Fue condenada a 2 años de prision es suspenso

La ex secretaria de Asuntos Sociales de la Municipalidad de Rio Grande durante la Gestion de Mario Jorge Colazo, fue condenada hoy a la pena de 2 años de prisión de en suspenso, e inhabilitada a perpetuidad para ejercer cualquier cargo público.

La la decisión del Tribunal de Juicio Oral se aplicó en la causa iniciada en 1999 cuando la entonces funcionaria favoreció a sus dos hijas y una allegada con pasajes sociales.
El Tribunal de Juicio Oral estuvo conformado por los Dres. Walter Tabarez Guerrero, Javier Muschnick y Juan José Varela, condenó hoy a la ex Secretaria de Asuntos Sociales, Marisa Dumé, a la pena de dos años de prisión en suspenso e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, al ser encontrada penalmente responsable del delito de defraudación a la administración pública en dos hechos.
Dumé fue enjuiciada en relación a la causa de 1999, cuando siendo Secretaria de Asuntos Sociales de la Municipalidad, favoreció con pasajes sociales a sus dos hijas, quienes estudiaban en la provincia de Mendoza, y una mujer identificada como Juana Oyarzabal, quien había sido su suegra hasta meses antes.
Las tres personas viajaron con pasajes destinados a asistencia social, pese a que no se trataba de casos sociales o de indigentes ni mucho menos.
Dumé además de la condena que le permite continuar en libertad, deberá someterse a la tutela de un patronato, y además cumplir normas de conducta.

Pedidos de 3 años de prisión y absolución en los alegatos

Previo a la lectura del veredicto las partes habían alegado, en el caso del fiscal de la causa, el Dr. Luis Giménez, solicitando una pena de 3 años de prisión en suspenso y 6 años de inhabilitación especial.
Giménez enumeró ante el tribunal la prueba documental y testimonial en contra de Dumé, evaluando su comportamiento grave, y reclamando ante ello una condena ejemplar.
El abogado de Dumé, el Dr. Federico Wagner, solicitó la absolución en base al decreto municipal 242 del año 1989, donde aseguró que no había requisitos sociales para acceder al beneficio de un pasaje.
A esto el abogado sumó además que los pasajes de las hijas de Dumé habían sido costeados con el programa de millas que sumaba el Ejecutivo Municipal en la cuenta que tenía en Aerolíneas Argentinas, las cuales no considera como patrimonio municipal, ya que la aerolínea podían disponer libremente de la clausura del contrato y el municipio no tendría en ese caso libre disponibilidad de ese bien.
En el caso de Oyarzabal, Wagner alegó que el pasaje fue pagado en efectivo, y no con el cheque que tradicional la Municipalidad extendía para costear los pasajes, ante lo que puso en duda la figura penal de la defraudación.

loading...