderación del debate quedaron en manos de Guillermo Culell, Gerente de Contenidos de Clarín.com.

Dan Gillmor fue quien tomó primero la palabra. El autor de «Nosotros, el medio» reflexionó sobre el rol del periodista y el protagonismo que adquirió la audiencia de los medios online. «Internet es ahora un medio mucho más democrático de lo que ha sido antes», advirtió. Y adjudicó este cambio a las muchas posibilidades que ofrece la Web para que el usuario mismo recopile información y a las herramientas y tecnologías comunes, que tanto los profesionales del periodismo online como los propios usuarios pueden manejar.

Que los cimientos del periodismo tradicional y digital se sacuden día a día es un dato insoslayable. La multiplicidad de fuentes informativas de las que dispone el lector y los canales participativos que se abren en esta nueva realidad informativa (enviando a través de Internet fotos digitales, audios o videos a una redacción) han sido, según Gillmor, los grandes generadores de este último cambio.

Ponderar la voz —y la participación— del público es uno de los ítems que más le gusta resaltar. Es el llamado periodismo participativo y periodismo ciudadano. En ese sentido, y apoyando esa idea, ya no es raro escucharlo decir, con convicción contagiosa, su frase de cabecera: «Los lectores, o mi audiencia, saben más que yo».

El sociólogo e investigador ar gentino Pablo Boczkowski, profesor en el Departamento de Estudios de Comunicación de la Universidad de Northwestern, se refirió especialmente a la organización interna de las empresas periodísticas; concretamente, se detuvo exhibiendo cifras precisas, en las descripción del impacto que generó y genera la tecnología modificando el proceso de producción noticiosa dentro de la empresa. Para él, el producto noticioso final adquirió también otro valor (las noticias del diario online, por caso, que marcan agenda).

Sus explicaciones recogieron los resultados de una larga investigación que incluyó trabajo de campo, relevamiento de datos y entrevistas en el interior mismo de la redacción de Clarín.com durante el año pasado. «El futuro se inventa, hay que experimentar; experimentar aunque mañana no sirva lo de hoy».

El francés Jean-Franois Fogel abrió su exposición de tono técnico pero también cultural y sociológico, refiriéndose a otro de los grandes cambios que trajo Internet: una nueva práctica de lectura y relación con las noticias. «Sin comienzo ni final definidos, nosotros (como lectores) nos desplazamos dentro del contenido, circulamos dentro de esas estructuras», dijo.

Volviendo sobre uno de los comentarios que había efectuado Boczkowski, retomó el concepto de «experimentación permanente» y lo graficó con su propio paso por el sitio Le Monde: «Allí hemos mezclado cosas que violarían cualquier norma básica de periodismo. Proponemos información más opinión, publicamos tanto lo que produce la redacción como lo que trae la audiencia, mezclamos material de archivo con información reciente y, si en otro sitio hay algo mejor que lo que tenemos nosotros con respecto a determinado tema, se lo señalamos al lector y le damos la dirección para que vaya a buscar ahí».

Esta reflexión, que provocó la risa del auditorio, cerró con una oportuna aclaración: «…Y somos un medio muy respetado, eh, no vayan a creer…».

El ejemplo le sirvió para mostrar que la audiencia acepta los cambios, que la audiencia ya cambió y que ella misma no acepta un solo punto de vista a nivel informativo.

«En el periodismo digital, la visión única va a desaparecer; se debe aceptar la existencia del pluralismo en las perspectivas», concluyó.

loading...