Cristina habló de “un pacto oculto de desestabilización”

La candidata a senadora bonaerense dijo que el mismo “consiste en crear un clima de violencia antes de las elecciones”. En diálogo con Clarín.com , el canciller Bielsa aludió a sectores piqueteros, mientras que fuentes de la jefatura de Gabinete apuntaron contra Castells

Esta vez, el eje del discurso no fue golpear al duhaldismo. En el lanzamiento de la campaña nacional del kirchnerismo, en Rosario, la candidata a senadora bonaerense por el Frente para la Victoria, Cristina Kirchner, morigeró la confrontación directa contra Chiche Duhalde, su declarada rival en las legislativas del 23 de octubre. Sin embargo, en ese mar de palabras, la primera dama habló de “pacto oculto de desestabilización”. No dio nombres, pero las primeras interpretaciones hechas desde el Gobierno apuntaron a los últimos acampes piqueteros en Plaza de Mayo, como así también al líder del Movimiento Independiente de Jubilados y Pensionados (MIJD), Raúl Castells.

Las versiones acerca de quién se había referido Cristina cuando aludió a “gente que hasta no hace mucho era invitada a la Quinta de Olivos” como los protagonistas de esos supuestos pactos de desestabilización comenzaron apenas terminó el acto. En ese sentido, fuentes oficiales consultadas por Clarín.com apuntaron que Cristina se refirió a Castells, al recordar que el piquetero había sido recibido “en otros tiempos” en Olivos.

También el canciller Rafael Bielsa se encargó de interpretar las palabras de Cristina. Consultado por este diario, Bielsa apuntó a ciertos sectores piqueteros, que no identificó. “No es casual que en momentos electorales algunas situaciones se tensen, se mezcle lo que fue un reclamo social, como son los piqueteros, con acciones mucho más directas que tienen que ver con acciones políticas. (Cristina) Se refirió a eso, que registramos como algo anómalo en tiempos normales y que de repente aparecen en momentos en que se dirime una puja electoral”, consideró.

Sin embargo, Bielsa desestimó que se hable de algún líder piquetero en particular. “Este gobierno no se caracteriza por las medias tintas y las medias palabras. De manera que si se hubiese referido a alguien en particular lo hubiese dicho con nombre y apellido. Nunca hemos tenido problemas en llamar a las cosas por su nombre.

La senadora por Santa Cruz afirmó esta noche que hay un pacto oculto de desestabilización. “Quiero hablar de un pacto, tal vez más oculto. El pacto de desestabilización, que consiste en crear, poco antes de las elecciones, cierto clima de violencia, usando gente que hasta no hace mucho era invitada a la Quinta de Olivos”, sostuvo Cristina.

Todos juntos para el puntapié inicial en Rosario

El acto de lanzamiento del Frente para las elecciones legislativas del 23 de octubre contó, como no podía ser de otra manera, con la presencia del Presidente y de gran parte de su gabinete, más las principales figuras de la política local.

En el primer tramo de su discurso, Cristina dijo que “ayer sentí como nunca el orgullo de ser ciudadana argentina. En Pilar, asistí a un encuentro convocado por un premio Nobel de Economía (en referencia a Joseph Stiglitz), y pude escuchar allí, de boca de él, plantearnos a nosotros, a los argentinos, como un nuevo modelo alternativo a seguir”.

“También sentí mucho orgullo como compañera de toda la vida” del primer mandatario, cuando Stiglitz “decía estas cosas de los argentinos y de su labor (la de Kirchner) como Presidente”, afirmó Cristina desde el escenario. El discurso previo fue del candidato a diputado nacional santafesino Agustín Rossi. Sus palabras de esta noche fueron calificadas por Bielsa como “encantadoras y emotivas”.

Pero la oradora principal, claro está, era Cristina. “Hay un antes y un después del 25 de mayo de 2003 (fecha en la que asumió Kirchner). Hasta ese día, los argentinos que tenían trabajo pensaban en el miedo a perderlo. Hoy, hemos roto el mito que nos había instalado el Consenso de Washington con la ayuda de algunos compatriotas, que decía que para crecer había que precarizar el trabajo y explotar a la gente”.

También “hay un antes y un después con la deuda externa: un antes en donde no sabíamos como salíamos. Escuché hasta la peregrina idea de cambiar territorio por deuda. Y un después, un punto de inflexión, porque se negoció en las mejores condiciones posibles, no lo digo yo, lo dice el mundo”, fundamentó la candidata a senadora.

“Trabajo, desendeudamiento, educación. Falta mucho, claro que falta. Pero hace 30 años que veníamos para atrás. Nunca habíamos dejado de retroceder. Hemos hecho en estos dos años muchas cosas, y faltan muchas más por hacer, por eso estamos aquí”, expresó Cristina.

“También hay un antes y un después en la forma de hacer política. Antes fue la historia de los pactos, de los negociados. A algunos no se les cae una sola idea de la cabeza, y otros no las pueden contar, porque si las cuentan los argentinos se darían cuenta de que no son quienes los van a representar”.

En el acto, con una estética bien alejada de la usada por el PJ bonaerense, sólo hubo banderas argentinas y tres escenarios para albergar a los candidatos de todo el país, a funcionarios y gobernadores, dispuestos en el estadio cubierto de Newell’s. El Presidente (entre el gobernador de Santa Fe, Jorge Obeid, y el senador Carlos Reutemann) siguió las palabras de su esposa desde uno de los escenarios laterales, junto con buena parte del gabinete.

Los carteles con las leyendas “Kirchner hasta la victoria” y “Kristina senadora” quedaron fuera del estadio. En la calle, se instalaron pantallas gigantes para que todo pudiese ser seguido por los simpatizantes que no pudieron entrar. El escenario central sólo estuvo decorado por una inmensa bandera argentina con las palabras “Frente para la Victoria”, al estilo K.

Fuente Diario Clarin

loading...