Los argentinos todavía no dimensionamos el estado de situación a la que nos encaminamos.

Rio Grande 18/12/2023.- La devaluación del 1118% del peso perpetrada por el nuevo gobierno, no tiene antecedentes en la historia, salvo la llevada a cabo en 1992 que fue del 100% y que harían que diez pesos de entonces fueran mil de ahora. Esta situación que recién comienza, sumada a la especulación de precios y el decreto de emergencia energética que prevé alzas importantes en los costos, aun no ha sido dimensionada y los efectos en enero, febrero y marzo pueden ser devastadores para las familias de menores ingresos.

La crisis por la que comienza a transitar la argentina, con la estatización de una deuda privada de 30.000 millones de dólares correspondiente en gran parte al grupo Mirgor que lidera el actual Ministro de Economía, la liberación de precios en el mercado, decreto de emergencia energética y la brutal remarcación que se llevó a cabo en la primer semana, hacen que muchos aun sigan pensando que esto lo va a pagar la lo que Javier Milei, denomina «la casta», de la que el ahora forma parte, y que obviamente no se ve alcanzada por ninguna de estas medidas.

Este ajuste ya lo esta padeciendo la gente de menores recursos, los trabajadores, que ya eran pobres aun trabajando, los jubilados a quienes se les va a anular el sistema de movilidad jubilatoria, las pymes, emprendedores y pequeños comerciantes, estos últimos perjudicados por la liberación de los precios de los alquileres y su dolarización, otro aumento muy fuerte que se vera reflejado en las facturas del mes próximo.

Las provincias que ya entendieron esta situación, se vio reflejado el recorte como, San Juan y Chubut, donde se achica el sueldo del gobernador, hasta en 50 %  y así hasta el del ultimo empleado publico, además de adelantar que se pagaran los salarios de diciembre en dos cuotas, al igual que el aguinaldo.

En Chubut el recorte es del 30%, pero se dan de bajas todos los contratos y se revisan todas las designaciones del ultimo año. Por otro lado, 11 provincias decretaron la emergencia económica y otro tanto se reunirán este martes con el gobierno nacional para pedir que se restituya el impuesto a las ganancias que antes aplaudieron cuando Sergio Massa tomó esa decisión, porque la quita de ese impuesto implica un gran recorte en la coparticipacion, que en Tierra del Fuego alcanza los 26 mil millones en 2024, cosa que habíamos adelantado.

Aun así, el gobernador Gustavo Melella, en su discurso de jura por un segundo mandato, aclaró que «el ajuste no es el camino» y se mostró en oposición a la política económica del gobierno nacional, cuestionó a los empresarios que especulan con los precios y destacó que habrá que trabajar mucho para salir adelante. No hubo anuncios sobre recortes de ningún tipo en la provincia mas austral del pais.

Pero algunas señales ya se pueden ver como la caída de las reservas en el turismo, mas del 54 % en el pais, se cayeron, y los usuarios prefieren perder una seña, que pagar los precios que se cobran hoy por 15 días en los lugares turísticos, Ushuaia se va a ver seriamente afectada, no solo por el aumento de alquileres temporarios, sino por la abrumadora suba de los pasajes, que hoy rozan el millón de pesos para un tramo, Buenos Aires/Ushuaia/Buenos Aires. Estos montos los hacen inalcanzables para cualquier argentino.

Los alimentos, en Rio Grande han sufrido una remarcación de hasta el 70 % en algunos casos, mientras que los salarios, están casi 50% por debajo de la inflación después de la devaluación. La carne paso de costar 4500 pesos el kilo a mas de 9000 hoy lunes, los combustibles 62 % en 15 días y no hay techo, los materiales de construcción en algunos lugares aumentaron mas del 60 %, transportes públicos, sin subsidio, podrían superar los 500 pesos, en el caso de los colectivos.

Todo hace suponer que en los próximos 6 meses los argentinos, solo vamos a poder comprar alimentos, o pagar el alquiler, o los servicios, pero no todo junto como estábamos acostumbrados. Gastar para lo que alcance y no endeudarse en nada será el objetivo a lograr por parte de los trabajadores, y los sectores de menores ingresos.

Si el ajuste no es de arriba hacia abajo, no tiene ningún sentido y es mas de lo mismo, los que pagan siempre son los mismos, pero insistimos, esto aun no ha sido dimensionado por gran parte de la ciudadanía, y no deja a ningún sector fuera de la recesión que viene en los próximos meses y que será muy complicada de sobrellevar. Había otra salida, pero se optó por la de siempre, castigar al ciudadano de a pie.

www.lalicuadoratdf.com.ar

 

loading...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *