Reclamo desmedido y politizado

· El Vicegobernador Hugo Cóccaro aseguró que no todos los docentes ni padres se suman al reclamo del gremio: «Es un sector del SUTEF, movilizado por algunos dirigentes que no conocen otra forma de hacer política». «Estamos haciendo todos los esfuerzos y vamos a seguir trabajando para construir nuevos edificios escolares para la Provincia» ratificó «y los docentes que trabajan, los padres y la comunidad evaluarán si lo que plantean estos dirigentes es motivo para suspender o no las clases» dijo Cóccaro.

Ushuaia.- En declaraciones a la prensa tras el acto de esta mañana, el vicegobernador respondió acerca de la persistencia del reclamo docente.
El mandatario distinguió que «son algunos sectores intolerantes que parecen no entender la situación financiera que atraviesa la Provincia, pero es una minoría absoluta que no tiene nada que ver con el pensamiento de la mayoría de la gente». A lo largo de la improvisada rueda de prensa, Cóccaro reiteró su certeza en cuanto a que «no son todos los docentes» quienes encaran este sistemático reclamo.
El mandatario aclaró que se trata «de algunos dirigentes del SUTEF, con algo muy bien orquestado por quienes les parece que esa es la forma de hacer política». Cóccaro dudó de que «el accionar de estos dirigentes sea compartido por la mayoría de los docentes de buena voluntad, ni por los padres».
Remarcó la situación de deterioro que debió afrontarse en la faz

edilicia. «Estamos haciendo todos los esfuerzos y vamos a seguir trabajando para construir nuevos edificios escolares para la Provincia» ratificó «y los docentes que trabajan, los padres y la comunidad evaluarán si lo que plantean estos dirigentes es motivo para suspender o no las clases» sentenció, habilitando el derecho a la crítica para todos los integrantes de la comunidad educativa, más allá de la exclusividad que cierto sector gremial pretende reservarse sobre el tema.

El titular del Ejecutivo provincial detalló que los docentes recibieron

“un aumento salarial” hace poco tiempo atrás, «y se está cumpliendo a rajatabla con la recomposición, pese a todos los inconvenientes financieros heredados». pero que en la actualidad, desde el gremio se insiste en un nuevo aumento.

Cóccaro admitió que «si bien existen inconvenientes en algunos edificios y estamos trabajando para solucionarlos, pero pedimos un poco de paciencia».

El vicegobernador no descartó que detrás de la protesta desmedida del sector gremial «persigan otros objetivos», más politizados.

De cara a la confrontación constante que propone el gremio y que no permite dialogar en esta condiciones según reconoció el mandatario, no obstante ratificó que «el Gobierno no se retirará de las paritarias” pero abogó para que en la mesa de discusión “estén representados democráticamente todos los docentes y no una parte de la dirigencia gremial «.

loading...