La CE anunció que limitará su veda sólo a Corrientes

Néstor Kirchner se defendió de las acusaciones de los ganaderos. Dijo que el problema se superará pronto. Satisfacción porque Europa sólo trabará ventas de Corrientes. Las autoridades sanitarias trabajan para limitar el brote de aftosa a la zona de Corrientes.

“Argentina saldrá rápidamente” del problema de la aftosa, pronosticó ayer Néstor Kir-chner, al referirse por primera vez al tema. También respondió a quienes especulan con alguna responsabilidad del Gobierno por la aparición de esta enfermedad. “Nos duele mucho” escuchar “algunos pensamientos un poco groseros respecto del tema, porque a nosotros no nos alegra de ninguna manera que haya aftosa.” “Queremos que la baja del precio de la carne –remató– sea por la conciencia del sector productor y frigorífico y no por la aftosa.” Ayer en Liniers la carne bajó 10 centavos. Pero la noticia más celebrada ayer, mientras llegaba información sobre la caída de ventas al exterior, fue que la Unión Europea anticipó que sólo limitará su veda a la carne que provenga de Corrientes, lo mismo que resolvió Rusia, otro comprador de peso.

De manera muy indirecta, el Presidente también dio indicios de las sospechas del Poder Ejecutivo sobre el ingreso de ganado infectado por contrabando.

Kirchner indicó que el descubrimiento de animales con aftosa es una “contingencia que calculo viene más por situaciones que les ha tocado vivir a otros países, que propiamente nuestras”. Fue una referencia tangencial a la hipótesis del contrabando, que el Gobierno considera claramente como la más probable. Mucho más directo en ese sentido fue una de las autoridades internacionales del frigorífico Swift. Desde Suiza, Jorge Bowie sostuvo que “existen algunos vecinos como Paraguay que no tienen un servicio sanitario confiable”. “Lo que pasó en Brasil (adonde reapareció la aftosa en octubre pasado) también vino vía Paraguay y, por eso, habría que pensar en una política conjunta para armar una comitiva que analice los controles paraguayos.”

Senasa desmintió la aparición de un nuevo brote de aftosa en Corrientes. Las autoridades sanitarias confían en que el brote quede restringido. Pero eso no quedará claro hasta dentro de unas semanas. Bajo la hipótesis del contrabando, la incógnita es si animales infectados pueden haber sido enviados a otros puntos del país. En ese caso, las consecuencias serán mucho más graves. Por el momento, las negociaciones encaradas por la Secretaría de Agricultura van logrando reducir el impacto. Lo más significativo ayer fue que la Unión Europea adelantó que sólo trabaría las ventas de la zona de Corrientes, adonde se detectó la enfermedad, mientras que Rusia hizo lo propio.

“La Comisión prepara una decisión que prohíbe la importación de carne bovina de los departamentos de Corrientes afectados por el brote”, señaló el portavoz europeo en cuestiones de Salud y Protección del Consumidor, Philip Tod. “La decisión será sometida el jueves próximo al Comité para la Cadena Alimentaria Salud Animal, que debe dar su aprobación en este tipo de cuestiones”, continuó el vocero, en referencia a un grupo de expertos de los 25 Estados miembros de la UE. “No tenemos urgencia porque las autoridades argentinas nos informaron de inmediato lo que ocurre y ya bloquearon las exportaciones de los departamentos afectados”’, completó Tod.

A pesar de que la caída de exportaciones no tendría la magnitud que se temió en un principio, algunos frigoríficos no tardaron en tomar medidas de ajuste. La planta de Swift en la localidad santafesina de Gobernador Gálvez dispuso la suspensión de uno de sus turnos y otorgó “vacaciones forzadas” a 250 trabajadores. Por otra parte, el secretario general del sindicato de la Carne de Rosario, José Fantini, advirtió que “unos 2700 trabajadores de frigoríficos exportadores están en peligro de no mantener su fuente laboral”.

El Gobierno considera que las versiones más tremendistas buscan generar un clima de presión para que elimine las retenciones a las exportaciones. El director del frigorífico Quickfood, Miguel Gorelik, dijo que “debido a la aftosa y a la emergencia sanitaria decretada por el Senasa, nos parece lógico que el Gobierno desactive en forma urgente el Registro de Operaciones de Exportación (ROE) y que disponga la eliminación de las retenciones y la devolución de los reintegros, porque desaparece el fantasma que llevó a tomar este tipo de medidas”. Desde Economía descartan cualquiera de esas medidas.

Pagina12

loading...