El presidente de la entidad adelanto un futuro de desarrollo progresivo

Enrique Jurkowski, presidente de AFARTE, la asociación que nuclea a las fábricas de electrónicos, evaluó las actividades fabriles en la provincia y el país, poniendo de manifiesto las posibilidades a futuro, que tiene este importante sector de la producción en nuestra provincia. El empresario dialogo con La Licuadora en el marco de la XXVII Exposición Rural de Tierra del Fuego, desarrollada este fin de semana en la Oveja Negra. El empresario sostuvo que las empresas han entrado en una etapa de desarrollo progresivo a la vez que pronostico un importante avance tecnológico.

Río Grande.- El presidente de AFARTE –Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica, lic. Enrique Jurkowski hizo un repaso de la situación que vive hoy la industria electrónica en la provincia a la vez que resalto los aportes que ha generado la misma.
El presidente de la Asociación participo en la Exposición organizada por la Asociación Rural de Tierra del Fuego, el pasado fin de semana, en el stand en el que se hallaban representadas varias empresas electrónicas.
Jurkowski puso de manifiesto el crecimiento sostenido de la industria electrónica local, con posterioridad a la última crisis económica que vivió el país. Industria ésta en su mayoría conformada por capitales argentinos, que soportaron el duro revés ocurrido en los años 2001 y 2002, cuando, las de capitales extranjeros, optaron por dejar el país y radicarse, muchas de ellas en el vecino país del Brasil.
A partir de la rápida recuperación del mercado argentino, desde el 2003 en adelante, las empresas que quedaron afincadas vieron, paulatina y gradualmente concretadas sus aspiraciones de brindar el abastecimiento del mercado argentino.
El licenciado Jurkowski, refirió sobre la temática, destacando los factores que influyeron en esta recuperación, “las razones del crecimiento son: primero, porque existía una infraestructura industrial con mucha capacidad, con mucha inversión en Tierra el Fuego y segundo por que se comenzó a recuperar el mercado, la demanda”, comentó. A lo que agregó “además, el Gobierno nacional, tuvo una política atinada de defender a la industria en algunos productos”.
“Es cierto que la industria ha tenido un gran crecimiento, pero no el que debía haber sido, esto es porque, en realidad, existen todavía condiciones muy desfavorables para la industria argentina en relación con la industria del Brasil y con la de China”, criticó.
Informó que el problema de competitividad con el vecino país se origina en la gran asimetría en relación con impuestos y en materia aduanera, señalando que ese es el principal motor de que muchas empresas hayan emigrado a ese destino. La misma problemática, dijo, se hace presente con los productos de fabricación china.
Continuando con su exposición, señaló que “hay muy pocas categorías de productos en las que podemos, como industria nacional, sobrevivir. En la manufactura de esos productos hemos sobrevivido porque el Gobierno Nacional ha defendidos la industria y de alguna forma no permite que vengan importaciones tan abiertamente como antes. Esos son los motivos por los cuales la industria ha crecido”.
Hizo referencia al momento de gran renovación tecnológica que se vive por estos momentos en el mundo; lo que se manifiesta en el notorio reemplazo de tecnología, y que puede apreciarse palmariamente en que, productos comunes, como los video grabadores son reemplazados por los aparatos de DVD, y en que los televisores standard son sustituidos por otros con pantalla de plasma o de cristal líquido.
Aportando información detallada acerca del proceso de desarrollo y actualización en el cual se encuentra inmersa la industria electrónica, Jurowski sostuvo “en el mundo globalizado de hoy, la tecnología también esta globalizada. Hay una única forma de fabricar un producto electrónico, y es hacerlo de acuerdo a una serie de parámetros tecnológicos que si no se cumplen, nunca va a funcionar o su vida va a ser muy corta”.
“La industria nacional que ha logrado sobrevivir hasta hoy, está respaldada por empresarios que conocen este negocio, que han hecho muchas inversiones y que, como se puede apreciar, media un vínculo tecnológico o asociación con una empresa extranjera, que es la que suministra tecnología. De manera que, los productos que se elaboran acá, son los mismos que se fabrican en Japón, EEUU o Europa”, aseveró.
“El nivel tecnológico de las fábricas del país es el mismo que el de cualquier lugar del mundo. Los procesos productivos en las nuestras plantas están mucho más integrados que en la mayoría de los países del mundo”, agregó.
Señaló que existen oportunidades de elaborar nuevos productos, pero que las condiciones de competencia internacional son muy duras para las empresas radicadas en Argentina.
“El Gobierno nacional ha tomados medidas para que no haya una invasión masiva de televisores de Brasil, y de aire acondicionados y hornos microondas de China, pero nada más; entonces no hemos tenido todavía una solución de fondo para corregir las asimetrías impositivas y aduaneras con Brasil y defendernos más y mejor del país Asiático. Ahí es donde todavía nos está faltando trabajar más con el gobierno Nacional para tener más oportunidades en Tierra del Fuego”, abundó.
El presidente hizo especial referencia a que la política de fondo a implementarse para la defensa, conservación y desarrollo de la industria nacional depende del Gobierno Argentino. A la par que manifestó un agradecido reconocimiento a los sucesivos gobernantes de Tierra del Fuego, quienes, desde todas las gestiones han apoyado a los emprendimientos industriales.
Hizo hincapié en lo que significó la industria como factor de desarrollo en Tierra del Fuego, a partir de la década de los años 80.
Informó asimismo, que la industria electrónica hoy ocupa, en la provincia, a unas 3500 personas, 2500 en Río Grande y unas 1000 en Ushuaia, las cuales perciben salarios altos, comparados con los haberes que perciben empleados de otras industrias.
Mencionó del importante rol que ha jugado la industria electrónica en el crecimiento poblacional de Tierra del Fuego y en la radicación de familias; con la oferta de trabajo y el otorgamiento de créditos a los empleados, para la adquisición de viviendas.

Ley 19.640 y decreto 490

Ante la vigencia, para la provincia, la Ley 19.640, que exime del pago de todo impuesto nacional que pueda corresponder por hechos, actividades u operaciones que se realizan en la provincia de Tierra del Fuego, o por bienes existentes en el ámbito de su territorio; ley ésta que, partiendo de la creación de una “zona franca”, ha beneficiado en gran medida las actividades industriales en la zona.
Sobre el particular, Jurkowski opinó sobre la conveniencia de este cuerpo legal, del que aseguró, “la intención de los industriales está puesta en el sentido de que debe prorrogarse la vigencia de ésta, que concluye en el año2012, por otro período de 10 años.
Por otro lado, y en relación al decreto 490/2003, de Promoción Industrial, -que reglamentó la Ley 19.640 en el marco de la declaración de emergencia pública en materia social, económica, administrativa, financiera y cambiaria que afectó al país a principios de esta década-, al que se acogieron las empresas radicadas en Tierra del Fuego, con el fin de obtener beneficios para sus productos, el licenciado, aseguró “ nos dio la oportunidad a todos, en igualdad de condiciones de adecuar nuestros proyectos”.
A pesar del acierto en materia del régimen legal aplicado en la provincia, desde el Gobierno Nacional, para beneficio de la industria local, “el tema de que haya o no más industria en el futuro, depende de como se traten las importaciones de terceros países, especialmente de Brasil”, finalizo.

loading...